Museos y Expos.
0
Museo Gayer-Anderson. El Cairo, Egipto
18 DE MAYO DE 2019

La historia

En 1904, Gayer-Anderson médico militar inglés se incorporó al Ejército británico. En 1907 fue transferido a Egipto. En 1919, deja el Ejército para ocupar cargos administrativos en el gobierno. En 1924 se retira, pero se queda a vivir en Egipto. Dedica su tiempo a los estudios orientales, pero en especial a la cultura islámica.

En 1930 compra dos casas, que empieza a restaurar y son el origen del museo. Vivió en ellas entre 1935 y 1942 con un permiso especial del gobierno egipcio. En 1942 tuvo que regresar a Inglaterra. Las heredó, con todos sus bienes, al gobierno egipcio. Murió en su país en 1945.

 

El edificio

Son dos casas contiguas a la Mezquita Ibn-Touloum construídas en 879 en el barrio de Sayyida Zeinab. Cuando se edificaron era habitual que las viviendas situadas alrededor de las mezquitas se levantaran partiendo de uno de sus muros y de este modo quedaban unidas en un todo arquitectónico.

La primera casa la construye Abdel-Qader al-Haddad en 1540 pero más tarde se conoce como Beit Amna bint Salim? por su último propietario. La segunda, la más grande, la construye Hajj Mohammad ibn al-Hajj Salem ibn Galman al-Gazzar en 1631. Esta fue después comprada por una musulmana de Creta y la casa se le empezó a llamar Beit al-Kritliyya (Casa de la Mujer Cretense), que es como ahora se conoce el conjunto. ?Están unidas por un puente a la altura del tercer nivel.

En las casas hay celosías de madera de gran belleza, que también se encuentran en la terraza. La estructura interna es un laberinto con cuartos y amplios salones que se que se conectan por estrechos pasillos y escaleras. Hay una hermosa logia y diferentes terrazas con vistas a la mezquita y a la ciudad. Los pisos son de estilo otomano de mármol y mosaico.

 

La colección

La colección son el conjunto de objetos reunidos por Gayer-Anderson. La gran mayoría piezas de los siglos XVIII y XIX, que provienen de diversos países orientales. Todas de la cultura islámica. Hay alfombras, muebles, textiles, cerámica, elementos arquitectónicos, cuadros y muchos otros objetos.

Es notable el salón Damasco con paredes y techos cubiertos de paneles de madera decorados que vienen de una casa del siglo XVII ubicada en Damasco. Y también el salón Persa. Está el Harem y una estrecha galería para mujeres de la que se podía ver lo que pasaba en el Salón de Celebraciones sin que se les pudiera ver.

 

Comentario

Lo más valioso es la arquitectura de las casas y la atmósfera que se respira en ellas como lugar de vivienda. Gayer-Anderson a lo largo de los años logró formar una gran colección. Son elementos arquitectónicos y piezas que le gustaron y por eso se hizo de ellas. Era un estudioso y un gran admirador del arte islámico.