Cine y Teatro
0
House of cards
2017

House of Cards  

Producción: Estados Unidos, 2017 (Quinta temporada)

Creador: Beau Willimon

Directores: Agnieska Holland, Daniel Minahan, Michael Morris, Roxana Dawson y Robin Wright.

Guión: Frank Puglese, Melisa James Gibson, Jhon Makiewicz

Fotografía: Eiyil Bryld

Música: Jeff Beal

Con: Kevin Spacey, Robin Wright, Michael Kelly, Jayne Atkinson, Boris MCGiver, Campbell Scott, Patricia Clarkson, Molly Parker, Derek Cecil, Neve Campbell, James Martínez

 

Sinopsis: La quinta temporada se divide en dos grandes apartados: el primero es un tiempo de lucha política donde se tambalean las figuras del presidente Francis Underwood (Kevin Spacey) y su esposa Claire (Robin Wright) y la segunda donde ellos, en medio del conflicto, vuelven a retomar el control de la situación.

Ellos se enfrentan en todos los capítulos a situaciones complicadas, producto de etapas anteriores, que dan a los opositores y a la prensa material, para atacar e investigar. En la temporada, como en las anteriores, pero en esta todavía más, está presente la violencia para hacerse del poder y conservarlo.

Se establecen perversas alianzas y la traición está  siempre presente. Lo que importa para Frank y Claire es conservar el poder y para eso están dispuestos a todo. En esta temporada participan dos personajes: Mark Usher (Campbell Scott) y Jane Davis (Patricia Clarkson) que juegan papeles muy importantes.

En la primera parte Francis desvía una investigación que realiza el Congreso sobre él, por malos manejos en su gestión. La elección presidencial se entrampa y no puede decidirse. El presidente introduce sospechas sobre el resultado de las mismas. La elección se tiene que repetir en dos estados. Eso es lo que necesita, para reelegirse.

Claire, la vicepresidenta, asume la presidencia mientras se resuelve la contienda electoral. Francis y Claire son aliados políticos unidos por una historia, pero ya no son pareja. Ellos viven en la Casa Blanca y también el amante de Claire. La figura de ésta empieza a crecer. Ella también ve por sus propios intereses.

La lealtad entre Francis y Claire, pero también al interior del equipo, empieza a desquebrajarse. Una supuesta amenaza terrorista entra en escena y complica las cosas. Francis sabe que es una trampa de los militares afines al otro candidato.

Francis gana la elección, pero su situación es frágil. El diputado Romero lleva un caso que puede poner en jaque su poder y sacarlo de la presidencia. A esta investigación se pueden añadir otras más. Para evitar     esa posibilidad decide renunciar y que Claire asuma la presidencia.

Él quiere hacerse de todo el poder. Le dice a Claire que el poder más grande está fuera de la Casa Blanca.   Que él se va al sector privado y ella se queda con la presidencia y juntos ahora sí van a tener de verdad todo el poder.

Después de la renuncia de Francis, Claire ya como presidenta va indultarlo de cualquier delito que haya podido cometer. Es un acuerdo de los dos. Ella inicia su mandato con un triunfo sobre el terrorismo. Fuerzas especiales dan muerte al líder de los islamistas.

En la declaración que ella hace ante las cámaras, para anunciar a la nación la muerte del líder terrorista debe también decir que indulta a Francis. Él ve la transmisión y dice: ella me traicionó, la voy a matar. La última toma es Claire que afirma: Es mi turno.

 

Comentario: El lado obscuro y malvado de los personajes en esta temporada es todavía peor que en la anterior. En Francis y Claire, ella asesina a su amante, todo está permitido con tal de hacerse del poder y conservarlo. El asesinato, la manipulación, la compra y la traición son los instrumentos.

En esta temporada la perversidad y maldad de Francis y Claire, los antihéroes, están siempre presentes. No tienen otra cara. Sí resulta nuevo la presencia de Mark Usher y Jane Davis. El primero como estratega del equipo y la segunda como experta en relaciones internacionales con múltiples contactos en la comunidad internacional.

En el guion los hechos de actualidad están siempre presentes. La acción del terrorismo, la guerra en Siria, la política migratoria, la relación con Rusia, la posibilidad del impeachment, las tensiones con el Congreso. Esos hechos requieren la toma de decisiones. Hay un juego entre las que se toman en la serie y las que en realidad procesa la Casa Blanca.    

La maldad como única fuente de las decisiones políticas es una exageración que no se sostiene. Hay muchas situaciones que resultan atractivas en el marco de la trama, pero que no son creíbles. Y vale la pregunta de que si la radicalización de la mentira, la trampa y la traición hacen clara referencia al gobierno de Trump y su gente. Se anuncia una sexta temporada.

 

Premios: La serie ha ganado todos los premios Emmy posibles. Mejor actriz, mejor serie dramática, mejor reparto, mejor fotografía, mejor dirección. Ha ganado también los Globos de Oro en los mismos rubros. En la última entrega de los Emmy, Kevin Spacey estuvo por quinta vez nominado como mejor actor, pero no ganó.