Museos y Expos. 2020
  • 2020
  • 2019
  • 2018
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2009
  • 1979
  • 1978
  • 1977
  • 1976
  • 1975
  • 25 DE ENERO DE 2020
    Museo Arqueológico de Pela
    Pela, Grecia

    Historia
    Las primeras excavaciones en Pela tuvieron lugar entre 1957 y 1963. Las piezas de los hallazgos se conservaron en un pequeño almacén. Y a partir de 1973 en un edificio que desde un inicio resultó limitado y necesitó constantes ampliaciones. Entre 1996 y 2000 se elabora un proyecto para la construcción de un museo que se levanta entre 2006 y 2009, que se integra en el yacimiento arqueológico y que es la sede de la exposición actual.
    Exhibición
    Este museo contiene una destacada colección de objetos procedentes principalmente de las excavaciones de Pela, lugar de nacimiento de Alejandro Magno. La exposición se inicia con dos estatuas que representan a este monarca macedonio: una cabeza de mármol y una estatuilla que lo representa con atributos relacionados con el dios Pan.

    El museo está dividido en secciones temáticas. La primera es la vida cotidiana de los habitantes de la antigua ciudad. Aquí se exponen suelos de mosaico de algunas casas destacadas, como la Casa de Dionisio y la Casa del Secuestro de Helena. También hay pintura de decoración de muros de otra casa destacada, elementos arquitectónicos, cerámica y mobiliario. Además, se encuentran objetos relacionados con la vestimenta, el funcionamiento de las casas, el aseo, los oficios, el culto, la educación y actividades de ocio.


    La segunda sección trata de la vida pública. En ella se exponen objetos de carácter administrativo, como sellos e inscripciones; objetos de carácter comercial, como recipientes de almacenamiento, monedas y herramientas de actividades productivas como talleres de cerámica y el trabajo de metales. Hay una reproducción de una tienda ubicada en el Ágora que fue destruida durante un terremoto en el siglo I a.C.



    La tercera sección expone hallazgos procedentes de santuarios, entre los que se encuentran mosaicos y ofrendas votivas.

    Esta pieza de terracota me impresiona. Es de enorme belleza en sus proporciones. El escultor capta a Afrodita en movimiento. Es una escena muy poco común. La pieza proyecta una gran sensualidad.

    La cuarta sección contiene los objetos procedentes de las tumbas de la zona. Hay expuestos dos enterramientos en los que se aprecian sus respectivas costumbres funerarias, uno de la Edad de Bronce y otro del siglo V a. C. Los objetos expuestos en las vitrinas abarcan todos los periodos históricos comprendidos entre la Edad del Bronce y el periodo helenístico.

    En esta sala se presentan los ajuares de 22 entierros. Los once de la derecha son de hombres y los once de la izquierda de mujeres. Corresponden al siglo VI a.C. Los hombres fueron enterrados con sus atavíos de guerreros y las mujeres con coronas de oro y otros objetos en este material.
    Los atavíos de los hombres son muy impresionantes por la belleza de las formas (cascos, espadas …) y por el estado de conservación. Los atavíos de las mujeres (coronas, joyería …) son muy delicados y bellos. Una hermosa corona de oro de 300 a.C:

    La tablilla de maldición de Pela


    Es una tablilla de plomo con una maldición. En 1986 se encontró, envuelta, en una tumba en la necrópolis oriental de Pela, la más antigua de la ciudad, donde las primeras sepulturas son del siglo V a.C. Los arqueólogos calculan que la sepultura data de entre 380 a.C. y 350 a.C. El texto del maleficio fue traducido por L. Dubois:
    “Escribo como maldición en la ceremonia de matrimonio de Tetima y Dionisofón, y de todas las otras esposas, tanto viudas como vírgenes, pero en particular de Tetima; y confío a Makrón y a los espíritus que solo cuando yo desentierre, desenrolle y relea esto, entonces ella pueda casarse con Dionisofón, pero no antes, pues no quiero que tome a otra mujer sino a mí; y que yo envejezca junto a él, y ninguna otra. Soy vuestra suplicante: compadeceos de Fila, amados espíritus, pues todos los míos me han abandonado. Pero guardad esto, por mi bien, para que esas cosas no pasen y la malvada Tetima perezca de mala manera y que yo me quede feliz y bendecida".
    Al parecer los deseos de la mujer no se cumplieron. El texto está redactado en un dialecto griego cuyas particularidades se acercan a las del tesalio y algunos dialectos de los siglos IV y III a.C. Los lingüistas piensas que es el antiguo idioma macedonio o, al menos, la forma de macedonio hablada en la capital del reino en el siglo IV a.C.
    Comentario

    El museo y la museografía son muy buenos. La iluminación está muy bien diseñada. Hay ideas originales, para exponer las piezas. La sala en la que se exhiben los ajuares funerarios de los hombres y las mujeres, está muy bien lograda.
    Los mosaicos extrordinarios. Aquí están algunos, pero también se pueden ver otros en la zona arqueológica. Lo que más me llamó la atención es la calidad de las terracotas. Algunas son de molde. La pieza de Afrodita es estupenda.
    La visita al museo es obligada. Hice algunas notas, pero necesitaba más tiempo. No se puede todo. Aquí está la Tablilla la Maldicion de Pela, que se describe antes.
    17 DE ENERO DE 2020
    Museo Arqueológico de Filipos 
    Zona Arqueológica de Filipos
    Filipos, Grecia

    Edificio
    Se construye en la década de 1960 con el propósito de almacenar y proteger los hallazgos arqueológicos de la zona. Entre 2006 y 2009 se realizó un proyecto de reforma, que incluyó obras de mejora en el edificio y una reelaboración de la exposición. Tiene dos pisos.
    Exposición
    El museo reúne piezas de la zona aqrqueológica de Filipos, pero también de lugares localizados en la región.

    Planta baja


    Se exponen los hallazgos de los períodos comprendidos entre la prehistoria y la Antigüedad tardía. Hay cerámica, joyas, monedas, esculturas e inscripciones. El área de exposición se divide en cinco secciones: el arte rupestre en Crénides; los hallazgos prehistóricos del yacimiento de Dikilí Tas; los tracios y la colonia tasia de Crénides; la ciudad helenística de Filipos y Filipos como colonia romana. Entre los objetos se halla la reproducción de una tumba macedónica descubierta en la ciudad, con su ajuar funerario.



    Planta superior


    La mayor parte de las piezas pertenecen al periodo palocristiano. Los siglos V y VI con sus grandes iglesias. Y también objetos de los siglos VIII al XIV. Hay elementos arquitectónicos, inscripciones, mosaicos, piezas de cerámica y monedas.
    Comentario
    Es pequeño, pero tiene muy buenas piezas. Está muy bien conservado. Me llamaron la atención unas cabezas del siglo II a.C., la imagen de la mujer y los plieges del vestido de la escultura (ver las fotos) y elementos arquitectónicos y frontales de altar de la época palocristiana. La ventana con fragmentos de vidrio de la época romana.

    Nunca había visto una ventana como esta. Está compuesta a partir de pedazos de vidrio. Es de la época romana.
    11 DE ENERO DE 2020
    San Diego Museum of Art
    San Diego, California

    Edificio
    Es un diseño de los arquitectos William Templeton Johnson y Robert W. Snyder en estilo plateresco español del siglo XVI. Se integra a las estructuras de la Exposición Panamá-California de 1915, que se encuentran también en el Balboa Park.
    La fachada de la entrada se inspira en la Universidad de Salamanca. La Catedral de Valladolid influyó en el diseño exterior del museo, y los arquitectos derivaron motivos interiores del Hospital Santa Cruz de Toledo. La construcción tomó dos años.
    El museo se inauguró en 1926, y el mecenas que lo construyó lo donó a la ciudad. En 1966 se añadió el ala oeste y un patio de esculturas que duplicaron su tamaño, y en 1974 el ala este, que amplió aún más los espacios de exhibición.   
    Colección
    El museo está organizado en cinco grandes Secciones: Arte de Asia, Arte de Europa, Arte de Norte América, Arte de la Posguerra y Arte Contemporáneo. El acervo de Arte Asiático contiene piezas mayoritariamente de China, Japón y la India, pero también tiene de Cambodia, Tibet y Nepal. Lo que más me gustó fue un caballo, un camello y un jugador de polo de la Dinastía Tang (siglo VIII); un buda de la Dinastía Jin (Siglo XII-XIII) y acuarelas opacas indias del siglo XVII. (Están en el catálogo)     

    La colección de Arte Europeo es muy buena. Las obras que en esta ocasión más me gustaron fueron: El arresto de Santa Engracia, de Bartolomé de Cárdenas (Bartolomé Bermejo) (1463-1498); La coronación de la Virgen, de Luca Signorelli (1445-1523); San Pedro, penitente, de El Greco (1541-1614); Retrato del Marqués de Sofraga, de Goya (1746-1828); La joven pastora, de William Bouguereau (1825-1905); La bailarina, de Degas (1834-1917); El Sena en París, de Raoul Dufy (1877-1953); Mujer desnuda leyendo, de Robert Delaunay (1885-1941); Memoria de Turín, de Giorgio de Chirico (1888-1978) (Están en el catálogo)
    El Arte Norte América comprende a los estadounidenses, el arte colonial y a los modernos mexicanos. Esta vez me tocó ver una buena parte de su colección de arte mexicano moderno. Es muy interesante el cuadro la Expulsión del Jardín del Edén, de autor anónimo que procede de una iglesia del Estado de Hidalgo y es de 1728 y Las manos del Dr. Moore, de Diego Rivera, que es una obra de 1940.
    Del Arte de la Posguerra y del Arte Contemporáneo me llamaron la atención una estupenda escultura de Henry More (1898-1986), que está en el jardín y también aquí una escultura de Louise Nevelson (1899-1988). (Tengo el catálogo que tiene muy buenas fichas técnicas de cada cuadro).

    Comentario
    Las colecciones del museo abracan un período que va del 5000 a.C., a la época actual. Se planeta como un museo que quiere ofrecer una visión panorámica del arte a nivel mundial. El arte de Asia y el de Occidente. Hay obras de extraordinario valor.
    El museo rebasa cualquier expectativa, para una ciudad de la dimensión de San Diego. Las colecciones han crecido, sobre todo, a partir de grandes donantes de obra y recursos financieros. El patio de esculturas es muy bueno. La museografía y la iluminación son muy buenos. El catálogo está muy bien armado y presentado.
    04 DE ENERO DE 2020
    Museo Regional de Durango
    Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED)
    Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)
    Durango, Durango.

    Edificio
    Se construye a mitad del siglo XIX según diseño de Stanislao Slonecky, para servir como residencia de la familia de Francisco Gómez Palacio (1824-1886) quien fuera abogado, poeta y político. Es un conjunto de piedra clara con un doble frente y un patio exterior cerrado por una herrería de la época. El estilo es ecléctico y toma elementos decorativos de distintas propuestas de la época. Tiene una entrada principal y dos secundarias con muy buenas escaleras. El interior es el original y revela el desgaste de los años. La escalera de encino que da acceso al segundo piso es muy buena y también los techos de zinc, las ventanas y puertas, también de encino macizo.
    La casa, después de ser la residencia de la familia Gómez Palacio, ha tenido muchos usos: Pagaduría de las tropas revolucionarias del General Domingo Arrieta; Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos de Durango; Juzgado del Registro Civil; Presidencia Municipal; Escuela Primaria Particular "Justo Sierra"; Escuela de Prácticas Anexa a la Normal; Escuela No. 18 Vicenta Saracho y Biblioteca Pública. De 1973 a 1984, sede del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Durango. En 1985 el gobierno del Estado la Universidad Juárez, para instalar el Museo Regional.
    Colección
     
    Como todos los museos regionales del país ofrece un recorrido por la historia del Estado de la época prehispánica a la Revolución. Me llamaron la atención el conjunto de diez cuadros de Miguel Cabrera (1695-1768) que se encuentran muy mal exhibidos en el vestíbulo del segundo piso. Todos son de buena factura y algunos particularmente logrados. Los títulos: 1) La natividad; 2) La presentación de la virgen; 3) La anunciación de la virgen; 4) La coronación de la virgen; 5) Presentación del niño en el templo; 7) La circuncisión; 8) El sueño de José; 9) Adoración de los pastores; 10) Adoración de los reyes magos.
    He visto también los dos cuadros de Cabrera que están en la oficina de la directora de la Normal del Estado que pienso pertenecen también a este conjunto. Tienen la misma temática (Los esponsales de la virgen…) y las mismas dimensiones, es posible que estos sean un poco más grandes. Todos están firmados como “Cabrera Pinxit” y en algunos la firma aparece al centro y en otros a la derecha del cuadro. 
    Del período prehispánico me interesó la Cultura del Desierto (6000 a.C. a la llegada de los españoles). Hay piezas de fibras vegetales (sandalias…) y textiles de lechuguilla del 900 al 1500 d.C., encontrados en La Candelaria y Cueva de la Palia, Coahuila, y de Zape Chico, Durango. Piezas de la Cultura Loma de San Gabriel del 500 a.C. De la Cultura Chalchiuite que empieza a decaer cuando Altavista, su principal centro, es destruído en 900 d.C. A partir de ahí inicia la etapa de la Cultura Post-Chalchiuite que se extiende por todo lo que es ahora el estado de Durango y permanece hasta la conquista.    
    De manera particular me llamó la atención, me gustaría mucho visitar esa zona, los desarrollos que se desprenden de la Cultura Oasis América, del suroeste de Estados Unidos, que alcanza su esplendor en los siglos IX al XII d.C. y que luego se disgrega. Los pueblos de esa cultura llegan a Durango y permanecen hasta la conquista. La zona se conoce como Casas de los Acantilados y conjuntos de estas construcciones se encuentran en: Topia, Otáez, San Dimas, Pueblo Nuevo, Cerro Blanco y El Salto, Mezquital. Hay muy buenas piezas de la cultura Aztlán que se origina hacia el siglo VI d.C. en la región del Pacífico (Nayarit…) y que en Durango se desarrolló del 950 al 1150 d.C. 
    Del período colonial me gustó un biombo anónimo del siglo XVIII; una estupenda escultura barroca, de una santa sin nombre, con un enorme movimiento del vestido, del siglo XVIII; un muy buen san Gabriel arcángel, pintura barroca de buena factura, de autor desconocido del siglo XVIII. Un buen cuadro de Juan Correa, la conversión de san Pablo, que es del siglo XVIII.

    Sabía que la Guerra Cristera de 1926 a 1929 fue intensa en esta zona (altar de los mártires en la Catedral), pero no conocía que en Durango se dió una Segunda Guerra Cristera que va de 1934 a 1941. Dos de sus principales líderes fueron: Trinidad Nuera y Florencia Estrada.
    Comentario
    La museografía en su conjunto está ya muy rebasada y urge una intervención integral. Hay muy buenas piezas de las culturas prehsipánicas y pinturas y esculturas de la época colonia. La casa es muy buena.
    1/1