Museos y Expos.
0

27 DE SEPTIEMBRE DE 2019

Museo Bizantino

Atenas, Grecia

Historia

En 1884 se funda la Sociedad Cristiana Arqueológica y en 1914 surge el museo. En 1923 se completa el núcleo principal de su colección permanente. En 1924, la colección se presenta por primera vez al público en la Academia de Atenas. En 1930 el museo se instala de manera definitiva en la Villa Ilissia en una de las principales avenidas de la ciudad, la Leoforos Vasilissis Sofías.

Villa Ilissia

En 1840-1848 se construye la villa con el diseño del arquitecto Stamatis Kleanthis. Es un conjunto de edificios de inspiración bizantina. Su propietaria es Sophie de Marbois-Lebrun, duquesa de Piacenza, que en 1837 se instala en Atenas. Nace en 1785 en Philadelfia, Estados Unidos, hija de un político y diplomático francés, el Marqués Francois Barbé de Marbois, y de la estadounidense Elisabeth Moore, hija del gobernador de Pensylvania William Moore. Se casa con Charles Lebrun, hijo de un cónsul de Napoleón y duque de Piacenza.

Tras su divorcio se interesa en la lucha de los griegos por su libertad y en 1830 se instala, junto a su hija, en Nauplia (Nafplio), primera capital del Estado griego. Se implica en el debate político de la época y se relaciona con la poderosa familia Mavromichalis. A partir de 1831 empieza a comprar terrenos en Atenas y Pendeli. En 1837, tras la muerte prematura de su hija, se instala definitivamente en Atenas. Su presencia tuvo impacto en la sociedad de esa época. La duquesa encarga al arquitecto Stamatis Kleanthis la construcción de seis edificios en Atenas y Pendeli. Ella vivió en la villa hasta su muerte en 1854.

Edificio

A la muerte de la condesa el complejo pasa al Estado griego que lo usa como sede de la Escuela Militar y otras administraciones militares. En 1926 fue cedida para alojar el Museo Bizantino.

La interevención del edificio para transformarlo en museo es obra del arquitecto Aristóteles Zaxos. En 1930 se reinaugura en el contexto del III Congreso Internacional Bizantino. En la II Guerra Mundial se cierra y reabre sus puertas en 1946. Con la ayuda del plan Marshal se construye una nueva ala y se reorganiza el taller de restauración. En la década de los ochenta hay una transformación radical del edificio que se amplía, para que se pueda exponer la mayor parte de la colección. A partir de 2004 se exponen las colecciones paleocristianas y bizantinas y de 2010 la colección post-bizantina.

La que fue la casa de la duquesa hoy se utiliza, para exposiciones temporales y oficinas. La colección se ubica en el nuevo edificio que tiene dos niveles y que en la parte exterior está totalmente integrado a la construcción original. Arquitectónicamente está muy bien resuelto. A la entrada del museo uno no se imagina las dimensiones del edificio y la calidad del diseño.

Arte Bizantino

En 395 el emperador romano Teodosio divide el Imperio entre sus hijos Arcadio y Honorio. A Honorio le da el Imperio de Occidente, con capital en Roma, y a Arcadio el Imperio de Oriente, con capital en Constantinopla, que será la única capital del Imperio tras la caída de Roma en 467. Al inicio del siglo V en Constantinopla nace el arte bizantino que crea un lenguaje propio con influencia del arte griego, helenístico, romano y oriental. Se reconocen cuatro etapas del arte bizantino:  

  • Primera Edad de Oro: 527–726. Esta época coincide con la de Justiniano I (527-565). Es la etapa de formación del arte bizantino en sus aspectos formales.
  • Querella iconoclasta: 726-843. Enfrenta a los iconoclastas contra los iconódulos. Produce una crisis en el arte figurativo.
  • Segunda Edad de Oro: 913-1204. En este último años los cruzados conquistan y destruyen Constantinopla. Se consolidan los aspectos formales y espirituales del arte bizantino; es la verdadera etapa creadora y definidora de la estética bizantina.
  • Tercera Edad de Oro: 1261-1453. En el último año los turcos toman Constantinopla. Es el tiempo de la dinastía de los Paleólogos. El arte bizantino florece en los países eslavos, Rusia y sureste de Europa.

En la Primera Edad de Oro en arte bizantino florece también en Rávena, que es la capital del Imperio Bizantino de Occidente del siglo VI al VIII. En la Segunda Edad de Oro se hace presente en Venecia y también en Grecia. Se extiende a Armenia y a Rusia. En la Tercera Edad de Oro se sigue expandiendo en Rusia, en Rumania y Bulgaria.

Colección

Se integra con más de 25,000 objetos de arte que abarcan del siglo III al siglo XX. Proceden principalmente de Grecia, Asia Menor y los Balcanes. 

  • Salas primeras 

Hay piezas precristianas hasta las primeras manifestaciones artísticas posteriores al Edicto de Milán que promulga Constantino en 313 d.C. Piezas importantes son: El Sarcófago de Esmirna; un mármol con la representación de la Natividad y una representación de la huida a Egipto. Son del siglo IV o principios del V. Hallados en Naxos.

  • Sala copta

Está dedicada a los coptos de Egipto. En el arte copto se unen la tradición griega, las influencias del Egipto de los faraones y el Islam.

  • Salas de Bizancio antes de la caída de Constantinopla

Están dedicadas al esplendor del arte bizantino previo a la cuarta cruzada. Hay un gran número de objetos litúrgicos, frescos e iconos. Destaca un sarcófago monolítico del siglo X encontrado cerca de la Biblioteca de Adriano. Íconos de los siglos IX y XIII.

  • Salas de Bizancio después del Imperio Latino

Después de la caída del Imperio Latino, los Paleólogos tomaron el gobierno imperial hasta la caída de Bizancio en 1453. El poder político-militar ya nunca volvería a ser el mismo, pero el cultural es extraordinario. Florecen la filosofía, la ciencia, la literatura y el arte. Constantinopla y Tesalónica son de las ciudades más luminosas de occidente. Este esplendor es la base de la pintura postbizantina que tiene un gran desarrollo en Creta y en las ciudades ocupadas por los Venecianos. El Greco pertenece a este movimiento.

 

  • Salas de la pintura del siglo XVI-XVII 

Las primeras obras provienen de Creta y de Venecia. Algunas ya tienen una influencia del renacimiento italiano y otros razgos flamencos.

  • Salas de pintura del siglo XVIII-XIX

  • Salas de libros 

Se exponen múltiples objetos de arte entre ellos libros y manuscritos medievales, algunos con casi mil años de antigüedad: Biblias, tratados teológicos, estudios históricos y geográficos, libros de oración y hagiografías.

  • Salas con pinturas del siglo XX

Diversas maneras de abordar, desde la actualidad, la técnica y la tradición de la pintura bizantina.  

Comentario

El edificio, los jardines y la explanada son parte de un todo. El museo está en un sótano, para no agredir la visual del conjunto original. Lo que era la casa central es el área de exposiciones temporales. El museo es uno de los más importantes del mundo dedicado al arte bizantino y post-bizantino. Hay piezas desde el inicio del siglo siglo IV al siglo XX. Muchas de un gran valor histórico y artístico. Me impresionó y aprendí mucho. Al terminar la visita hicimos un alto en la cafetería del museo.