Animal Pol├ştico
0
Implicaciones de la captura de El Marro
11 DE AGOSTO DE 2020

El dos de agosto en un operativo conjunto de fuerzas federales y del estado de Guanajuato se capturó a José Antonio Yépez, el Marro, líder del Cártel Santa Rosa de Lima (CSRL) que opera en esa entidad.

De acuerdo al secretario de la Defensa, la detención se dio en el pueblo de Franco Tavera, municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas. En el operativo no hubo bajas de elementos de las fuerzas armadas y tampoco de integrantes del CSRL.

La captura del Marro es un buen golpe del gobierno del presidente López Obrador y también del gobernador Sinhue. En sí mismo, con todo, no anuncia mejoras inmediatas y tangibles en el entorno de la seguridad en ese estado.

Es incluso posible que en el corto y mediano plazo crezcan los niveles de violencia con la detención del líder de ese cártel como ya ha sucedido en otras ocasiones en distintos estados del país.

Esto porque se suele dar una disputa, una verdadera guerra, por el liderazgo del grupo, porque se da un proceso de fragmentación y también porque los otros cárteles aprovechan la ocasión para intentar ampliar su influencia.

Se conoce que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) ha tenido constantes enfrentamientos con el CSRL por el control de las plazas en Guanajuato.

Los especialistas de seguridad piensan que es muy probable que el CJNG intente aprovechar la situación para incrementar sus ataques contra el CSRL y así acrecentar su presencia operativa en el estado.

Y también consideran que a mediano y largo plazo si el CJNG resulta el triunfador en esa guerra se puedan reducir los niveles de violencia al haber un cártel hegemónico.

El CSRL a más del tráfico de drogas ha ampliado sus actividades delictivas al robo de combustible, de autos, de carga en las carreteras y en los trenes, la extorsión y el secuestro.

En los 20 meses que lleva el gobierno esta es la primera captura de un narcotraficante importante. Antes se había hecho en Sinaloa, con el hijo del Chapo, pero el presidente ordenó abortar la operación y liberarlo.

La detención del Marro es un logro de las autoridades, pero al mismo tiempo evidencia los límites de la estrategia que en los últimos 14 años se ha seguido contra el crimen organizado.

Solo el fortalecimiento de las policías de los estados, con un agrupamiento especializado de élite y un mando único, y de policías municipales realmente profesionales se puede cambiar la situación.