Lecturas 1966 - 2017
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2011
  • 2010
  • 2009
  • 2008
  • 2007
  • 1991
  • 1990
  • 1975
  • 1974
  • 1973
  • 1972
  • 1971
  • 1970
  • 1969
  • 1968
  • 1967
  • 1966
  • 2016
    Rut
    Biblia de América
    PPC Editorial
    Madrid, 2013
     
    Rut forma parte del libro sagrado de los judíos y es el texto dieciséis del Antiguo Testamento de los cristianos. Solo tiene cuatro capítulos y es uno de los textos más breves. Los acontecimientos descritos se ubican en época del juez Gedeón (1162–1122 a.C.). De manera oral se piensa que la historia empieza a contarse poco antes en el reinado de David (1011-971 a.C.). Algunos ubican la redacción en la época de Samuel (1100–1020 a.C.). La mayoría de los especialistas sostienen que el texto fue escrito después del exilio de Babilonia en el siglo IV a.C.
    El libro cuenta la historia de la familia de Elimelec, un hombre de Belén de Judá que emigró al país de Moab. Lo hace con Noemí, su mujer, y sus dos hijos. Él muere. Sus hijos se casan con dos moabitas, Orpa y Rut. Ellos mueren sin dejar descendencia. Orpa vuelve con su familia, pero Rut decide acompañar a su suegra Noemí, que regresa a Belén. Ellas al llegar no tienen nada. Rut empieza a trabajar en los campos de Booz, que es primo de la familia de Elimelec. Por ley a un pariente más cercano toca decidir si quiere tomar por esposa a Rut. No lo hace y ese derecho-obligación recae en Booz. Se consuma el matrimonio. De éste nace Obed, que será el abuelo del rey David. Rut por decisión propia ingresa a la religión judía. La bisabuela de David es una gentil.
    El autor intenta responder a realidades de la época en que se escribe el texto. De manera concreta a las preocupaciones que despierta el matrimonio entre judíos y extranjeras. Después del exilio sobre este asunto la comunidad se divide en dos tendencias: una cerrada que prohíbe los matrimonios mixtos y otra abierta que asume deben permitirse. Los tiempos son otros. El judaísmo no puede permanecer aislado del mundo que lo rodea.
    El mensaje teológico del autor del libro es demostrar la gloria de Dios a través de Rut, que es modelo de bondad, fidelidad y solidaridad al tiempo que de obediencia y coraje. Su actuación es un ejemplo concreto de las virtudes que sostiene el judaísmo. Dios permite grandes males incluso a las personas comunes, pero siempre está ahí, para quien le es fiel. Ella, la extranjera que se convierte al verdadero Dios, va a ser la bisabuela de David. Para Dios no hay distinción de razas. Protege a todos los que creen en él sin importar su nacionalidad.
    La escritura, de gran calidad literaria, está llena de símbolos. Los nombres de todos los personajes tienen significado y forman parte de la narración. Tres ejemplos: Noemí (“mi graciosa”), Orfa (“la que vuelve la espalda”) y Rut (“la compañera”). El libro de Rut es una bella historia de amor y de solidaridad. Es también una historia de fe y confianza en Dios. Algunos críticos literarios piensan que Rut es una de las obras maestras de la literatura hebrea.
     
    2016
    San Juan de la Cruz, enamorado de Dios
    Élisabeth Reynaud
    Editorial Atlántida

    Barcelona, 2001

     
    El texto se inscribe dentro de la hagiografía, que el diccionario de la Real Academia define como “historia de las vidas de los santos” y también como “biografía excesivamente elogiosa”. Para el caso de esta obra valen las dos. Es un aborde biográfico a la figura de san Juan de la Cruz (Fontiveros, 1542 – Úbeda, 1591) donde se elogia la figura y la vida del santo. A pesar de esto, el texto es interesante y ofrece valiosa información del personaje y de su entorno.
    La autora, de origen francés, es novelista, ensayista y guionista. Es una especialista en la historia del Siglo de Oro español. Ha escrito también Teresa de Ávila o el placer divino. Publicado en español por la misma editorial. En el prólogo plantea que “Dios, para Juan, no está lejos. Está en nosotros. Es nosotros. Siempre que le concedamos el vacío suficiente para que llene, con su inmensidad, el espacio liberado de nuestra vida interior”.
    Y recuerda que Paul Valéry decía acerca de la obra de san Juan que “allí se encuentran los testimonios de una conciencia de sí y de un poder de descripción de las cosas no sensibles de los que la literatura ofrece pocos ejemplos. La melodía sagrada está acompañada por un sabio contrapunto que teje alrededor del canto todo un sistema de disciplina interior. El pensamiento puro tiene su poesía”. Y ella añade que “cuando el poeta, habiendo entregado hasta su último aliento de vida para alcanzar la verdad más elevada, desaparece, se ausenta detrás de lo más puro de si mismo: su visión. Si ella atravesó sin daño los accidentes del pensamiento y del tiempo, entonces es digna de llegar hasta nosotros”.
    El texto reconstruye la vida del santo, de su nacimiento a su muerte, en el marco de la España del siglo XVI, la del Siglo de Oro, bajo el gobierno de Carlos V y su hijo Felipe II. Está bien documentado el esfuerzo de la reforma del Carmelo, tanto femenil como varonil, que inicia santa Teresa de Jesús (Ávila, 1515 – Alba de Tormes, 1582). Se describe las tensiones entre los carmelitas calzados y descalzos, a los que pertenece san Juan, y la contribución de éste a la reforma. De los cargos y responsabilidades que se le asignan. De las fundaciones de la rama femenil y varonil en las que participa.
    Ofrece datos, para entender el ambiente “místico” y de exaltación religiosa en el que vive una parte de la sociedad española en la segunda mitad del siglo XVI. Se extiende en la experiencia de san Juan como confesor y guía espiritual a lo largo de su vida. Lo hace con sus hermanos, pero sobre todo con las religiosas carmelitas y con mujeres laicas a las que frecuenta. Él mismo algún tiempo es guía de santa Teresa, que es de mayor edad que él.
    La autora se adentra, ofrece mucha información, sobre el proceso místico de san Juan. Hace también referencia al de santa Teresa. Relaciona esta experiencia con la producción poética de dos de los grandes autores de la poesía española del Siglo de Oro. En algunos de los capítulos transcribe, parte de algunas de sus poesías y escritos y ofrece elementos, para entender el tiempo y la circunstancia en las que fueron redactados.
    Datos que me llaman la atención y no los tenía registrados son: el tiempo que san Juan es alumno de los jesuitas; la importancia que tuvieron para él, los Ejercicios Espirituales de san Ignacio de Loyola; el haberse ofrecido, para venir a la Nueva España y el encarcelamiento de diez meses por sus propios hermanos, cuando todavía no se dividen las provincias de los carmelitas descalzos y calzados. Para él esa experiencia es fundamental.
    El texto está bien escrito y la traducción es buena. Se lee con facilidad y también interés. A pesar de que es una obra elogiosa de la vida del santo, la autora narra hechos y no abusa de los adjetivos. Es una redacción directa, que ofrece mucha información. Es un texto informado de la época, de las y los carmelitas, de la vida de san Juan, de la mística religiosa y de la literatura mística. Es una buena introducción a la lectura de san Juan y a una biografía más académica.
     
    Versión original: Jean de la Croix, fou de dieu, Editions Grasset & Fasquelle, 1999. Traducción del francés al español de Florencia Fernández Feijóo.
    2016
    El amasiato
    El pacto secreto Peña-Calderón y otras traiciones panistas  
    Álvaro Delgado

    Ediciones Proceso

    México, 2016
    Pp. 191
     
    Una vez más, el periodista Álvaro Delgado aborda el tema del PAN a la que ya ha dedicado otras publicaciones. Hace más de diez años que le da seguimiento. El libro de divide en dos partes. Los primeros cinco capítulos tratan de la campaña a la presidencia de la República de la panista Josefina   Vázquez Mota. Los otros seis capítulos abordan las supuestas corrupciones del PAN, en las presidencias de Martínez, Nava y Madero, y el también supuesto acuerdo del candidato Peña Nieto y el presidente Calderón.
    Delgado, para articular su texto utiliza como fuentes entrevistas periodísticas y documentos. Las entrevistas son interesantes, por lo que dice la gente, pero todavía más por lo que no dice. El autor da por bueno lo que le dicen y no confronta si eso es verdad. En todo caso revela la visión que tiene el entrevistado sobre el tema, pero no necesariamente es la realidad. Delgado concede que todas las personas con las que se encuentra son objetivas y dicen lo que realmente sucedió.
    Las entrevistas son la riqueza y la debilidad del texto. Cada quien habla como le fue en la feria. Lo que los informantes dicen habría que confrontarlo, para saber si es verdadero. De sucesos que se plantean en el libro, tengo versiones distintas de actores que también estuvieron implicados. Algunas de esas versiones echarían por tierra las tesis centrales del texto.
    Lo que presenta Delgado, a partir de sus fuentes, son versiones de los sucesos. Todo se basa en dichos, pero no en el análisis de los hechos que exigiría más fuentes de información. Esto lleva a dar por bueno versiones parciales que no se acercan a la realidad de lo que realmente sucedió o es sólo una parte de la verdad. La realidad es más compleja y requería un trabajo más profundo de investigación.
    El texto está bien escrito y es ágil. Hay oficio periodístico. Ya una vez Delgado fue Premio Nacional de Periodismo por un trabajo sobre El Yunque, una organización de extrema derecha incrustrada en el PAN.  Las tesis centrales pienso no se sostienen sólo a partir de declaraciones, cada quien tienen su propio interés y quiere llevar el agua a su molino. Hay también suposiciones en voz de otros o del mismo autor.
    Él también adelanta juicios que con la información que ofrece no se prueban. Son eso, suposiciones, plausibles y sugerentes, pero nada más. El problema es que se dan por buenas. Resulta interesante leer el texto, para ver cómo los entrevistados enfrentan la entrevista y también saber qué piensan de los hechos en los que estuvieron inmersos. Hay muchas voces, pero faltan otras muchas. Sería interesante saber qué piensan de lo que vivieron y de la visión que tienen de lo que dicen los otros.
    2016
    Rosy & John
    Pierre Lemaitre
    Editorial Alfaguara

    México, 2016

    Pp. 158
     
    John Garnier es un joven solitario, hijo de una madre soltera. Pierde su trabajo tras la muerte misteriosa de su jefe, después su novia es asesinada y por ello su madre, Rosy, está en la cárcel. Madre e hijo tienen una relación extraña de mutua dependencia. Para sacar a su madre de la cárcel diseña un complejo operativo que consiste en detonar siete bombas en Francia. Después del primer estallido en una escuela, que no causa víctimas mortales, se entrega a la policía.
    El comisario Camille Verhoeben se hace cargo del caso. John plantea a la policía que liberen a su madre y que les entreguen pasaportes con otra identidad, cuatro millones de francos y un vuelo, para viajar a Australia. A cambio él les dirá dónde están las bombas antes de que estallen. Verhoeben pronto se da cuenta que está ante un caso particular. Los métodos convencionales de investigación no van a funcionar. ¿Quién es Garnier? ¿Qué pretende? ¿Hasta dónde quiere llegar? El comandante Verhoeben es un tipo entrañable, que se aleja de las clásicas maneras del comportamiento de los policías.
    John ante la tortura se mantiene firme. Ese no es el camino para doblarlo y hacer que diga donde están las bombas. Estalla una segunda, en la lógica que él había anunciado, que tampoco causa daños. Los más altos funcionarios del gobierno francés están enterados del caso. En un principio no quieren ceder, pero al final lo hacen. El costo político de no hacer caso a lo que propone John es muy alto. Rosy y John van al aeropuerto. De manera inesperada obliga al chofer a tomar otra ruta. Ya en el lugar, madre e hijo se ponen a bailar. De pronto John hace estallar la bomba. Madre e hijo mueren. El desenlace es imprevisible.
    Lemaitre, en 2013 gana el Premio Goulcart por la novela Nos vemos allá arriba. Rosy & John se estructura en pequeños capítulos de gran intensidad. El autor aborda el tema de una manera que siempre mantiene el interés. Se quiere saber que sigue y cómo se desarrollan los acontecimientos. La trama no es convencional y siempre hay sorpresas. La situación y los personajes son creíbles. Son seres humanos reales que sufren y viven su propia condición.
    La escritura es directa y poderosa. No hay excesos o florituras. Se va siempre al grano. El autor maneja el género de la novela negra como pocos. Rompe con los convencionalismos y al mismo tiempo, de manera creativa, juega con ellos. Rosy & John es la tercera entrega de la serie del comandante Camille Verhoeven, las dos anteriores fueron Irène (2006) y Alex (2011). Se anuncia una cuarta con el nombre de Camille.
    Versión original: Rosy & John, Librairie Générale Française, 2013. Traducción del francés al español de Juan Carlos Durán Romero.
    Pierre Lemaitre, París en 1951. Con Irène (2006), su primer thriller, recibe el Premio a la Primera Novela Policíaca del Festival de Cine Policiaco de Cognac. Con ella inicia la serie que protagoniza el inspector Camille Verhoeven. La segunda es Alex(2011), ganadora del Crime Writers Association International Dagger Award. TheFinancial Times, lo puso como uno de los mejores libros del año. El tercero de la serie es Rosy & John (2012) y el cuarto Camille. Vestido de novia (2009), Premio del Salon du Polar, está siendo adaptada al cine. De 2010, es Ejecutivos negros. En 2013, ganar el Premio Goncourt con su novela Nos vemos allá arriba. El novelista es también guionista de ficción y de series de televisión. Ha sido profesor de literatura francesa y norteamericana. Además de los premios mencionados ha obtenido el Premio de Novela Negra Europea, el Premio a la mejor novela francesa del 2013 de la revista Lire, el Premio Roman France Télévisions y el Premio de los Libreros de Nancy. Su obra ha sido traducida a 18 idiomas.
    2016
    En el año del retorno
    Relato del padre Pablo Louvet, S.J.
    Ediciones Diocesanas de la Tarahumara

    Sisoguichi, Chihuahua, 2000

    Pp. 89
     
    La colección Tarahumara 100 años, del cual este texto es parte, se ha hecho para celebrar los cien años del retorno de los jesuitas a la misión de San Pedro Clavé, en la Tarahumara Alta. Éste es el relato que el padre Pablo Louvet, S.J. redacta en Sisoguichi, primer lugar al que llegan los jesuitas. El padre escribe en el diario de la residencia: “el día 12 de octubre del año 1900, quinto aniversario de la Coronación de Nuestra Señora de Guadalupe, después de 133 años de ausencia, motivada por la expulsión de los jesuitas de todo el territorio de ambas Españas, llevada a cabo por orden de Carlos III, tres sacerdotes y un hermano coadjutor, volvían a hacerse cargo de la misión tan floreciente en otro tiempo de los indígenas tarahumares”.
    El primer grupo al que toca la restauración está integrado por los padres: “Antonio Arocena, de cincuenta y seis años de edad, natural de Azcoitia, Guipúzcua, España, que entró a la Compañía el año de 1886, superior de la misión; P. José Vargas, de treinta y cuatro años de edad, natural de Morelia, Michoacán, que entró en la Compañía en el año de 1879; P. Pablo Louvet, de treinta y cinco años de edad, natural de Carquemont, Doubs, Francia, que entró en el año de 1884. H. Coadjutor Nicasio Gorgorza, de treinta y dos años de edad, natural de Azpeitia, Guipúzcua, España, que entró el año 1886. Todos hicieron ya sus últimos votos”.
    Louvet lleva el diario de octubre a diciembre de 1900 y de enero a octubre de 1901. El siete de noviembre él, junto con el padre provincial, el padre Borbolla, de superior, y el hermano Nicasio Gogorza, parten a fundar la residencia de Norogachi. El 10 de octubre queda oficialmente establecido el segundo puesto de misión. El diario en Sisoguchi queda a cargo del padre José Aguirre, S.J. El padre Louvet en noviembre y diciembre de 1900 estructura el diario con el registro de las visitas que los padres hacen a las comunidades de: Cusárare; Norogachic; Santa Anita; Guachochic; Cavórachic; Papajichic; Pahuichic; Tetahuíchic; Samachique; Guaguachique; Guagüeivo; Pamchic y Bacíburiachic. En 1991 el diario lo organiza por meses.
    En el texto se habla del deterioro de las iglesias y las casas adjuntas. Todo está destruido. Los recorridos son largos y a veces sin guía. Los padres duermen sobre paja y tienen dificultades para conseguir comida. Intentan aprender la lengua tarahumara. En estas visitas el trabajo se concentra en administrar los sacramentos de manera particular la confesión, la comunión y el matrimonio. Celebran misa, y predican.
    En el texto Louvet deja constancia de lo que piensa sobre los indígenas y el trabajo misional. Realiza juicios de valor desde la perspectiva de su cultura. Ve a la Compañía y a él mismo como un agente civilizador. Al mismo tiempo se plantea la necesidad de una vida más justa y plena para los indígenas. Es un relato de época que ofrece mucha información muestra con claridad cómo entienden su trabajo, que piensan de los indios y cuál es su propósito.
    La caligrafía es muy buena, vienen algunas páginas para verla. Se respeta la ortografía de la época. Hay anotaciones y notas al calce del propio Louvet. Hay 33 fotos en blanco y negro, la mayoría sobre las iglesias. Hay fotos de los años veinte, treinta y cuarenta y algunas de los sesenta. Hay un mapa que sitúa los pueblos visitados. El texto es claro y se lee con facilidad. Es testimonio de una época que debe ser juzgada en su propio tiempo y no desde el hoy.
    2016
    Maestra
    L.S. Hilton
    Roca Editorial


    México, 2016

    pp. 347
     
    Es la primera novela de una trilogía que ya se ha traducido a 32 idiomas. Es un éxito editorial que pronto se verá en el cine.  La protagonista, Judith Rashleigh, lleva una doble vida. Es una joven interesada en el arte que trabaja como ayudante en una casa de subastas de Londres. De noche, a invitación de una amiga, ha empezado a trabajar en un bar donde sólo tiene que oír a los clientes. Allí gana muy bien y su vida cambia. Ahora se compra ropa de marca.
    Por accidente descubre un fraude millonario que su jefe está a punto de realizar. Su jefe la ve mientras revisa un cuadro –objeto del fraude–   y por ello la despide,  junto con el compañero que le dio acceso a ver la obra. Su vida cambia de nuevo de manera radical: de repente no tiene nada. Su proyecto de vida ha sido trastocado. Se va a la Rivera francesa y ahí se hace invitar por un millonario a viajar en su yate. Entra a un mundo de lujo y de negocios turbios al que nunca había tenido acceso. En poco tiempo se acostumbra a una vida de lujo que le resulta fascinante y que no quiere perder.
    Una serie de circunstancias la conectan con quien va a operar el fraude que ella había descubierto previamente.  Eso la involucra en acontecimientos que exigen su máxima atención, pues en ello le va la vida. Trabaja para hacer realidad lo que se propone, con un proyecto claro en mente y con fuerza de voluntad férrea . En ese proceso traspasa todos los límites.
    Este es un thriller psicológico en el que se mezclan el poder, el lujo, la corrupción, el sexo y el crimen. La autora plantea que para alcanzar lo que se quiere todo es válido: el fin justifica los medios. Es una trama llena de eventos inesperados, en los que la protagonista pasa por un proceso rápido e intenso: de la joven culta e interesada en el arte que quiere labrarse una carrera en ese mundo, a una mujer de una amoralidad absoluta a quien  todo le es válido para obtener aquello que quiere.
    La redacción es ágil y atractiva.  Se lee rápido y con facilidad.  Se combinan una dosis bien pensada de sexo, violencia, lujo, arte, moda, restaurantes, cocina y lugares, para hacer una novela exitosa. La intriga y el ritmo son centrales y es realmente un thriller. Hay una buena construcción narrativa y una prosa directa. Es, con todo, una obra superficial con componentes propios del best seller.
    Versión original: Maestra, Bonnier Publishing, Londres, 2016. La traducción del inglés al español es de Santiago Rey.
    2016
    Donación Maples Arce
    Museo Nacional de Arte
    México, 2016


    Pp. 166

     
    La exposición Donación: Maples Arce, se integra con las obras y objetos donados al Museo Nacional de Arte (MUNAL) en 1985, 1991 y 2015 por Blanca, la esposa, y Mireya, la hija de Manuel Maple Arce (Papantla, Veracruz, 1900-Ciudad de México, 1981), cabeza del movimiento estridentista (1921-1927).
    El catálogo tiene tres textos. El primero, Una familia de donantes: Maple Arce Vermeerch, de María Estela Duarte Sánchez, trata sobre el proceso de la donación. Para las dos primeras, la de 1985 y 1992, refiere a textos ya publicados sobre las mismas. Se concentra en la de 2015 y establece cómo se dio y cuál es su importancia.
    Vida e inspiración poética de Manuel Maple Arce, de Mireya Maples Vermeerch, hija de Manuel y Blanca, es el segundo. Se aborda momentos de la vida de líder del movimiento y hay un acercamiento a su obra poética en sus distintas etapas. Es una introducción al personaje y al artista.
    El tercero, De los recuerdos sobre Maples Arce y su amor por las obras de arte, de Mireya Maples Vermeerch, hace un recorrido sobre cómo se hizo la colección tanto de autores nacionales como de extranjeros. En su condición de diplomático Maples Arce vivió en muchos países. En particular en su estancia en Japón pudo hacerse de una importante cantidad de obras de arte. Después de su muerte, en distintos momentos la familia vendió las obras de autores extranjeros, pero conservó, por voluntad de él, las de los nacionales, para donarlas a México.
    En el catálogo se ofrece una Galería de artistas, con una pequeña semblanza de los integrantes del movimiento estridentista. En la Lista catalográfica hay una foto y descripción de cada una de las obras donadas. Se añade una Tabla de contenidos, Bibliografía y la versión en inglés del catálogo. Está ilustrado con buenas reproducciones de las obras, de las publicaciones, de las fotografías y el mobiliario.
    El texto ofrece elementos básicos, para conocer qué fue y quiénes integraron el movimiento estridentista. Reproduce también algunas de las obras claves creadas por los artistas que participaron en él. La edición está bien cuidada y la selección de color y la impresión son de buena calidad.
    2016
    Voces de Chernóbil
    Svetlana Alexiévich
    Editorial Debate


    México, 2015

    Pp. 406
     
    “El 26 de abril de 1986, a la 1 h 23′ 58’’, una serie de explosiones destruyeron el reactor y el edificio del cuarto bloque energético de la Central Eléctrica Atómica (CEA) de Chernóbil, situada cerca de la frontera bielorrusa. La catástrofe de Chernóbil se convirtió en el desastre tecnológico más grave del siglo XX”, dice Aklexiévich, Premio Nobel de Literatura 2015, quien recoge el testimonio de la población que vivió, sufrió y sigue sufriendo, esa tragedia que todavía no termina de dimensionarse.
    En 2016 se cumplieron 30 años de la explosión. La autora, como introducción para situar los testimonios de las personas a las que entrevista, a quienes da la voz, sitúa los hechos. Plantea qué fue lo que pasó, describe cómo actuaron las autoridades para resolver el problema y enfrentar la emergencia. Deja constancia de su incapacidad e irresponsabilidad. Establece cuáles fueron los efectos de la radiación sobre millones de personas, la desaparición, para siempre, de cientos de pueblos. A quién se culpó de los hechos y cuál ha sido su castigo. Qué países, de la entonces Unión Soviética, fueron afectados. Dimensiona en cifras la gravedad de los hechos y deja ver cómo esta tragedia es única en la historia.
    Los siguientes capítulos se articulan a partir del testimonio de los cientos de personas entrevistadas por Aklexiévich. Personas que desde muy distintas perspectivas son testigos y víctimas de lo que ocurrió en    Chernóbil. A partir de entonces sus vidas cambiaron. Los habitantes de la región afectada tenían experiencia de la guerra. Algunos habían participado en la II Guerra Mundial, otros más jóvenes la había sufrido y otros habían oído hablar de ella. Sabían que era, qué efectos produjo y cómo se debía actuar. Se sabían vencedores y que habían podido reconstruir sus pueblos. En ellos vivían desde siglos.
    Chernóbil en nada se le parece. Es algo distinto y único. Como efecto de la explosión ya nunca más podrán volver a sus pueblos, al lugar de sus ancestros. Las comunidades fueron enterradas. En otro lado de la geografía deben construir una nueva vida. Cada uno intenta, por su cuenta, hacer frente a lo que pasó. Los efectos de la radiación nuclear eran desconocidos para todos. Los campesinos de la región no sabían lo que podía pasar. Al momento de la explosión nadie les dijo qué debían hacer. Días después empieza la evacuación.
    El impacto radioactivo de la explosión equivale a 350 bombas como las que se lanzaron sobre Hiroshima. Los testimonios recogen las vivencias de lo que sucedió ese día y los que siguieron. Recoge también cómo eso ha seguido afectando sus vidas. Cómo han visto morir, años después, a sus familiares y a sus amigos, por el efecto de la radiación. Cómo ellos han tenido que enfrentar esa realidad que afecta su salud y los hace distintos. Aklexiévich deja que la gente hable, algunos lo hacen por primera vez. Les duele recordar. Les duele haber sido engañados. Les duele saber que nunca más volverán al hogar de origen.
    La manera como la autora organiza el material de las entrevistas enfrenta al lector con el testimonio directo, desencarnado, de seres humanos que han vivido, que viven, una situación que es única. En la historia de su país y del mundo sólo ellos la han sufrido. La fuerza del texto es el respeto a la narración personal de cada uno de los entrevistados. El conjunto de las voces crean un gigantesco coro, que grita lo que ahí pasó, pero que ahora sigue pasando. La pesadilla no ha terminado. La pesadilla no es algo imaginario. Es real.
    Versión original: Tchernobylskaia Moltiva, 1997. La traducción del ruso al español es de Ricardo San Vicente.
    2016
    Nehemías
    Biblia de América
    PPC Editorial


    Madrid, 2013

     
    Nehemías, forma parte del libro sagrado de los judíos, y es el texto quince del Antiguo Testamento de los cristianos. Y el cuarto de los escritos que forman parte del relato que se conoce como la historia cronística, que se integra con I y II Crónicas, Esdras y Nehemías. Los especialistas coinciden en señalar que este texto fue uno solo con el de Esdras. Se separan en los primeros siglos de la era cristiana. Es el último de los libros históricos de la Biblia.
    Esdras y Nehemías relatan sucesos de un siglo, que va de 538 a.C. hasta el fin de la actividad de Nehemías     en 432 a.C. La etapa que corresponde a este libro abarca de 445 a.C., que es cuando él llega a Jerusalén, hasta 424 a.C. cuando desarrolla su segunda misión. Su mandato como gobernador va de 445 a.C. a 433 a.C. Es probable que perteneciera a la tribu de Judá, y su familia era de Jerusalén. Vivió durante la dominación persa de Judea y fue copero del rey Artajerjes I, de quien obtuvo permiso para regresar a Jerusalén con la misión de reconstruir los muros de la ciudad. Completó las obras del escriba Esdras antes de regresar a prestar servicio en la corte persa.
    El texto fue escrito en la primera mitad del siglo V a.C. Hay versiones distintas sobre quien redactó el texto. Algunos sostienen que es una redacción conjunta entre Esdras y Nehemías. En este caso el coordinador de la redacción habría sido el último. Esto tampoco se puede probar de manera contundente. Si Nehemías fue el autor, el libro se escribió entre 431 a.C. y 430 a. C. Los especialistas coinciden en señalar que el autor de I y II Crónicas no corresponde con el de los dos últimos libros de la historia cronística, aunque pertenecían a la misma escuela literaria y es muy probable que formaban parte del personal de servicio del Templo.
    Los especialistas plantean que el texto tiene un claro valor histórico. Quien lo escribe conoce la historia y sabe utilizar las fuentes que están a su disposición. El texto corrige y profundiza la historia deuteronómica. Hay la intención de convertir al rey David en la figura más importante de la historia de Israel, a quien se considera que perfecciona las leyes de Moisés.
    El libro se divide en cuatro partes. La primera es la reconstrucción de las murallas de Jerusalén y el encuentro de Nehemías con los que habían regresado de Babilonia (1 a 7). La segunda es una descripción de las prácticas religiosas entre los judíos durante este periodo (8-10). La tercera es un censo del crecimiento demográfico de Jerusalén, un recuento de la población adulta masculina, un registro de los nombres de los jefes de familia y las listas de sacerdotes y levitas (11 y 12). La cuarta es la dedicación del muro de Jerusalén, el arreglo del templo y las reformas llevadas a cabo por Nehemías (12 y 13).
    El mensaje histórico-teológico tiene un carácter reformador de los símbolos y las prácticas religiosas del pueblo. El camino que han tomado es el correcto y en él deben continuar. Su deber es adorar a Dios y tener confianza en él. Dios, entonces, responderá a esa confianza y nunca dejará a su pueblo.
     
    2016
    Esdras
    Biblia de América
    PPC Editorial


    Madrid, 2013

     
    Esdras, forma parte del libro sagrado de los judíos, y es el texto catorce del Antiguo Testamento de los cristianos. Es el tercero de los escritos que forman parte del relato que se conoce como la historia cronística, que se integra con I y II Crónicas, Esdras y Nehemías. Los especialistas coinciden en señalar que este texto y el de Nehemías eran uno solo. Se separan en los primeros siglos de la era cristiana.
    Fue escrito en la primera mitad del siglo V a.C. Hay versiones distintas sobre quien escribió el texto. Algunos afirman que fue el mismo Esdras, pero no hay certeza. Otros sostienen que es una redacción conjunta entre Esdras y Nehemías. En este caso el coordinador de la redacción habría sido el último. Esto tampoco se puede probar de manera contundente.
    El libro narra la vida de las primeras comunidades que retornan a la Tierra Prometida después del exilio de Babilonia. Es la época en la que reina Ciro el Grande (538 a.C.) y Darío I (515 a.C.). Abarca un siglo de la historia de Israel. Se divide en dos partes: La primera va del capítulo uno al seis que narra el primer regreso bajo el liderazgo de Zorobabel y el inicio de la construcción del segundo templo. La segunda parte da cuenta de manera detallada del ministerio de Esdras en Jerusalén, que ocurre cuando los personajes de la primera parte ya han muerto. El énfasis de su trabajo es garantizar que se termine la reconstrucción del templo y la “purificación” de los judíos que se han casado con extranjeras.
    Los especialistas plantean que el texto tiene un claro valor histórico. Quien lo escribe conoce la historia y sabe utilizar las fuentes que están a su disposición. Es cierto, con todo, que se tergiversan ciertos acontecimientos, para fortalecer la figura de David. Eso, con todo, no descalifica el esfuerzo de ofrecer un relato realmente histórico del período que se considera en el libro. El texto corrige y profundiza la historia deuteronómica. Hay la intención de convertir al rey David en la figura más importante de la historia de Israel, al quien se considera que perfecciona las leyes de Moisés.
    El mensaje histórico-teológico se centra en la reconstrucción del templo y la purificación de los judíos. Es el camino correcto, para ser fieles a la alianza con Dios. La predicación de los profetas mantiene la esperanza e invita al orden y respeto de la Ley. Después del castigo del exilio surge un nuevo tiempo para el pueblo de Israel, que se acerca a Dios. Se abren sinagogas y escuelas de escribas que son expresión de esta nueva época, que es de bendiciones.
    2016
    Jesuitas en el mar
    Textos en torno a Eusebio Kino S.J. No. II
    Gabriel Gómez Padilla


    Universidad de Guadalajara

    México, 2008
    Pp. 139
     
    El texto ofrece la versión facsimilar del diario de viaje que el padre Eusebio Kino S.J., emprende de Génova a Sevilla en 1678. Su destino final es México. Van 19 jesuitas. Unos pasan por México rumbo a Asia y otros se quedan ahí. El texto original se encuentra en los Archivos Estatales de Baviera, en Münich, Alemania.
    Al documento falta la primera foja y por lo mismo no se sabe con certeza quién es el destinatario del diario. Gabriel Gómez Padilla sostiene que el texto, de nueve páginas, está dirigido al padre Weinhart, que fuera maestro de novicios de Kino, o al padre Henrico Sherer, que fue su maestro de geografía. Kino tiene especial interés que el diario llegue al colegio de Ingolstadt.
    El diario está firmado el 27 de julio de 1678. En él Kino narra la travesía a bordo de la Capitana y el San Nicolás, por el Mediterráneo. Describe la vida en el navío, las comidas, el alojamiento y la condición de sus compañeros durante la travesía de 29 días. Explica cómo se preparan para enfrentar el ataque de los piratas que finalmente nunca se da. Habla de la predicación y la confesión de los marineros. De la estancia en Alicante y la llegada a Cádiz y Sevilla. Hay un esfuerzo por registrar la “aventura”, es el inicio de su viaje con destino a México, para misionar con los “infieles”. Hay la intención de que el texto sea leído por otros. No es un diario íntimo sino uno que se comparte.
    Gómez Padilla, especialista de la obra y los escritos de Kino, en el Estudio histórico aborda de manera sintética la importancia del Mar Mediterráneo en la historia y también describe a los pasajeros, las naves y los marinos en el tiempo del viaje. Da cuenta de cómo Kino y el padre Elías Antonio Kerschspamer sortean el destino misional. Al primero toca México y al segundo China. Ofrece también información del viaje por las islas, de Génova a Cádiz, y la escala que realizan los jesuitas en Alicante. Al llegar a Cádiz, ven cómo las 44 naves de la armada española que va hacia las Indias ya ha partido. Tendrán que esperar al siguiente año, para reanudar el viaje. Narra también el destino que tuvieron los 18 jesuitas que acompañan a Kino.
    El libro ofrece la transcripción latina y la traducción de la misma al español. En Apéndices documentales se añaden dos cartas de Kino, que son de despedida y están relacionadas con el viaje, escritas también en 1678, una para el padre Segismundo Schnurnberg, S.J. y otra para don Pietro Luca di Caldaro, a quien llama su protector. El texto es muy rico en notas: el Estudio histórico tiene 134, la traducción del diario al español 56 y los Apéndices documentales 11. Revela el trabajo minucioso y detallado de Gómez Padilla, que en la Universidad de Guadalajara dirige una colección dedicada a la obra de Kino. Se ofrece también una cronología, un mapa del viaje, una amplia bibliografía y un índice analístico.
    Título original: De itinere maritimo P. Eusebii Chini ceterorumque 18 missionarium Societatis Jesu, Genu Gades usque, ephemeris sue diarium. Hispali 27 julii anno 1978. BayHstA, jesuítica 607 fols.2-6. Traducción del latín al español de Gustavo Knoderer (+) y Raúl Torres Martínez.
    2016
    Los perros negros
    Ian McEwan
    Editorial Anagrama


    Barcelona, 2009

    Pp. 211
     
    Jeremy, a los 40 años decide escribir la biografía de sus suegros June y Bernard Termaine. A los ocho años queda huérfano. De adolescente visita en sus casas a los padres de sus compañeros de clase en una época en la que éstos no quieren saber nada de ellos. Profesa un amor filial a los padres de su esposa.
    El contexto donde se desarrolla la historia es la II Guerra Mundial y el largo siglo XX. En 1946, al término de la guerra, June y Bernard se casan y se van de luna de miel a Francia. Poco después de su matrimonio los dos toman caminos diferentes, pero nunca se divorcian. En el mundo que se abre después de la guerra y la manera en que evoluciona la sociedad cada uno opta por una vida distinta.
    La opción de Bernard, es el pensamiento científico. Su mirada no es afectiva sino analítica. Busca que el mundo cambie y mejore, pero lo hace desde una posición pragmática que debe ofrecer resultados. June, en cambio, está a la búsqueda de un mundo interior que dé lugar a la trascendencia espiritual, para encontrarse con la verdad infinita que es fuente de paz y da sentido de la vida.
    Bernard se inserta en el mundo del trabajo y June se retira a vivir en la soledad, para dar lugar a la contemplación. Han pasado los años, pero los dos, por separado, le dicen a Jeremy que se siguen queriendo. En la historia familiar sale, de vez en cuando, el tema de los perros negros, pero no se aclara cuál es su significado.
    La novela, la historia de lo suegros de Jeremy -sostienen algunos críticos- es el recurso que utiliza McEwan para reflexionar sobre la evolución de la Europa de la posguerra hasta la caída del muro de Berlín. Son 40 años. Cuando jóvenes, June y Bernard fueron comunistas convencidos. Los dos con el paso del tiempo, por razones distintas que dicen de su personalidad y convicciones, renuncian al partido.
    McEwan publica la novela en 1992. En 1989, tres años antes, cae el muro de Berlín y con él se viene a tierra la construcción de la alternativa socialista y se abre una nueva etapa de optimismo. Es el fin de los regímenes totalitarios. El socialismo real fracasa. La alternativa a un mundo mejor, ya no transita por esa posibilidad.
    Al final se revela la clave de la historia familiar de los perros negros. En los territorios conquistados por los nazis utilizaban perros negros para mantener a raya y violentar a los prisioneros. En particular a las mujeres. Los nazis en la huida de Francia, tras su derrota, abandonan a los perros, que vagan por el campo. En la lucha la supervivencia violenta a la gente.
    June en la luna de miel es atacada por estos perros. Se defiende sola y hace huir a los perros. Bernard está lejos y no se da cuenta de lo que pasa. José Andrés Rojo, crítico literario de El País, plantea que McEwan “sugiere una hipótesis escalofriante: el mal que resumen de modo terrorífico los perros negros habitan también en el corazón de los inocentes”.
    Versión original: Blak Dogs, Jonathan Capa, Londres, 1992. Traducción del inglés al español de Maribel De Juan.
    2016
    II Crónicas
    Biblia de América
    PPC Editorial


    Madrid, 2013

     
    II Crónicas forma parte del libro sagrado de los judíos y es texto trece del Antiguo Testamento de los cristianos. Es el segundo de los textos que forman parte del relato que se conoce como la historia cronística, que se integra con I y II Crónicas, Esdras y Nehemías. Se narra parte de hechos presentes en la historia deuteronomista, pero de manera distinta.
    El trabajo de estos redactores se conoce como midrás o midrash, que es un género literario que consiste en actualizar y reinterpretar los textos antiguos a partir de su propia visión teológica. La historia cronística se escribe en el siglo IV a.C. y se toma como fuente los libros I y II Samuel y I y II Reyes. En esta versión de la Biblia se destaca en letra cursiva las partes que los autores cronistas toman de los textos mencionados.
     
    El texto se divide en dos partes: La primera comprende el reinado de Salomón (971-931 a.C.), hijo de David (1040-970 a.C.) Se habla de sus características personales y de su obra. A él, por designio divino le toca construir el templo. La segunda da cuenta de la historia de Judá a partir de la división del reino hasta el edicto de Ciro, rey de Persia (538 a.C.), que pone en libertad a los hebreos luego de su cautiverio de 70 años en Babilonia.
    Se hace una descripción de la fidelidad o no de los reyes de Judá con Dios a partir de Roboán (931-914 a.C.), hijo de Salomón que lo sucede. Le siguen su hijo Abdías (914-911 a.C.). Luego vienen: Asá (911-870 d.C.); Josafat (870-848 a.C.); Jorán (848-841 a.C.); Ocazías (841 a.C.); Atalia (841-835 a.C.); Joás (835-796 a.C.); Amasías (796-767 a.C.); Azarías (767-739 a.C.); Jotán (739-734 a.C.); Ajaz (739-727 a.C.); Ezequías (727-698 a.C.); Manases (698-643 a.C.); Amón (643-640 a.C.); Josías (640-609 a.C.); Joacaz (609 a.C.); Joaquín (609-598 a.C.); Jeconías (598-597 a.C.). En el año nueve de su reinado los babilonios toman el reino y Jerusalén, la capital. El rey Nabucodonosor instala en el reino a Sedecías (597-587 a.C.) tío de Jeconías. Éste va preso a Babilonia. En la cárcel permanece 37 años. Luego es liberado, pero retenido en la corte.
    En esta narración los reyes de Israel, el otro reino después de la división, no tienen lugar. De manera genérica se dice de ellos que son infieles a la alianza con Dios. El comportamiento de los reyes de Judá se juzga siempre a partir de la manera que actuó el rey David. Es el ejemplo a seguir. Él fue fiel a la alianza con Dios. El texto es una evaluación de la historia religiosa de Judá. Siempre se propone que si el rey es fiel a la alianza prospera, pero si falla a la misma la va mal.
    La historia cronística está escrita para los judíos que regresan del exilio. La reflexión-propuesta teológica es que Dios está dispuesto a bendecir el futuro de su pueblo si le es fiel. Esto a pesar de lo que ocurrió en el pasado que los llevó al exilio. Está escrita también para los hebreos viven en la diáspora, que son la mayoría, y por eso la narración insiste en la necesidad de la unidad.
    2016
    I Crónicas
    Biblia de América
    PPC Editorial


    Madrid, 2013

     
    I Crónicas forma parte del libro sagrado de los judíos, y es texto doce del Antiguo Testamento de los cristianos. Es el primero del relato que se conoce como la historia cronística, que se integra con I y II Crónicas, Esdras y Nehemías. Se narra parte de los hechos presentes en la historia deuteronomista, pero de manera distinta.
    El trabajo de estos redactores se conoce como midrás, que es un género literario que consiste en actualizar y reinterpretar los textos antiguos a partir de su propia visión teológica. La historia cronística se escribe en el siglo IV a.C. y se toma como fuente los libros I y II Samuel y I y II Reyes. En esta versión de la Biblia se destaca en letra cursiva las partes que los autores cronistas toman de los textos mencionados.
    Los acontecimientos que se narran comprenden desde la creación del mundo hasta la muerte del rey David (1040-970 a.C.) Su vida y Jerusalén son el hilo que conduce la trama del relato. El texto exalta la figura del rey y la ciudad. Con ese propósito se introducen nuevos elementos a la historia. Todo lo que vaya en detrimentos de ambos se suprime. La manera como se eligen y eliminan textos de I y II Samuel y I y II Reyes da idea de la manera que los redactores cronistas entienden la historia de Israel.
    El texto se divide en dos grandes partes. La primera incluye las genealogías, a partir de Adán, que dan cuenta del origen de la humanidad y va hasta la muerte de Saúl. La segunda inicia con la proclamación de David como rey, cuenta su vida y sus hazañas y termina con su muerte. Como toda la Biblia, el texto es una reflexión teológica. La historia que se narra está teologizada.
    El mensaje religioso es que David es el elegido de Dios y el verdadero constructor del templo, aunque su realización toque su hijo Salomón. Jerusalén es la ciudad santa, capital del pueblo de Dios, y el lugar que alberga el único y verdadero templo para rendir culto al Dios de Israel. Después de 70 años de exilio se ofrece a los israelitas, de regreso a su tierra, las claves que se deben tener en cuenta, para dar culto a Dios.
    2016
    La sociedad de la transparencia
    Byung-Chul Han
    Editorial Herder


    Barcelona, 2013

    Pp 95
     
    Byung-Chul Han, nace en Corea. Al terminar la carrera de ingeniero se traslada a Alemania, para estudiar filosofía en la Universidad de Friburgo y Literatura Alemana y Teología en la Universidad de Múnich. En 1994 se doctora en la primera universidad con una tesis sobre Martin Heidegger. En la actualidad es profesor de Filosofía y Estudios culturales en la Universidad de Berlín.
    El tema central del ensayo es una crítica a la transparencia que hoy se exige en todos los campos de la actividad humana. El autor distingue entre la transparencia en el campo de la política y la economía, que son una necesidad en las sociedades democráticas, y la propia de la sociedad abierta, que demanda la exposición y la desnudez, que rompe con el derecho de la intimidad, que conduce a la sociedad de la exposición y la pornografía. El tema lo desarrolla a partir de un análisis sintético de nueve sociedades: la sociedad de la exposición, la sociedad de la evidencia, la sociedad porno, la sociedad de la aceleración, la sociedad íntima, la sociedad de la información, la sociedad de la revelación y la sociedad del control.
    En su versión, el afán de transparencia en todos los espacios de la vida conduce necesariamente a que no tenga lugar el misterio, la duda y la intimidad. La apertura de todo se despoja al sujeto de su singularidad, para hacerlo igual a todos. Se pierde la identidad única y personal. La transparencia que se impone atenta contra la esfera de la vida privada que es natural a toda persona.
    Para el autor “ningún otro lema domina hoy tanto el discurso público como la transparencia”, que es ciega y por lo mismo no cuestiona el sistema ni se pregunta por la posibilidad de nuevas alternativas. De la transparencia nace la sociedad de la exposición, en la que si no estás expuesto, no existes. Esta exposición elimina el valor de culto de las cosas, reduciéndolas a mercancía. Reduce la existencia a algo insignificante. Nunca se pregunta más allá de lo expuesto y no invita a la reflexión.
    La transparencia conduce necesariamente a la sociedad de la pornografía, al desnudamiento total. Se elimina la fantasía, la imaginación, y por lo mismo también el verdadero placer. En la sociedad pornográfica el mundo se convierte en “un mercado en el que se exponen, venden y consumen intimidades”. La sociedad del exceso de información, en la que estamos inmersos, facilita el control y la vigilancia digital de todos los integrantes de la comunidad. En internet el control es invisible y omnipotente.
    El autor recurre en su reflexión a los clásicos, antiguos y modernos, de la filosofía y psicología: Sartre, Simmel, Freud, Baudrillard, Heidegger, Virgilio, Benjamín, Platón, Agamben, Foucault y Rousseau, entre otros. En la obra evidencia los grandes cambios que tienen lugar sin que nos demos cuenta. Los ciudadanos aceptan exponer su vida privada porque a cambio de desnudarse tiene también acceso a la desnudez de los demás. Es un intercambio perverso que se ve como natural y bueno.
    Versión original: Transparenz gessellschaft, MSB Matthes & Seit Verlag, Berlín, 2012. Traducción del alemán al español de Raúl Gabás. De 2013 es la primera edición en español.
    2016
    La guerra no tiene rostro de mujer
    Svetlana Alexiévich
    Editorial Debate


    México, 2015

    Pp. 365
     
    En 2015, la bielorrusa Svetlana Alexiévich obtiene el Premio Nobel de Literatura. Ella trabaja en la tradición del periodismo literario, que nunca recurre a la ficción. Luis Guillermo Hernández dice sobre él que es “una amalgama de géneros que son tocados, trastocados, para transformarlos, fusionarlos o atravesarlos, con el objetivo de llevar a la mente del lector, al centro de su raciocinio y al conjunto de emociones, el mensaje periodístico”.
    Albert Chillón, estudioso catalán del género, afirma que “el periodismo literario es entrevista que se cruza con la biografía o la semblanza y engendra el perfil; es crónica que traspasa el cuento, la novela o el cuadro costumbrista y engendra el reportaje social; es columna, es artículo de opinión que atraviesa la disertación o el monólogo interior para engendrar el ensayo periodístico-literario; es noticia que se mezcla con la fábula o el cuento y engendra textos casi incalificables, pero totalizadores, que explican eficazmente a nuestras sociedades pobladas por individuos atribulados, seres cuyo rostro e historias individuales nos ayudan a los periodistas a explicar lo colectivo”.
    Hernández dice de Alexiévich que “ha logrado componer, con apenas un puñado de obras, un magistral relato periodístico polifónico, mediante un trabajo que conjuga, en una hibridación perfecta, precisa, tanto lo periodístico como lo literario” y el investigador estadounidense John Hartsock afirma que “el trabajo de Alexievich es uno en que la narrativa y las modalidades descriptivas dominan en lo que se ha caracterizado como un periodismo narrativo-descriptivo, más acorde con la tradición estadounidense del periodismo literario”.
    La autora de su trabajo, en la visita que hizo a México en 2013, dice: “hay que escuchar a toda la gente real, tanto a las víctimas como a los verdugos, pues incluso los verdugos son personas reales, lo que pasa es que no sabemos qué ha ocurrido en su cabeza para llevar a cabo todas esas atrocidades” y también que “necesito almas que reflexionen. Lo que más teme el ser humano es que su vida carezca de sentido. Después de todo, nuestra vida es una constante búsqueda de significado”. Ella se define como una periodista “escuchadora”.
    Esta obra trata sobre la vida del millón de mujeres rusas que de manera voluntaria se incorporaron, en las más distintas tareas, para defender a su país en la Segunda Guerra Mundial. Su historia nunca ha sido contada. Alexiévich se dio a la tarea. Entrevistó a más de 600 mujeres que participaron en la guerra. La mayoría de ellas cuando se incorporaron a la lucha tenían entre 16 y 17 años. En el primer capítulo del libro, La persona es más que la guerra (Extractos del diario de este libro), la autora narra su experiencia del encuentro con estas mujeres 40 ó 45 años después de terminada. Da cuenta también de la negativa de las autoridades soviéticas a publicar el libro, de su publicación con censuras y autocensuras. En época de la perestroika de Gorbachov cuando se editan dos millones de ejemplares. La versión que reseño, finalmente, ya no tiene ningún tipo de censura.
    Alexiévich afirma de esta obra que “viví mi propia guerra … Recorrí un largo camino junto a mis personajes. Como ellas, pasó mucho tiempo hasta que pude asumir que nuestra victoria tenía dos caras: una es bella y la otra es espantosa, cubierta de cicatrices. Mirarlas es doloroso. Es un combate cuerpo a cuerpo, el adversario te mira los ojos cuando los matas. Lanzar proyectiles o disparar desde una trinchera es otra cosa”, me decían. Escuchar a una persona que te cuenta cómo moría o cómo mataba viene a ser lo mismo: tienes que mirarla a los ojos…”
    El texto me impresionó mucho. Me dijo mucho. Lloré con su lectura. Está a flor de piel el dolor, el límite de la guerra y la tragedia que conlleva. La transcripción de las grabaciones, la sintaxis y la puntuación de las entrevistas hacen que los textos hablen con una gran hondura y fuerza. La selección, conjunción e integración de los testimonios constituyen un relato poderoso que revelan lo más profundo de la condición humana. Las mujeres de la historia, por voluntad propia, por amor a su país, se ponen en una situación límite. Unas sobrevivieron, pero muchas otras murieron. La manera que la autora reúne los testimonios construyen un gigantesco coro de múltiples voces, que estremece.
    Esta historia no es el relato de la guerra y sus combates, no es la historia oficial hecha por los hombres del partido y del gobierno, es la historia de hombres, pero sobre todo de mujeres en la guerra. La narración da cuenta de lo que les ocurrió, de qué cambios tuvieron sus vidas, de cuáles eran sus miedos e ilusiones, de cuáles eran sus motivaciones, para ir a la defensa de la madre patria, de qué esperaban sucediera al fin de la guerra. De cómo pasaron de la niñez a la viuda adulta de una día para otro.
    La historia que cuentan las mujeres entrevistadas por Alexiévich no es la guerra heroica de los libros de texto que se estudian en la escuela. No es la historia de los vencedores. Hablan de la cotidianidad, del dolor, del hambre, de la desilusión, del fracaso, de la muerte que siempre está presente, de la ruptura de las familias y lo que significa haber sobrevivido. Habla también de la amistad, de la solidaridad y de la entrega. Es la historia real de cada una de las entrevistadas, que lo es también de las que murieron antes o no fueron entrevistadas, es la historia de todas las que participaron en la guerra. Es una historia conmovedora, es una gran historia.
    Título original: U voini ne zhenskoe lizo, 2013. Traducción del ruso al español de Yulia Dobrovolskais y Zahara García González. Primera edición en México y España, noviembre de 2015.
    2015
    Mathias Goeritz: pasión por el espacio
    Artes de México
    Número 116, marzo 2015


    México

    Pp. 80
     
    Este número de la revista-libro lo coordina Mariana Méndez-Gallardo. Es el segundo que Artes de México dedica a Goeritz. Escriben cinco estudiosos de la obra del artista alemán que en 1949 llega a vivir en México. El primer texto es de Ida Rodríguez Prampolini y se toma de Los ecos de Mathias Goeritz. Ensayos y testimonios, publicado en 1997 por el Instituto de Investigaciones Estéticas (IIE), de la UNAM. Se ofrece una panorámica amplia y bien estructurada del trabajo que éste realiza en México.
    El segundo ensayo, La fiesta de los sentidos, es de Mariana Méndez-Gallardo. Aborda la idea que Goeritz tiene del arte total. “Sigo viviendo, dice él, con la ilusión de un Arte Mayor. Un arte que se desligue de la egocéntrica pequeñez de una ambición individual. Aunque la palabra suene pedante, sigo creyendo en la Gesmtkunstwerk (obra de arte total)”. La construcción del Museo Experimental El Eco, es un ejemplo acabado de esta propuesta. Daniel Garza Usabiaga, escribe el tercer ensayo, Mathias Goeritz y la integración plástica. En el explica la propuesta del artista para articular diversas expresiones artísticas en un todo. De manera particular el caso de la arquitectura, la pintura y la escultura. Se hace mención también al trabajo de herrería y a los vitrales que diseña el artista.
    La poesía concreta, piedra angular en la obra de Mathias Goeritz, el cuarto texto, es de Graciela Kartofel. Aborda de manera amplia el trabajo poético que desarrolla el artista. Él cultiva tanto la poesía visual como la poesía concreta. El mensaje visual prevalece sobre el semántico y los poemas, dice el autor, “se componen de letras, signos de puntuación, palabras, diseños aleatorios y dibujos” y añade que “la poesía concreta, en cambio, tiene una singular resonancia acústica, lo mismo cuando se integra por letras que cuando lo hace por firmas”.
    Leonor Cuahonte, en La voz del artista, ideas escritas, el quito ensayo, analiza los ocho manifiestos que de 1949 a 1976 elabora Goeritz, en los que plantea sus ideas sobre al arte y el trabajo del artista. El trabajo de luz sobre la evolución del pensamiento de Goeritz.
    En la revista-libro hay otros dos textos sobre el artista, La huella tapatía, entrevista con Carlos Petersen, de Mariana Méndez-Gallardo. Se da cuenta de la estancia y trabajo de Goeritz en Guadalajara, que va de 1949 a 1951, cuando deja la ciudad y se viene a vivir a la Ciudad de México. Petresen trabaja en el despacho del arquitecto Ignacio Díaz Morales, quien es el que invita al arquitecto-artista a venir al país, para integrarse a la recién fundada escuela de arquitectura de la Universidad de Guadalajara. El otro texto es Mathias Goeritz, una presencia luminosa, reseña del arquitecto Guillermo García Oropeza al libro Mathias Goeritz. Ecos y laberintos, de Laura Ibarra García. De él dice que “será la obra definitiva sobre este artista dentro de nuestra bibliografía del arte de México en el siglo XX”.
    2014
    Mathias Goeritz: obsesión creativa
    Artes de México
    Número 115, diciembre 2014

    México
    Pp. 80
     
    Este número de la revista-libro está dedicado a Mathias Goeritz. Es el primero de los ejemplares que tratan sobre su vida y obra. Lo coordina la historiadora del arte y escultora Mariana Méndez-Gallardo. De ella es La obsesión por el arte. Entrevista a Ida Rodríguez Prampolini, que fue amiga, compañera y esposa de Goeritz después del divorcio de Marianne Gast, que regresa a Alemania. Es una entrevista clave para entender la relación entre ellos y sus hijos, pero también para ubicar el trabajo en el Grupo Altamira, la llegada a México y la religiosidad del artista.
    Ana María Rodríguez Pérez y Leticia Torres Hernández escriben Obra espiritual controvertida. Goeritz en su juventud fue educado como luterano. Realizó piezas religiosas cristianas y judías. Era un hombre espiritual que le interesaba crear espacios para el recogimiento y la introspección, que posibilitaran la búsqueda de lo trascendente. Antes de llegar a México, en Santillana del Mar, hizo una serie de óleos y gouaches sobre la crucifixión de Jesús. Son notables sus Cristos, destaca la serie Salvador de Auschwitz, los vitrales para iglesias y diversas versiones de la estrella de David.
    Educar en la sensibilidad estética. Entrevista con fray Gabriel de la Mora es un trabajo de Mariana Méndez-Gallardo. Es un testimonio del alumno y el amigo. Las clases de Goeritz abren un mundo nuevo al primer graduado de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara. De la Mora habla de su vocación religiosa, de su ingreso con los monjes benedictinos y de su trabajo en la renovación de la catedral de Cuernavaca, obra influenciada por Goeritz.
    Leonor Cuahonte, en Marianne Goeritz fotógrafa, ofrece una semblanza de la primera esposa del artista alemán, de su relación y del trabajo de ella como fotógrafa. Marianne documenta el trabajo de él en Alemania, Marruecos, España y los primeros años en México. Goeritz sólo después de su muerte reconoció lo importante que ella había sido al inicio de su trabajo. En la relación siempre permaneció en un segundo plano. Se presentan algunas de sus fotografías.
    El último de los artículos es De la abstracción al arte oración, de Mariana Méndez-Gallardo. Sitúa la importancia de Goeritz en el arte mexicano de la segunda mitad del siglo XX. Profundiza sobre la propuesta de la “obra de arte total” y el “arte oración”. Dos líneas en las que trabajó el artista que llega en 1949 a Guadalajara, como profesor de la recién fundada Escuela de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara.
    El texto se ilustra con muchas fotografías a color y en blanco y negro con la obra de Goeritz. En la revista-libro 116, marzo de 2015, Mathias Goeritz: Pasión por el espacio, también coordinado por Mariana Méndez-Gallardo, continúa el estudio de la vida y obra del gran artista alemán. Su obra no sólo fue reconocida en México sino que tuvo impacto a nivel internacional. De este ejemplar también se hace una reseña que se publica la próxima semana en este mismo espacio.
    2015
    Carta Encíclica Laudato SI
    Sobre el cuidado de la casa común
    Del santo padre Francisco
    Roma, 2015
    Pp.187
     
    Es un texto poderoso que se inscribe en una discusión central del mundo contemporáneo. Interpela e invita a la reflexión, pero sobre todo a cambiar, para hacer de éste un mundo mejor. El texto ofrece una relectura de la totalidad y no sólo de la relación con la naturaleza. Se dirige a todo el mundo, no solo a los creyentes. Pretende dialogar con todos los hombres y mujeres de buena voluntad a partir de un tema crucial: el desarrollo sostenible e integral, que implica las distintas problemáticas medioambientales.
    Hay una propuesta nueva de hacer teología, que hace una lectura de la realidad a partir de la fe. Y también desde la misma establece un diálogo entre la ciencia y la cultura. El supuesto básico es que Dios se manifiesta y nos habla desde la creación. En el texto hay alguna referencia al jesuita Pierre Teilhard de Chardin (1881-1955) que me hizo presente su visión místico-teológica desde dos perspectivas: la creación toda, no solo los seres humanos, forma parte del plan de Dios y el ascenso en espiral, no lineal, del universo todo que camina a la perfección. La creación toda asciende al Padre.
    Me impresiona que la Iglesia, a través del Papa, se inscriba, con una posición de vanguardia, en la discusión de un tema fundamental a nivel mundial. No es algo frecuente e incluso es excepcional. El lenguaje se aleja de la terminología religiosa y asume el científico. Las fuentes que se utilizan no son sólo documentos de la iglesia -encíclicas papales y textos de distintas conferencias episcopales- sino se hace referencia a documentos de organismos multinacionales y acuerdos entre los países.
    La Encíclica denuncia el daño que estamos infligiendo al plantea. Y señala que éste parece estar llegando a su límite, producto de un estilo de vida y el abuso en el uso de los recursos de la naturaleza. Enumera y describe con precisión las distintas problemáticas medioambientales a las que se enfrenta el mundo. Constituyen retos que no se pueden evadir. Propone que la solución corresponde a los gobiernos, las iglesias, los organismos multilaterales, las escuelas y las organizaciones de la sociedad civil. El texto reconoce la necesidad del progreso científico y técnico. En la protección del medio ambiente y el impulso al desarrollo no es posible “volver a la época de las cavernas”. Eso es cierto, pero también que el uso de la naturaleza y las políticas de desarrollo deben estar sujetas a la ética.
    La carta del Papa Francisco, que está bien redactada, en lo personal me invita a que en mi visión del mundo adquiera más fuerza la complejidad del problema socio-ambiental. Los más pobres son los que sufren las mayores consecuencias. La necesidad de replantearse, en serio, el modelo de desarrollo y junto con él la ocupación del espacio. Hay zonas inviables, que deben ser abandonadas; Tomar mayor conciencia de que la solución de las problemáticas medioambientales deben ser compartidas en un mundo globalizado y cada vez más interdependiente; a un estilo de vida más sencillo, que implica poner mayor énfasis en ciertos valores, que no son siempre los que están presentes. La idea de la felicidad. Trabajar en el ser y no el tener. Sentido del trabajo.
    Me impulsa también a considerar que la acción del ser humano en la tierra tiene limites. No somos dioses. Hay que reubicar el papel del ser humano en la creación. Es necesario incorporar a la vida diaria la idea del respeto-cuidado a la tierra. Viene al caso la idea de san Ireneo, padre de la Iglesia, de que los seres humanos somos administradores y no dueños de la creación. Y por lo mismo debemos dar cuentas de ella. Hay que poner límite al antropocentrismo exacerbado.
    Pienso que la idea de los pecados contra la naturaleza es atractiva y debe ser incorporada a nuestra vida. La misma amplía la conciencia de nuestra responsabilidad en y con el mundo. El texto plantea la necesidad de la comunión con la creación toda que necesariamente implica a: Dios, los otros, la tierra y sus criaturas. Abre espacio a una nueva dimensión de la espiritualidad. Somos parte de un todo y como tal responsables del mismo. No hay ecología sin una adecuada antropología.
    Del texto se deriva que como ciudadanos del mundo, como cristianos, debemos incorporar a nuestra vida diaria el interés por el tema del medio ambiente. No es un acto culterano. Es nuestra obligación estar enterados de la problemática y darle seguimiento. Desde la fe, hay que definirse y tomar posición. Exige actuar en consecuencia. Esto supone, entre otras cosas, privilegiar una vida sencilla, evitar el uso innecesario de la energía, hacer uso racional del agua y apoyar a los pequeños productores. La creación es también un tema de oración-contemplación que invita a apreciar y gozar más de la naturaleza.
    2015
    Comunicación gubernamental 360
    Luciano Eizalde y Mario Riorda (eds.)
    La Crujía Ediciones
    Buenos Aires, 2013
    Pp. 286
     
    En la Introducción, ¿Hacia dónde va la comunicación gubernamental?, Mario Riorda y Luciano Elizalde plantean que, “hasta ahora, la gestión de la comunicación en el sector público se la ha definido -o concebido- en la práctica como un “área de apoyo” a las áreas centrales de decisión y de acción. Sin embargo, desde hace un tiempo es evidente que las decisiones de gestión no pueden hacerse sin una adecuada comunicación y en algunas oportunidades, la gestión se hace sólo o principalmente para comunicar algo”.
    Y añaden que “esto no significa que la comunicación es más importante que la gestión. Sino que la gestión es también comunicación. Significa que cada vez que aparece un hecho político aparece necesariamente un hecho comunicacional. Y esto cobra mucha importancia en un entorno de altísima velocidad de decisión, con tantos medios de información diferentes, con tiempos sociales tan cortos y con procesos de disenso y de controversia cada vez más activos. Un gobierno está en el centro de la escena y es visto y juzgado desde los 360 grados. Pero también, tanto si es consciente como si no lo es, comunica –potencialmente– hacia los 360 grados. Es centro de visibilidad, pero es centro irradiador al mismo tiempo”.
    Los editores insisten en que “la comunicación le aporta a la estrategia en sentido general la posibilidad de influir, de afectar o de activar a personas, a grupos de personas o a organizaciones. No es posible poner en funcionamiento, trasformar una estrategia en algo real en algo que tenga efectos, si no se utilizan diferentes niveles y dispositivos de comunicación. Eso ha sido algo más permanente que cambiante. La estrategia social, la que necesita afectar a las personas, no puede prescindir de la comunicación”.
    Riorda y Elizalde sostienen que principios centrales de la comunicación gubernamental son: la comunicación directa; la actuación con partners o socios; elaboración de mitos de gobierno; criterios de organización ágil, flexible y alistada para el cambio; Convergencia como paradigma, innovación y tecnología; Microtargeting; Comunicación como legitimación. En el texto definen de manera sintética estos elementos.
    El primer capítulo, Planificación estratégica de la comunicación gubernamental: realismo e innovación, Riorda y Elizalde, proponen un modelo metodológico de planeación estratégica que puede ser útil, para una oficina de comunicación gubernamental. En Comunicar para gobernar, el segundo capítulo, Javier Sánchez Galicia desarrolla los temas de la campaña permanente, el mito de gobierno, construcción de la imagen pública, identidad de gobierno e imagen simbólica. Propone también un modelo de comunicación gubernamental.
    Mario Riorda, en “Gobierno bien, pero comunico mal”: análisis de las rutinas de la comunicación gubernamental (RCG), el capítulo tres, ofrece un encuadre teórico de la comunicación gubernamental, para luego extenderse sobre las rutinas propias de la comunicación gubernamental. En el capítulo cuatro, La organización de la comunicación gubernamental. Problemas, contradicciones y soluciones en la comunicación gubernamental en un estudio comparativo de casos, de Luciano H. Elizalde y Arturo Fitz Herbert, establecen las bases metodológicas para un estudio de caso y luego la aplican en el análisis de la comunicación de la Provincia y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
    En Comunicación interna gubernamental: ¿Qué funciona?, el quinto capítulo, Carlos Álvarez Teijeiro desarrolla ampliamente un tema que con mucha frecuencia, para no decir las más de las veces, se deja de lado y es la comunicación al interior de las mismas estructuras de gobierno. Francisco Vacas, en el capítulo seis, Gobierno y ciudadanía: nodos en la red, aborda el tema de las redes sociales y presenta las características del nuevo entrono mediático que afecta, se quiera o no, la comunicación gubernamental.
    El capítulo siete, ¿Hacia una nueva configuración de las relaciones entre los gobiernos y la ciudadanía? Breves apuntes sobre el gobierno electrónico, de Gonzalo Diéguez y Maximiliano Campos Ríos, analiza la relación que se establece entre la ciudadanía y el gobierno en el marco de la realidad del gobierno electrónico. En Gobierno y redes sociales, el capítulo ocho, de Luis Guillermo Babino se introduce al tema de las redes sociales y subraya la necesidad del uso de las mismas y del tipo de trabajo que el gobierno debe tener en las redes sociales. El último capítulo, el nueve, Del gobierno abierto a los datos abiertos, Juan Ignacio Belbis explica y desarrolla el tema del Gobierno Abierto y el efecto del mismo en la profundización de la democracia a partir de la “publicidad” o “publificación” de toda la información que genera el gobierno.
    El libro en versión de sus editores “integra estrategia y táctica, comunicación interna y externa, los medios “tradicionales” con los nuevos medios sociales, pero fundamentalmente, incorpora a un sistema unificado cada uno de estos temas dentro de una concepción holística de la comunicación de gobierno, la cual es consciente de que los procesos de gestión de consensos y disensos electorales y gubernamentales no pueden ser considerados procesos de decisión separados unos de otros. Por lo tanto, creemos que el sistema de “Comunicación 360” (estrategia/táctica, interna/externa, medios tradicionales/medios sociales, gobierno/ elecciones) debería transformarse en un modelo mental y social de los que toman decisiones en organismos del Estado”. Todos los autores son académicos y consultores argentinos y en la parte final del texto se ofrece una semblanza de cada uno de ellos.
    2015
    La casa del dolor ajeno
    Crónica de un pequeño genocidio en La Laguna
    Julián Herbert
    Literatura Random House
    México, 2015
    Pp. 303
     
    El libro registra la masacre de 303 chinos en Torreón, entre el 13 y 15 de mayo de 1911, en el marco de la primera toma de la ciudad por los revolucionarios maderistas. La tradición oral sostiene que los criminales fueron soldados villistas y no vecinos de Torreón. Julián Herbert (Acapulco, 1971) prueba que el asesinato es producto de la xenofobia que imperaba en amplios sectores de la sociedad torreonense.
    Herbert desmienta la versión popular que dice “hubo un estallido de violencia espontáneo, donde supuestamente las clases populares enloquecieron y mataron a los chinos (…). Las clases populares llegaron a ese lugar y a ese gesto de violencia física, porque había una construcción ideológica detrás, ya que la burguesía torreonense sentía un profundo menosprecio por este grupo. Y digo todo esto porque al hablar frente al espejo, ¿qué sucedió? Lo mismo que ahora pasa en nuestra relación con Centroamérica. Para mí ese hecho es un reflejo, una historia que se sigue repitiendo y que en mi caso no le veo salida”.
    Narra con detalle como la noche del 13 de mayo inicia la matanza en las huertas a las afueras de la ciudad. El “pequeño” genocidio se extiende dos días más. El 14 y 15 de mayo. Los asesinos, de las huertas se dirigen al centro de la ciudad donde los chinos tienen sus negocios. A sangre fría torturan, acuchillan y descuartizan a personas desarmadas e indefensas. Incluso niños. Al terminar la locura criminal hay 303 cadáveres. La mayoría se entierran en una fosa común fuera del cementerio, porque no son cristianos.
    El autor se confronta con la manipulación de los hechos que han hecho los historiadores locales, pero sobre todo con la justificación-interpretación que desde un primer momento construyen los torreonenses de entonces, que después trasmiten a las generaciones que les siguen. Herbert prueba que ellos a lo largo de cien años lo que han hecho es negar la verdad, esconder los sucesos y siempre guardar un silencio que resulta cómplice. Hoy en Torreón, a pesar de las evidencias, hay gente que minimiza lo que ocurrió o se niega a aceptar lo que sucedió.
    De su libro Herbert dice que “es una crónica documentada que atraviesa por el tamiz de mi punto de vista, un retrato de 1911 que dialoga con el presente; y al hacerlo vemos temas que aún permanecen, como los asesinatos masivos, la migración en México, los conflictos regionales, la xenofobia y las interpretaciones jurídicas desde el poder”. El autor, en la reconstrucción de los sucesos, dialoga, de manera permanente, desde el presente con el ayer y del ayer con el presente. En ese ir y venir, que resulta original y atractivo, están los temas de la violencia, de la xenofobia, del racismo, del trato a los inmigrantes y la actitud evasiva de las autoridades.
    El autor hace un riguroso trabajo de investigación sobre los hechos y para eso recurre a archivos oficiales y particulares, a entrevistas con historiadores y cronistas, con descendientes de los sobrevivientes y con gente de la calle. Revisa la bibliografía sobre el caso y visita los lugares. La manera de articular los materiales de la investigación es muy creativa. La escritura transita entre la crónica, el ensayo, la novela histórica y la entrevista periodística. Y como siempre es ágil y elegante. En las obras de Herbert, la forma es fondo.
    “Escribo esto, dice el autor, porque es una historia de migrantes, de violencia extrema, porque es una historia de un montón de gente que termina en una fosa común y de la que un Estado crea una verdad histórica a su mejor parecer. Yo no estoy hablando de historia. Estoy haciendo un reportaje del México contemporáneo”. Y lo hace no sólo de manera rigurosa y fundada sino también en forma convincente y bella a pesar de su carácter trágico.
     
    2015
    ¿En qué creen los que no creen?  
    Umberto Eco y Carlo María Martini
    Editorial Taurus
    México, 1997
    Pp. 114
     
    El libro registra el intercambio epistolar entre el cardenal obispo de Milán, el jesuita Carlo María Martini (Turín, 1927-Gallarate, 2012), y el filósofo de la Universidad de Bolonia, Umberto Eco (Alessandria, 1932-Milán, 2016). El diálogo lo promueve la revista italiana Liberal y de marzo de 1995 a marzo de 1996 lo publicó trimestralmente. En 1996 el libro aparece en Italia y la primera versión en español es de 1997.
    Los temas del diálogo son: 1) El fin del mundo, 2) El aborto, 3) El sacerdocio de las mujeres y 4) ¿Cuál es la base de la ética? Los tres primeros los propuso Eco y el último Martini. El intercambio entre estos pensadores invita a la reflexión y a que uno mismo se vea obligado a fijar su posición ante los temas del debate. A partir de cuestiones específicas el diálogo se abre a los principales problemas del hombre de hoy en un tiempo de cambio y de profundas dudas acerca del sentido de la vida. Los dos se esfuerzan en encontrar motivos para la esperanza y la celebración de la vida.

    El fin del mundo
    Eco señala que la Iglesia siempre ha convivido con la idea del Apocalipsis, del fin de los tiempos, pero ahora desde una visión metafórica y sin sentido de catástrofe. En el mundo laico se ha instalado la idea de la posibilidad de un colapso general que ponga fin al mundo, a la vida en la tierra. Se habla del apocalipsis de la política y de la ecología, para mencionar algunos. Ahora estas visiones se argumentan con base a tesis científicas. Eco se cuestiona si en este mundo existe todavía la posibilidad de la esperanza que ilumine el concepto de la historia como un camino de desarrollo y progreso donde el hombre siga siendo el constructor de ese proyecto.
    Martini, en respuesta, se pregunta si tiene lugar una esperanza en el sentido que la propone Eco, que valga para creyentes y no creyentes. Se responde que sí es posible. Y esto en razón de la experiencia del trabajo que creyentes y no creyentes realizan para construir un mundo más justo y digno, para todos. Hay que actuar de manera responsable en respeto al entorno. Lo importante es la acción transformadora sin entrar al debate, de suyo estéril, de si se es o no creyente. Hay que buscar las coincidencias al margen de las creencias de unos y otros. La esperanza que surge de esa acción ilumina el futuro y da sentido a la vida.
    El aborto
    Eco, no apoya el aborto por considerar que atenta contra el milagro, que es el nacimiento de una nueva vida. Una vez dicho esto afirma que no se siente capaz de imponer su criterio a quién no piensan como él. ¿Cuándo empieza la vida humana? No hay consenso sobre el tema. La ciencia no se pone de acuerdo en definir el momento donde comienza la vida y, por lo mismo, el tiempo a partir del cuál ese nuevo ser debe recibir la protección jurídica a la que todos tenemos derecho.
    La pregunta es saber en qué etapa del  embarazo ocurre la “humanización” definitiva del nuevo ser. Asume que no es biólogo y tampoco teólogo. E insiste en ¿hasta qué momento se puede intervenir para interrumpir un nacimiento y a partir de qué momento es ilícito hacerlo? Y afirma que o bien el tema no puede ser aclarado, o intervenir es una decisión que sólo debe tomar la madre respondiendo ante el tribunal de su propia conciencia. Y añade que “definir qué es, y dónde empieza, la vida es una cuestión en la que nos jugamos la vida”.
    Martini, contesta que la concepción, el surgimiento de la vida, se da al momento que la potencia del ser vivo se transfiere a un embrión que depende de su madre, pero que tiene independencia de la misma. Que es esperado, definido y vivido por sus padres como un tercero. Esa es su posición. En este punto no hay espacio, para ponerse de acuerdo. Coinciden sí, que el aborto siempre es una desgracia y resulta dolorosa para quien lo realiza.
    El sacerdocio de las mujeres
    Eco cuestiona el sacerdocio exclusivo de los hombres. Justifica su “intromisión” en una decisión exclusiva de la Iglesia en razón del principio de que se pueden expresar opiniones y críticas sobre aspectos relacionados con la ética siempre y cuando no trate de imponer los propios principios a los ajenos a dicho credo. Él no encuentra ninguna razón, para que se impida a las mujeres acceder al sacerdocio.
    Martini coincide en que se pueden hacer críticas siempre que se respeten las creencias del otro. Su respuesta la estructura a partir de los “misterios revelados”, que concluye que éstos son eso, misterios, cuya comprensión es tarea de la Iglesia que debe avanzar en su iluminación. Añade que en definitiva la puerta no está cerrada y habrá que ver la evolución futura de las cosas. Piensa que la Iglesia debe de seguir trabajando en la promoción de la mujer.
    ¿Cuál es la base de la ética?
    Martini plantea dos preguntas: 1) ¿Cuál es el fundamento ético de los que no creen en Dios? y 2) ¿Puede haber un terreno común de diálogo ético entre creyentes y no creyentes? Los principios de la ética no deben ser contingentes o negociables, ya que ellos deben establecer los fundamentos sólidos del actuar humano. En búsqueda de encontrar un principio ético que sirva de base para los no creyentes, piensa que éste puede ser la idea de solidaridad entre los hombres. Afirma que existe un terreno común de diálogo entre creyentes y no creyentes. Pone de ejemplo la búsqueda de la paz mundial a través del diálogo entre las grandes religiones.
    Eco habla de que la corporeidad ajena nos permite encontrar una base para la ética. El no hacer a los demás lo que no queremos que nos hagan a nosotros, es decir la llamada “regla de oro”. “La dimensión ética comienza cuando entran en escena los demás”. Y añade que necesitamos de los otros para poder humanizarnos. La “mirada” del otro nos constituye, no podemos crecer ni desarrollarnos sin los demás, incluso los malvados necesitan del amor, del consentimiento, o del elogio de los otros.
    Él sostiene que la tentación de hacer el mal está también presente en aquellos que dicen tener una ética fundada en una idea revelada del Bien. Y que lo que ha definido como “ética laica” es en el fondo una “ética natural”. Dice: “El instinto natural, llevado a su justa maduración y autoconciencia, ¿no es un fundamento que dé garantías suficientes?” Alguien que sabe no será perdonado en el cielo busca ser perdonado en la tierra. El ejemplo ético de Cristo no es patrimonio exclusivo de los cristianos. Y concluye diciendo: “considero que, en sus puntos fundamentales, una ética natural – respetada en la profunda religiosidad que la anima – puede salir al encuentro de los principios de una ética fundada sobre la fe en la trascendencia”. Los dos coinciden en que la solidaridad con el hombre es el terreno común de la ética, y de diálogo, entre creyentes y no creyentes.
    Versión original: La traducción del italiano al español es de Esther Cohen.
    2016
    Cinco esquinas
    Mario Vargas LLosa
    Editorial Alfaguara
    México, 2015
    Pp. 314
     
    Mario Vargas Llosa (Arequipa, Perú, 1936), que acaba de cumplir 80 años, dice en la cuarta de forros que “la idea de esta novela comenzó con una imagen de dos señoras amigas que de pronto una noche, de una manera inesperada para ambas, viven una situación erótica. Luego se fue convirtiendo en una historia policial, casi en un thriller, y del thriller se fue transformando en una especie de mural de la sociedad peruana en los últimos meses o semanas de la dictadura de Fujimori y Montesinos”.
    Del título “me gustó la idea de que la historia se llamase Cinco esquinas como un barrio que, de alguna manera, es emblemático de Lima, de Perú y también de la época en la que está situada la historia”. El periodismo amarillista es el tema que permea la historia. “La dictadura de Fujimori utilizó, dice el autor, el periodismo de escándalo como un arma política para desprestigiar y aniquilar moralmente a todos sus adversarios. Al mismo tiempo, también está la otra cara, cómo el periodismo, que puede ser algo vil y sucio, puede convertirse de pronto en un instrumento de liberación, de defensa moral y cívica de una sociedad”.
    La novela se articula a partir del chantaje que Rolando Garro, director de la revistaDestapes, que trabaja para El doctor, pretende hacer a Enrique Cárdenas, Quique, un empresario de la minería muy conocido en el país. Él se niega a pagar y las fotografías donde aparece en una orgía con prostitutas se publican en la revista. El reportaje lo escribe Julieta Leguizamón, Retaquita. La apacible y burguesa vida del minero se ve trastocada. Su amigo Luciano lo ayuda a enfrentar la situación. A la par se desarrolla la aventura erótica entre Marisa y Chabela, esposas de Quique y Luciano respectivamente.
    Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) están al fondo de la narración. Sus actividades de sabotaje, que en las noches dejan en tinieblas partes de la ciudad, y las explosiones en distintos sitios mantienen atemorizados a los ciudadanos. El toque de queda se impone en la organización de la vida de las personas y las familias. Se crea, dice Vargas Llosa “un clima de inseguridad que provoca cambios tan profundos en las familias como el caso de estas dos señoras que viven una experiencia para la que jamás se prepararon”.
    La novela contiene los temas que Vargas Llosa trata, de una u otra manera en sus novelas: la realidad económica y social del Perú; la gente, los valores y costumbres de las diversas clases sociales; la descomposición de la sociedad peruana y también está presente el erotismo. En este caso el periodismo juega un papel clave. El autor sostiene que “ha sido central en mi vida, ha sido compañero de mi vocación literaria desde que era prácticamente un niño”.
    En la presentación del libro en la Casa de América, en Madrid, afirmó: “quiero mucho al periodismo, es una actividad que me entusiasma, y me apena mucho la deriva que ha llegado a tener en nuestro tiempo. En muchos casos se ha convertido en una forma de entretenimiento que no tiene límites, utiliza el escándalo y se basa en husmear en la basura humana”.
    Para Vargas Llosa el periodismo amarillista “es uno de los graves problemas que tiene la cultura de nuestro tiempo. Todos los países tienen hoy un periodismo que es como una gangrena” y sostiene que nada socava tanto el respeto a las instituciones, la ley, la libertad y la coexistencia en la diversidad como “un periodismo que delinque” y hace de las mentiras verdad, fruto de “una cultura en la que el entretenimiento ha pasado a ser el valor predominante.
    El texto está muy bien cuidado y fluye con elegancia. Siempre es buena la escritura de Vargas Llosa. El capítulo XX es muy interesante. Hablan al mismo tiempo todas las voces que participan en la novela. Cada una cuenta su propia historia. Cada fragmento se articula con el otro, para construir la totalidad. Se configura así un fresco narrativo de gran fuerza y ritmo. Esta novela vale por sí misma. Es atractiva, engancha, y se lee con atención. Esto es cierto, pero también, eso pienso, no tiene la complejidad temática, técnica y estilística de las novelas más reconocidas y celebradas del Premio Nobel. Dicho esto, a mi me gustó y recomiendo su lectura.
    1990
    El poder, historias de familia
    Julio Scherer García
    Editorial Grijalbo, SA
    México, 1990
    Pp. 128
     
    De los libros que publicó Julio Scherer para denunciar la actuación del poder éste es el mejor. Es un reportaje periodístico que de manera contundente, con información demoledora, pone a la luz pública la manera que el gobierno, en esta ocasión el encabezado por José López Portillo, compra a periodistas, editorialistas, cartonistas y directores de medios de comunicación.
    Desde siempre se sabía de la existencia de esta práctica, pero nadie lo había documentado. Scherer muestra cómo a partir de una partida secreta en el Banco de Crédito Rural (Banrural), ahora desaparecido, se soborna a los periodistas, algunos de ellos conocidos y respetados en el medio. Un exdirector del banco, Everardo Espino, acusado de peculado es quien entrega al fundador de Proceso toda la información. En dos cajas de documentos vienen la lista de los periodistas comprados y las cantidades que les da el gobierno.
    Scherer dice que el pago que hace el director del Banrural es por órdenes expresas del “Presidente de la República, el secretario de Hacienda, el presidente del PRI, senadores, diputados…” y añade que “empresarios de los medios de comunicación y periodistas recibieron los beneficios de las partidas secretas manejadas desde el banco campesino”. Este libro, escrito de manera ágil, es un documento histórico que evidencia, a partir de información sólida, la perversa relación entre el poder y la prensa.
    Hoy esta práctica ha evolucionado, se ha hecho mucho más sofisticada, pero sigue presente. Ahora se sabe más que nunca cómo el poder vía los convenios “compra” a lo medios o como estos se “venden” al poder. La mecánica es sencilla:Te pago para que me trates bien y si no me pagas te trato mal. Esta relación se ha “transparentado” por la vía de la venta-compra de publicidad.
    Hoy se conocen cifras del monto de lo que los gobiernos pagan por este rubro, pero otra parte se esconde. Hoy es necesario, urge, un libro como éste. ¿Quién está dispuesto a ofrecer las pruebas? Una conquista de la democracia mexicana debe ser que en el país, como sucede en otras realidades, se prohíba por ley que los gobiernos compren publicidad en los medios. Es un paso fundamental, para cambiar la actual y perversa relación entre medios y poder.
    2016
    Sólo Así: Por una agenda ciudadana independiente
    Jorge G. Castañeda
    Editorial Debate
    México, 2016
    Pp. 86
     
    En Una nota explicativa, con la que inicia el opúsculo como Castañeda lo califica, asegura que “siempre he pensado que el papel de los llamados ‘intelectuales’ en la gesta política consiste en proponer ideas para armar un programa. Lo hice con Vicente Fox, trabajando directamente en su campaña; entre 2009 y 2012, con Héctor Aguilar Camín al publicar tres textos cortos de corte programático dirigidos a quien se pusiera el saco. Lo hago ahora de nuevo, en parte con Aguilar Camín, a quien agradezco la autorización de reproducir largas citas de sus diversos ensayos…”.
    El texto tiene tres partes. La primera es una crítica demoledora al gobierno actual en el tiempo que lleva. Faltan todavía tres años. En su versión “la mancuerna mortal de corrupción y violaciones a los derechos humanos, unida por el pecado mayor de la impunidad, hundió al sexenio de Peña Nieto”. Y añade que las reformas, “muchas de ellas necesarias, virtuosas, productivas a mediano plazo”, quedaron opacadas por hechos asociados a la corrupción como la Casa Blanca, Malinalco y el tren chino, pero también por eventos relacionados con la violación a los derechos humanos como Ayotzinapa, Apatzingán, Tlatlaya y Tanhuato. En su versión en los primeros tres años el presidente agotó su proyecto y ya no tiene nada relevante que ofrecer en lo que queda de su mandato.
    En la segunda parte presenta lo que piensa son los puntos medulares de una agenda ciudadana. Están relacionados con la corrupción, la violación de los derechos humanos, la reforma del sistema de partidos y de representación, la defensa de las minorías y “la desdichada mayoría compuesta por los consumidores mexicanos”. En su versión sólo una candidatura apartidista puede hacer suyas estas demandas. Una agenda ciudadana debe hacerse cargo de los temas que también asumen los partidos como el crecimiento económico, la salud, la educación y combate a la pobreza, pero en el texto hace “hincapié en lo que no se menciona tanto, o en lo que se dice pero no se hace, y no se hará, si todo queda en manos de los partidos”.
    La tercera parte sostiene que los cambios que México necesita solo los puede realizar “un gobierno exterior a la partidocracia, que nazca de fuera de los partidos, que como fuerza externa al sistema lo obligue a transformarse”. Ese gobierno añade, solo “puede provenir exclusivamente de una candidatura independiente a la presidencia, única y con un programa, con un equipo de campaña y de un gobierno, y una planilla de candidatos independientes que la acompañen”.
    En el Epílogo afirma que ahora “la única incógnita yace en la sucesión”. Quedan dos posibilidades: seguir por el sendero de lo conocido a pesar de que ya sabemos que el resultado es “magro crecimiento, salarios raquíticos, masificación de la informalidad, corrupción continua, violación lacerante de los derechos humanos, una sociedad civil poco y mal organizada”. Eso supone “el triunfo y la ratificación de la partidocracia, y la permanencia en el poder de la mediocridad. No es el fin del mundo, pero tampoco el paraíso”. Y la otra opción es que el descontento popular contra los partidos tradicionales se organice electoralmente y conduzca “en el mejor de los casos a la victoria del outsider” que provoque “una potente sacudida del statu quo, una revolución dentro de los partidos, una actualización radical del sistema político a través de la derrota parcial o completa de la estructura partidista tradicional”.
    El análisis que Castañeda hace del gobierno, la agenda que propone debe impulsar un candidato independiente y la afirmación de que solo uno así puede realizar los cambios que requiere el país son posturas polémicas. Me ha tocado platicar con personas que se identifican con estos planteamientos, pero también con otras que consideran es una posición esquemática. Sé que Castañeda siempre está abierto al debate y eso es lo que ocurre en las presentaciones que ahora realiza por el país.
    1/14