Lecturas
0
Mis generales
2016

Mis generales

Una crónica de amor y desamor sobre el poder militar en México

Isabel Arvide

Temas de Hoy

México, 2012

Pp 320

 

Es una crónica de la vida de 36 generales mexicanos a partir de la relación personal que la autora, controvertida periodista Isabel Arvide, decana de la fuente militar en el país, mantuvo con ellos. La narración tiene un claro carácter autobiográfico. En la introducción dice escribe el libro porque “no podía silenciar mis vivencias con ellos” y “sentí que era mi obligación hablar en voz alta de quienes son estos jefes militares”. Se define y asume como un militar, aunque formalmente no lo sea.

En su versión, lo importante de estas crónicas “es que nada de lo aquí escrito es mentira. Los asesinatos que no me constan, los negocios, las constructoras, los millones de dólares producto del crimen organizado, las complicidades militares, los arraigos ilegales, todo aquello que no presencié literalmente me fue contado por sus protagonistas en su tiempo tal como reproduzco. Y todo lo otro, yo estaba ahí, me tocó vivirlo”.

Y añade que “todo lo que aquí está escrito ya prescribió. Lo vivido no es sino eso, lo que ya fue, lo que no nos pertenece. Si la vida privada, las relaciones amorosas, eróticas, amistosas se imbrican con los sucesos públicos, es porque así sucedió. Y no era ético negar una parte para poder contar la otra. Insisto, no perseguía la exhibición de mi intimidad, fue algo que se dio connatural”.

“Los generales mexicanos, dice Arvide, son, definitivo, seres humanos de facetas tan predecibles que se convierten en el misterio mayor para aquellos que no pueden tener acceso a su cercanía.  Son ingenuos hasta en su perversidad mayor.  Son el prototipo del macho mexicano y, también, del hombre vulnerable que sigue añorando el vientre materno”.

Continúa, “ni siquiera a quienes conocí en el inicio de su carrera militar, todavía recibiendo órdenes de otros generales, puedo recordar obedientes.  Y, paradoja mayor, eso es lo que son.  Los seres de mayor disciplina, sumisión a imaginar. Son ejemplo de templanza y también de subordinación hasta en la cárcel”.

Y en su descripción asegura que “su valentía, tan singular, los hace vulnerables a todo lo que viene envuelto en palabras, en papeles, con apellido de negociación, en sofisticación política. Y si me apuran son endebles en los eventos sociales más inocentes.  No se diga frente a un micrófono. Sus ambiciones, como su honestidad, siempre están enfocadas hacía dentro de una institución que sigue siendo su universo hasta la última de sus horas”.

El relato de Arvide surge de la vivencia y experiencia personal. Escribe de lo que está presente en su memoria, que siempre es selectiva, y de la valoración que hace de los personajes y acontecimientos, desde su particular mirada, influida, a su vez, por filias y fobias que siempre hace presentes. No es una investigación histórica. Ella misma lo reconoce. El valor y fuerza del texto está en dar a conocer, se expone también ella, los encuentros muy personales, incluso íntimos, con los generales a los que hace referencia.

Es un texto peculiar y único. Sólo ella, con su cercanía privilegiada al Ejército y sus integrantes, por más de tres décadas, pudo haberlo escrito. Saca de los cuarteles, pone a la luz del día, comportamientos que dejan ver la fuerza, pero también la debilidad del Ejército y sus hombres. El relato muestra la evolución que ha vivido la institución a lo largo de estos años. Da cuenta del poder absoluto del general secretario de la Defensa y de los abusos en el ejercicio de la autoridad de muchos de los generales.

Habla de sus costumbres, de sus mujeres y familias, pero también de sus amantes. En la cultura militar que ella refiere, no tenerlas es sinónimo de debilidad. Está presente la venganza, el odio y la injusticia. En su visión hay generales acusados por otros generales de nexos con el narcotráfico o la corrupción, que son inocentes. Se les juzga por esos motivos, pero es para saldar afrentas u ofensas del pasado.

El libro se lee con facilidad. Es la redacción de una periodista con oficio. El ritmo es ágil y los textos concisos. Las crónicas, todas cortas, varían en su dimensión. Arvide es un personaje controvertido. Ella lo sabe y asume. Los relatos, unos mejores que otros, me parecieron interesantes y me dio nueva información sobre el Ejército en la conciencia de que es una crónica testimonial y no una investigación académica.