Museos y Expos. 2017
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2009
  • 1979
  • 1978
  • 1977
  • 1976
  • 1975
  • 07 DE ABRIL DE 2017
    Museo Internacional del Barroco
    Puebla, Puebla         
     
    - Edificio:
    Es un diseño del arquitecto japonés Toyo Ito, que en 2103 fue galardonado con el Premio Pritzker. En 2016 se inauguró. Tiene 18 mil metros cuadrados de construcción y forma parte del Parque Lineal conectando con el Ecoparque Metropolitano y con el Paseo del Río Atoyac.
     
    - Comentario
    Puebla tiene 300 manzanas que integran la zona de monumentos y 2,619 edificios dentro de la misma. Desde 1987, fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad. Ahora integra un nuevo edificio al extraordinario patrimonio de la ciudad; el Museo Internacional del Barroco obra del arquitecto japonés Toyo Ito.
    El edifico es una obra de arte que acoge obras de arte. En el discurso de inauguración Rafael Tovar y de Teresa, secretario de Cultura, dijo “un museo no sólo es su acervo. El contenido tiene un continente que es la obra de Toyo Ito”. Se puede discutir si éste edificio, en sí mismo bello, es el continente ideal, para acoger el contenido del barroco. El edificio me gustó mucho.
    Es, como dice el arquitecto Juan José Kochen, que fue editor de Arquine, “un archipiélago de contenedores que conforman un continente blanco con espacios diáfanos, un lago y una fuente brotante. La innovación conceptual de Toyo Ito se devela entre los pliegues del concreto, mientras que los volúmenes sugieren mástiles en proa con velas ondulantes unidas con el mismo movimiento hacia el exterior y constreñidas al interior por el ensamble de bloques museológicos”.
    Y añade, coincido con él, “que el mayor patrimonio del museo radica en el propio edificio” y que “Toyo Ito ganó el Premio Pritzker en 2013 por una sintaxis arquitectónica personal que combina ingenio técnico y estructural con notable claridad formal. Lugares comunes pero contrarios a la definición barroca del Barroco, aunque esto no exime un diálogo compartido”.  
    El edificio, como yo lo vi, tiene tres ángulos de mirada. Es el exterior envolvente de paredes blancas verticales y seccionadas con forma ondulantes, que se funden en el cielo, característica de la obra de Itto. Esta el patio interior que recuerda o recrea un jardín Zen con una fuente al centro como elemento fundamental. El agua gira en un movimiento centrífugo. Las paredes son las mismas que las del exterior. Hay una escalera que me pareció un homenaje a Luis  Barragán. Y el interior de grandes espacios con vistas o miradores al exterior y celosía en los techos y paredes.
    Desde que en 2013 se anunció la creación del museo ha habido muchas críticas. Algunas son justificadas y otras pienso que no. Se cuestiona el costo de 7,000 millones de pesos pagaderos en 23 años. Que la obra haya estado a cargo de Higa, la constructora del amigo del presidente Peña Nieto, el mismo de la Casa Blanca. Que se hayan quitado piezas al Museo José Luis Bello y González.
    Se dice también que el dinero debió gastarse en programas sociales o en la restauración de edificios patrimoniales en mal estado. Se asegura que esta obra emblemática del gobernador Rafael Moreno Valle la hizo solo por razones de carácter político. Pienso que la construcción de este tipo de obras y de museos siempre van a provocar ruido. Las ciudades merecen y necesitan estas inversiones. Se exige que los presupuestos sean transparentes y los recursos se manejen con absoluta honradez. 
                        
    1/1