Museos y Expos.
0

30 DE ENERO DE 2020

Museo de las Tumbas Reales

Vergina, Grecia

Al norte de la muralla, entre Vergina y Palatitsia, se encuentra una necrópolis que fue utilizada desde la Edad del Hierro, a principios del primer milenio a.C. La mayoría de los entierros pertenecen a épocas anteriores al periodo clásico aunque unos pocos a tiempos posteriores. Las tumbas reales del siglo IV a.C. son las más relevantes.   

- Gran túmulo

Tiene 119 metros de diámetro y una altura de 12 metros de alto. En 1977, tras años de excavación, el arqueólogo griego Manolis Andrónikos se encontró con dos tumbas.

Gran túmulo. Abajo están las tumbas.

  • Tumba I o Tumba de Perséfone

Su estructura es rectangular. En tres de sus muros se exhiben frescos: en uno está el rapto de Perséfone y muestra a Plutón conduciendo unos caballos blancos al tiempo que detiene a su cautiva. Otra imagen representa a Deméter y las tres Parcas. Las escenas son de gran calidad artística. La tumba contenía los restos de un hombre, una mujer y un niño. Es la más jóven de las mujeres de Filipo II y su hijo de meses. En la antigüedad fue saqueada.

  • Tumba II

 

Es la tumba de Filipo II de Macedonia. Es una gran construcción con bóveda de cañón. Se encuentra a poca distancia de la primera. Se conservó intacta. El ajuar funerario incluía la armadura y armas que le pertenecieron (cascos, escudos…). Y también vasos de oro, plata y bronce.  

El sarcófago de mármol contenía dos arquetas de oro. La más grande con los restos incinerados de Filipo y una corona funeraria de oro, con hojas de roble y bellotas. Fue decorada con un sol, símbolo de los reyes de Macedonia. En la fachada, destaca una escena de caza, algo poco habitual en las construcciones funerarias. Se piensa que los dos jinetes representan a Filipo y a su hijo, Alejandro Magno.

En la antecámara se encontró la andadera en la que se llevó su cuerpo, para incinerarlo. Mientras ardía la pila funeraria las personas arrojaban objetos. En vitrinas se exhiben las muchas piezas encontradas en la cámara y en la antecámara de la tumba. Las figuras pequeñas de marfil son de una gran calidad artística.

  • Tumba III o Tumba del príncipe

 

Se descubre en las excavaciones 1978. Es del siglo IV a.C. Estaba intacta. Aquí se enterró al hijo de Alejandro Magno que éste no conoció. Junto al ajuar funerario hay vasos de plata y bronce. Está la urna funeraria que es de plata y dentro una corona de oro adornada con hojas de roble y bellotas con relieves de marfil y oro. También había un canapé de madera bastante descompuesto y la armadura del difunto. Son notables los frescos y las puertas. 

- Comentario

El conjunto es extraordinario. Los ajuares funerarios y las piezas que los acompañan son de una enorme calidad técnica y estética. Impresiona. La museografía es muy buena. El manejo de la luz en penumbra. La iluminación de las vitrinas. La forma en que están colocadas cada una de las piezas. Es una experiencia intensa. Un audiovisual, muy bien hecho, explica los entierros y los rituales funerarios. 

Dama de Egas