Cine y Teatro
0
El abrazo de la serpiente
2018

El abrazo de la serpiente    

Producción: Argentina, Colombia y Venezuela, 2015

Dirección: Ciro Guerra

Guión: Ciro Guerra y Jacques Toulemonde Vidal

Fotografía: David Gallego

Música: Nascuy Linares

Con: Nilbio Torres, Antonio Bolivar, Jan Bijvoet, Brionne Davis, Luigi Sciamanna, Nicolás Cancino, Yauenkü …

 

Sinopsis: La historia se articula a partir de los diarios, en sus viajes por el Amazonas, del etnógrafo alemán Theodor Koch-Grünberg (1872-1924) y el etnobotánico estadounidense Richard Evans Schultes (1915-2001). En distintas épocas, el chaman Karamakate se relaciona con los dos.

En 1909, Koch-Grünberg (Jon Bijvoet), de la Universidad de Tubinga, que por años ha vivido en la selva se encuentra muy enfermo. Lo acompaña Manduca (Yauenkü Migue), un antiguo esclavo de las plantaciones de caucho en Perú. Visitan a Karamakate (Nilbio Torres, cuando era joven y Antonio Bolívar, ya de viejo), para ver si puede curar al alemán. Al  principio se niega porque desconfía de los blancos. Finalmente accede y por las fosas nasales le aplica el llamado “semen de sol”. Los tres parten en búsqueda de la planta sagrada yakruna que lo puede curar de manera definitiva.

Treinta años después, en 1940, Evan (Brionne Davis) se encuentra con Karamakate ya envejecido.  El estadounidense se propone seguir los pasos de Koch-Grünberg en busca de la yakruna. A Karamakate le dice que es por razones académicas, pero en realidad está interesado en descubrir nuevos bosques de caucho que puedan ofrecer suministro, para el ejército estadounidense que combate en la II Guerra Mundial.

Las dos expediciones llegan a la misión religiosa de La Chorrera. En 1909 la dirige un capuchino español que reúne huérfanos de las caucheras, para impedir sean esclavizados. Los niños indígenas viven un proceso de occidentalización. Karamakate intenta enseñarle saberes tradicionales. Entra en conflicto con el religioso. Manduca ataca al capuchino en defensa de los niños. Los visitantes tienen que salir de la misión.

En 1940 el mismo asentamiento da cobijo al culto religioso bajo la conducción de un brasileño que se hace pasar por el Mesías. Los huérfanos de antes, que ahora son adultos, están integrados al culto. Desconfían de Evan y Karamakate, pero son aceptados cuando se hacen pasar por los reyes magos Baltasar y Melchor. Karamakate cura a la mujer del Mesías y después huye en compañía de Evan.

Koch-Grünberg, Manduca y Karamakate llegan a un puesto fronterizo donde viven los últimos miembros de la nación del chamán. Los pobladores son presos del alcohol y han olvidado sus tradiciones. Ahora cultivan la yakruna, que la tradición dice debe crecer salvaje, y la usan como una droga recreativa. Karamakate prende fuego a los cultivos mientras que un grupo de militares colombianos toma la aldea.

En 1940, Karamakate y Evan llegan a los Cerros de Mavecure. Aquí se encuentra la última planta de yakruna. El estadounidense confiesa al chamán cuál es el motivo real de su expedición; el caucho. Karamakate decepcionado de la búsqueda le dice que no puede llevarse la planta y que debe consumirla, Evan accede. La película termina con las visiones de color que produce la yakruna.

 

Comentario: El director hace un homenaje a los ríos de la selva amazónica y a los pueblos Tikuna, Kubeo, Huitoto y Ocaina que todavía sobreviven en esa región. Las historias en los diarios de Theodor Koch-Grünberg y Richard Evans Schultes son la guía para contemplar la grandeza de la naturaleza y la espiritualidad de los pueblos que la habitan.

El director sabe que esas naciones están a punto de desaparecer. Ahora ya sólo se integran por algunos miles de pobladores y en algunos casos solo cientos. Su pérdida implica que deja de existir, que muere para el mundo, su cosmovisión, su lengua, su cultura y también sus saberes. Después de miles de años de haber habitado la tierra desaparecen.

La película también rinde homenaje a los científicos que se introdujeron a la selva en búsqueda de conocer la región amazónica y a los pueblos que la habitan. Ellos dieron a conocer al mundo la belleza y los misterios de ese espacio prácticamente desconocido. Koch-Grünberg estudió la cultura de esas naciones, sus prácticas de sanación y de chamanismo. Evans estudió las propiedades farmacológicas de muchas plantas y hongos de uso ritual. Fue uno de los primeros en señalar y crear conciencia sobre la potencial destrucción de la selva amazónica y el creciente exterminio de los pueblos originales.

Los actores son integrantes de los pueblos indígenas y su actuación es muy buena. La fotografía en blanco y negro es impresionante y la selva luce imponente. Está siempre presente la inmensidad del paisaje y la fuerza de los ríos. Y en todo momento está el dolor, pero también la admiración, de los pueblos explotados por el colonialismo que ahora están a punto de la extinción.

 

Premios: En 2015, ganó el Premio Art Cinema en la sección Quincena de Realizadores del Festival de Cannes; en 2016 fue nominada al Óscar como mejor película extranjera.