Recomendaciones 2018
RECOMENDACIONES
  • 2018
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • Recomiendo lectura
    Sueño de Solentiname
    Julieta González y Pablo León de la Barra, editores.
    Fundación Jumex
    México, 2018
    pp. 94

  • Recomiendo lectura
    Guía de arquitectura
    Ciudad de México
    Miquel Adrià, director general
    Arquine
    México, 2017
    pp. 223

  • Recomiendo lectura
    La República amorosa de López Obrador  
    Demetrio Sodi
    Lito Grapo
    México, 2018
    pp. 117

  • Recomiendo lectura
    El país bajo mi piel. Memorias de amor y guerra
    Gioconda Belli
    Plaza & Janés Editores, S.A.
    Barcelona, 2001
    pp. 427

  • Recomiendo lectura
    Las grandes entrevistas de la historia: 1859-1992
    Edición de Christopher Silvester
    El País-Aguilar
    Madrid, 1997
    pp. 634

  • Recomiendo lectura
    Ébano
    Ryszard Kapu?ci?ski
    Editorial Anagrama
    Barcelona, 2000
    pp. 340

  • Recomiendo lectura
    Compendio de historia de los papas
    Juan E. Schenk Sanchis
    EDICEP
    Valencia, España, 2000
    pp. 312

  • Recomiendo lectura
    Todo aquello que nos une
    Mi autobiografía
    Jusitn Trudeau
    Editorial Planeta
    México, 2018
    pp. 298

  • Recomiendo lectura
    Auge y caída del socialismo  
    José Rafael Vilar
    Plural Editores
    La Paz, Bolivia, 2017
    pp. 278
     

  • Recomiendo lectura
    Pensar México
    Mauran Soto Antaki  
    Editorial Taurus
    México, 2017
    pp. 215

  • Recomiendo lectura
    El arma en el hombre
    Horacio Castellanos Moya
    Tusquets Editores
    México, 2001
    Pp. 132

  • Recomiendo lectura
    Lutero
    Una vida delante de Dios
    Rafael Lazcano
    Editorial San Pablo
    Madrid, 2017
    Pp. 270
     

  • Recomiendo lectura
    No faltaba más
    Ros
    Editorial Lumen
    México, 2018
    pp. 173

  • Recomiendo lectura
    Huérfanos del narco
    Los olvidados de la guerra del narcotráfico
    Javier Valdez Cárdenas
    Editorial Aguilar
    México, 2015
    pp. 252

  • Recomiendo lectura
    De animales a dioses
    Breve historia de la humanidad
    Yuval Noah Harari 
    Editorial Debate

    México, 2016
     
    pp. 493

     
     
     

  • Recomiendo lectura
    Amantes y enemigos
    Cuentos de parejas
    Rosa Montero
    Debolsillo
    México, 2017
    pp. 221

  • Recomiendo lectura
    Escritos libertarios
    Albert Camus
    Tusquets Editores
    México, 2014
    pp. 297

  • Recomiendo lectura
    Bitácora de Libros
    365 libros para leer en 2018  
    José Antonio Lugo
    Editorial El Tapiz del Unicornio
    México, 2017
    pp. 365
     
    José Antonio Lugo, que fue becario del INBA bajo la tutoría de Alejandro Rossi, nos ofrece 365 pequeñas fichas con otros tantos títulos de libros. Están bien hechas y en su construcción se muestra una gran cultura. En todos los casos hay anotaciones pertinentes sobre el personaje y su obra. En ocasiones también sobre la relación del texto con otros que de alguna manera tienen relación con el mismo.
    La gran mayoría son obras de literatura de todos los tiempos y nacionalidades. Hablan de los gustos y pasiones de quien hace la selección. El espectro es enorme y va desde los clásicos griegos y latinos a los autores más recientes. Pasa por los grandes del Siglo de Oro y también por los clásicos italianos, franceses, ingleses y estadounidenses. Recorre a los autores del boom latinoamericano, pero también a los de antes y después del mismo. Da cuenta de las obras de autores mexicanos de muy diversas épocas. Están, no podrían faltar, los rusos, los japoneses y los portugueses.
    Hay otros libros que tratan de los múltiples campos de intereses del autor, que fue secretario de Juan García Ponce, y así nos encontramos con textos de filosofía, de teología, de historia, de política, de comunicación, de astrología, de arte, de literatura, de teoría literaria, de etnología, de antropología, de ciencia, de cocina, de diplomacia, de cine, de caricaturas, de piscología y de otros temas. Hice al ejercicio de preguntarme por algún título o autor, para después encontrarme la ficha correspondiente.
    El compilador hace reseña sintética de sus propios libros, algunos elaborados de manera conjunta y también de textos de sus amigos entre los que yo me encuentro. Hay libros sobre la escritura y la construcción del discurso político que son temas que interesan de manera especial al autor de estas 365 síntesis que ahora nos comparte en el sello editorial del novedoso y original proyecto que es El Tapiz del Unicornio, que dirige el propio José Antonio.
    La selección de libros que nos ofrece el autor, que ha escrito discursos para diversos presidentes de la República, es la base de una biblioteca mínima de carácter personal que en su brevedad es muy buena. El libro, de pequeño formato, es una muy buena guía comentada, para seleccionar lecturas de todo tipo, pero en particular de literatura de todos los tiempos y latitudes. Les recomiendo esta bitácora.

  • Recomiendo lectura
    El ruido del tiempo
    Julian Barnes
    Editorial Anagrama
    México, 2016
    pp. 199

  • Recomiendo lectura
    Polvo en el viento
    Memoria de amor, lodo y sangre
    Nadine Lacayo Renner
    Editorial Hispemer
    Nicaragua, 2017
    pp. 319
     
    Estas memorias íntimas se articulan a partir de tres historias entrelazadas. La relación amorosa de la escritora con Francisco de Asís Guerrero Gutiérrez (1952- 1979) a quien todos conocían como Piquín. La del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en los meses previos a la victoria el 19 de julio de 1979. La de la ciudad de Diriamba que era la de Joaquín, el seudónimo que tenía Piquín en la guerrilla.
    La primera historia cobija la de la autora y la de su novio asesinado por la guardia somocista, la de la familia Guerrero Gutiérrez, que es la de Piquín, en la que tienen un lugar central María Auxiliadora y Enrique, sus padres. La de sus hermanos y los amigos. Esa historia da cuenta de la vida de una familia provinciana en la Nicaragua de los años sesenta y setenta, pero también lo que ocurrió con ellas después de la Revolución. Esa historia familiar pude ser la de otras muchas a lo largo y ancho del país.
    En la historia de la Revolución, la autora recuerda hechos y nombres de amigos y familiares que todavía muy jóvenes perdieron la vida en esta gesta. A partir de su experiencia y la de Piquín trasmite el idealismo y el compromiso de su generación en la lucha por un mundo más justo y digno. Su incorporación al FSLN desde el trabajo campesino que impulsan los jesuitas. El contacto con la gente. La disciplina del partido.
    Las casas clandestinas, los colaboradores y simpatizantes que los cobijan en las comunidades. El cuidado y el apoyo de unos y otros. Las tareas previas a la insurrección y por fin el levantamiento. El triunfo de la Revolución y la tristeza y el dolor por los que no pudieron llegar a ese día. En particular Piquín caído cinco semanas antes de que esto sucediera. Los primeros años del gobierno revolucionario con sus luces y sombras. La referencia tangencial, pero no menos crítica, en lo que ésta acabó.
    Después de casi cuatro décadas, la autora, en compañía de la madre de Piquín, recorre Diriamba donde ella sigue viviendo. Las dos hablan de la historia de la ciudad en su visita por los sitios históricos y emblemáticos: la torre del reloj, la catedral, el pedagógico, el Teatro González y la iglesia de san Caralampio. Los edificios son testimonio mudo de los años de la prosperidad ligados a las buenas cosechas de café que se prolongaron por décadas.
    La decisión del gobierno sandinista a través de la Comisión Nacional de Renovación de Cafetales (Conarca) de destruir todos los cafetales de la región, para combatir la roya. A partir de ese momento la actividad de económica de la ciudad decae y pierde su brillo. Los edificios emblemáticos se deterioran y algunos quedan abandonados. Los mejores tiempos se han ido, pero la ciudad sigue siendo bella.
    En la memoria de la autora está muy viva la cultura de los años sesenta y setenta, que recorre todo el texto, y que se refleja en los libros que entonces se leían, los autores que se discutían, las modas en el vestir, pero sobre todo en la música que entonces se escuchaba. El título del libro es la canción Dust in the wind que cantaba el grupo Kansas.
    La autora a lo largo del texto habla de sus recuerdos de manera directa con Piquín. Él es su interlocutor en las tres historias. Después es 37 años, le platica como si estuviera junto a ella. Le habla de su amor, de cómo fue su muerte, de su entierro, del dolor terrible y paralizante que ella vivió al perderlo, de su recuerdo vivo en las comunidades campesinas donde trabajó, de que ha sido de la Revolución y de lo que ella tuvo que hacer para seguir adelante.
    Esta es una “historia de amor en tiempos de guerra”, como dice el escritor Sergio Ramírez, que siendo memorias íntimas se leen como una novela histórica. El texto de Nadine Lacayo no es uno más de los valiosos testimonios de la guerra. Es algo distinto y todavía más profundo. Es una lectura intensa y apasionada de su vida y de su amor. Una lectura que trasciende su vida y se convierte en la lectura, a partir de la historia personal, de un país, de la Nicaragua de ayer y de hoy.
    Sergio Ramírez lo dice muy bien: “La Historia nos deja hechos, batallas, heroísmos, nombres, en un tejido tantas veces indescifrable. Pero cuando se va a la historia propia, y se nos cuenta entera, como hace Nadine en su libro, todo se nos revela en sus relieves cabales, y entendemos que la Historia no es más que la suma de las historias individuales, y que solo ganan su propio resplandor cuando entramos en ellas para contarlas desde adentro”.
    Una clave no menor para entender estas memorias es lo que la autora comenta a la periodista Irene Selser en una entrevista: “No escribo “sobre el pasado” como pasado, sino sobre distintos presentes ubicándome en ellos de nuevo; presentes que también fueron futuro, y ahora se han convertido en pasado. Y también hablo de este presente- presente, quizás de lo que más hablo es del “hoy” que va teniendo su propio pasado”. 
     
    Nadine Lacayo Renner (Granada, Nicaragua, 1956). Socióloga. Maestría en Planificación y Desarrollo Social por la Universidad de Morelos, México. Desde muy joven, durante la Revolución Sandinista desempeñó diferentes cargos en estructuras del FSLN y del gobierno, luego fue consultora de organismos internacionales en desarrollo rural. Es creadora y miembro de la Junta Directiva de la Fundación para el Desarrollo Económico Social Rural. Integrante de la Asociación Nicaragüense de Escritoras (ANIDE). En su blog ECOS DE LOBA promueve la literatura escrita por mujeres. Revistas y periódicos han publicado sus artículos, narrativas y cuentos, el libro: Flores y Gatos, subtitulado Para caminar por la vida solo con el peso de una pluma en la espalda; A cielo Abierto, Ella ya es toda una señorita, La Conferencia, entre otros.

  • Recomiendo lectura
    Los recuerdos del porvenir  
    Elena Garro
    Editorial Joaquín Mortiz
    México, 2016
    pp. 286

  • Recomiendo lectura
    Comunicación Política 2.1. Modelo para armar
    Planeación, Operación y Estrategias de Comunicación  
    Felipe Chao Ebergenyi
    Juan María Naveja
    Sergio Anzalo Baeza
    UNAM y Editora Periodística y Análisis de Contenido
    México, 2017
    pp. 168

  • Recomiendo lectura
    Dios en el cine
    Raúl Mora Lomelí, S.J.
    Iteso e Ibero-León

    México, 2005

    pp. 267
     
    En 1969 vi en un mismo día seis veces la película 8 ½ de Federico Fellini en una de las clases del juniorado, la etapa de las humanidades en la formación de los jesuitas. La sesión la dirigía el padre Raúl Mora, que hacía unos meses había regresado de París donde había hecho su doctorado en la Sorbona, con una tesis sobre Alfonso Reyes. Ese día cambió para siempre mi manera de ver y entender el cine. Tenía 22 años.
    Después de cada proyección hacíamos un círculo de discusión, para analizar la película. Ahora recuerdo que estaban ahí, entre otros, Luis de Tavira, Miguel Ángel Cárdenas, Juan Luis Orozco y Miguel Romero. Analizábamos la técnica utilizada en cada una de las escenas, la actuación de la extraordinaria Gulietta Masina, esposa del director, pero sobre todo tratar de entender lo que proponía Fellini, desde la óptica de cada uno de nosotros.
    El padre Mora, nuestro extraordinario profesor de literatura y cine, en este libro analiza 17 películas desde la visión de Dios que encuentra se expresa en cada una de ellas. El texto se divide en tres partes. En la primera, Dios en el dinamismo erótico y amoroso, se analizan las películas: Ojos bien cerrados; Magnolia; Amores perros y Belleza americana.
    En la segunda, Con los pobres de espíritu, se analizan las películas: La vida es bella; Mi vida en rosa; El silencio de Oliver; El globo blanco y Bailando en la obscuridad. En la tercera, En nuestras luchas y nuestras esperanzas, se analizan las películas: Antes de la lluvia; En tierra de nadie; El empleo del tiempo; La fiebre del loco; Rompiendo las olas; Ciudad de Dios; Dobermann y Baraka.
    El jesuita, en el Prólogo, trascribe un texto de Luis Buñuel, con el que coincide en su manera que entender el cine y también en su búsqueda de Dios en el hombre:
    (…) un arma magnífica y peligrosa. Es el mejor instrumento para expresar la vida del subconsciente cuyas raíces penetran tan profundamente la poesía. No se crea, sin embargo, que estoy por un cine exclusivamente consagrado a lo fantástico o al misterio (…) Yo le pido al cine ser testigo, que dé cuenta del mundo, que diga todo lo que es importante de lo real. La realidad es múltiple y puede tener mil significaciones diversas para hombres diferentes. Quiero tener una visión integral de la realidad; quiero entrar en el mundo maravilloso de lo desconocido (…) El drama privado de un individuo no puede según yo interesar a nadie digno de vivir en su tiempo. Si el espectador comparte las alegrías, las tristezas, las angustias de un personaje de la pantalla, no será sino porque él ve ahí el reflejo de las alegrías, las tristezas, las angustias de toda la sociedad; por consiguiente, las propias suyas. La huelga, la inseguridad, el miedo a la guerra, etc., afectan a todos los hombres de hoy, por consiguiente, al espectador (…) Yo soy ateo, gracias a Dios (…) Creo que hace falta buscar a Dios en el hombre. Es esta una actitud muy simple.”
    Dios, dice el padre Mora, ha sido un tema inabarcable en la historia de la cinematografía. Por la pantalla han pasado pasajes de la Biblia, la vida de santas y santos y la gesta de acciones misionales. La vida de Jesús, desde las más diversas ópticas, ha sido un tema recurrente. El tema de Dios ha estado también presente “desde la búsqueda angustiosa, el rechazo religioso, la sonrisa esperanzada”.
    La búsqueda de Dios en el ser humano “es, dice el jesuita, la perspectiva con que iniciamos este estudio. El desvalido, el inocente, el que apenas se abre a la vida. O el que en nuestros días se refugia en el placer y parece no asumir su plenitud ni su propia sexualidad. Y el que es testigo o víctima de los conflictos en estos días de globalización, de guerras artificiales, crueles e injustas; de destrucción ecológica; de enfrentamientos religiosos; de discriminación y lucha de la mujer; de abuso del poderoso y también de alegrías familiares e infantiles”. En esa realidad, la de todos los días, está Dios en la vida y por eso también en el cine.

  • Recomiendo lectura
    Examen de mi padre  
    Jorge Volpi
    Editorial Alfaguara
    México, 2016
    pp. 289

  • 1/1