Tres candidatos en campaña 17 DE ENERO 2018
En la alianza Morena-PT-PES, PRI-Panal-PVEM y PAN-PRD-MC no habrá elecciones internas, para elegir a su candidato a la elección presidencial del primero de julio. Así, la precampaña de los tres es una simulación. Desde ya sabemos a quiénes postula cada una de estas alianzas: Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade y Ricardo Anaya.
Desde hace años se sabe, nunca ha existido duda, que el candidato de Morena-PT-PES sería López Obrador. El liderazgo que ejerce sobre su partido es indiscutible. Él es su fundador y también su gran referente moral. En Morena nadie se atreve a cuestionar su liderazgo y a hacerle contrapeso. Lo que él diga, se hace.
La candidatura de José Antonio Meade fue decidida por el presidente Peña Nieto. La cultura del PRI sostiene que si el presidente de la República es priista éste tiene la atribución de nombrar al candidato de su partido. Es una regla no escrita, avalada por los usos y costumbres, desde la fundación de esa organización, que a lo largo de sus historias ha cambiado de nombre en tres ocasiones.
Ricardo Anaya llega a la candidatura después de un complicado proceso al interior de su partido, que implicó la renuncia de Margarita Zavala, que se sentía la candidata segura, y también al interior de la coalición PAN-PRD-MC donde había otros candidatos apuntados. Al final los otros aspirantes, tanto del PAN como del PRD, declinaron.
Aunque los candidatos ya están nombrados y en razón de eso, como lo estipula la ley electoral, no tendrían derecho a la publicidad oficial en medios electrónicos, por una resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), sí la pueden utilizar siempre que se añada la aclaración de que esa propaganda está dirigida a la militancia del partido.
Esta resolución del TEPJF restableció, por la vía de los hechos, la campaña presidencial de seis meses. La oficial es de 90 días y arranca el 1 de abril, pero la verdadera inició de manera abierta el 1 de enero. En 180 días de campaña pueden pasar muchas cosas. En todo caso es un tiempo muy largo y desgastante para los candidatos.
En esta campaña, los spots de radio y televisión que van a estar al aire del día que comenzó la supuesta contienda interna, que no existe, al día de la elección serán 57 millones. En esta etapa son 11 millones. Una cantidad que no sólo es absolutamente exagerada sino que da lugar, es lo más lamentable, a un tipo de campaña donde las ideas no tienen importancia.
Las primeras dos semanas de contienda anuncian que el núcleo central de la estrategia de los tres candidatos va a ser la campaña negra o sucia. Se vislumbra también que con una gran facilidad se hará uso de las mentiras y acusaciones falsas. La disputa ya comenzó. Nos quedan seis largos meses de un intenso e improductivo ruido mediático.
 
Recomiendo lectura
16 DE ENERO 2018
De los libros que leí en 2017, me parecen los mejores los veinte que menciono a continuación. Unos son novelas, los más, pero también hay textos de teología, historia, biografía, política y arte. El orden sigue el tiempo en que los leí. En Animal Político he publicado reseña de todos ellos y al que le interese ahí las pueden encontrar.
Historia de la eternidad
Jorge Luis Borges
Debolsillo
Buenos Aires, 2011
pp. 171
 
La mosca
Slawomir Mrozek
Acantilado
Barcelona, 2013
pp. 134
 
Paradero desconocido 
Kressmann Taylor
RBA Libros
España, 2008
pp.88
 
Dignidad   
Oliver Sacks
Editorial Anagrama
México, 2016
pp. 61
 
Los niños perdidos
Un ensayo en cuarenta preguntas
Valeria Luiselli
Editorial Sexto Piso
México, 2016
pp. 103
 
La sombra del Cuervo
Arquitectos mexicanos tras la senda de Le Corbusier
Miquel Adriá
Arlequine y Universidad Autónoma de Estado de Morelos (UAEM)
México, 2016
pp. 239
 
Los peces de la amargura 
Fernando Aramburu
Tusquets Editores
Barcelona, 2006
pp. 242


 


Toño Ciruelo
Evelio Rosero
Ediciones Tusquets
Bogotá, 2017
pp. 225
 
Olive Kitteridge
Elizabeth Strout
El Aleph
Barcelona, 2010
pp. 324
 
Bien de fortuna
Oliveiro Coelho
Seix Barral-Biblioteca Breve
Buenos Aires, 2015
pp. 254
 
La mujer de tu prójimo 
Gay Talese
Debate
Barcelona, 2011
pp. 538
 
Prisionera de mi tío
Ficción y memoria con sello Somoza
María Lourdes Pallais
Fondo Editorial CIRA
Managua, 2006
pp. 199
 
Efectos secundarios
Rosa Beltrán
Literatura Random House
México, 2017
pp. 124
 
Petia camino al reino de los cielos
Mijaíl Kuráyev
Acantilado
Barcelona, 2008
pp. 164
 
Nos vemos allá arriba 
Pierre Lemaiter
Editorial Salamandra
Madrid, 2016
pp. 448
 
Al final del periférico
Guillermo Fadanelli
Luteratura Random House
México, 2016
pp. 186
 
Echeverría
Martín Caparrós
Anagrama
Barcelona, 2016
pp. 365
 
Césares
Julio César, Augusto, Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón
La primera dinastia de la Roma Imperial 
José Manuel Roldán
Editorial El Ateneo
Buenos Aires, 2015
pp. 483
 
Cristianismo
El mínimo del mínimo
Leonardo Boff
Editorial Dabar
México, 20162
pp.192
 
Examen de mi padre   
Jorge Volpi
Editorial Alfaguara
México, 2016
pp. 289
15 DE ENERO 2018
El 5 de febrero, el cardenal Carlos Aguiar Retes (Tepic, 1950) asume su cargo como arzobispo de la Ciudad de México en sustitución de Norberto Rivera que, al cumplir 75 años, tuvo que renunciar como lo exige la norma eclesial. El nuevo titular de la arquidiócesis lo fue antes de Tlalnepantla (2009-2017).
Aguiar tiene una sólida formación intelectual. Estudió en el Seminario Interdiocesano de Moctezuma, Nuevo México, dirigido por los jesuitas. En 1973 se ordenó sacerdote. Tiene una licenciatura en Sagradas Escrituras, por el Instituto Bíblico, y un doctorado por la Universidad Gregoriana, dos instituciones con sede en Roma dirigidas por la Compañía de Jesús.
El nuevo arzobispo, que fue maestro y rector del seminario de Tepic, habla cinco idiomas. Se ha desempeñado como obispo de Texcoco (1997-2009), presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) por dos periodos, del 2007 al 2012, y presidente de la Conferencia del Episcopado Latinoamericano (Celam) (2011-2015).
Como obispo se reconoce que ha conducido a sus diócesis con claro liderazgo, buena planeación y también organización. Capacidades necesarias para dirigir la arquidiócesis más poblada del mundo. Se le ubica también como un hombre abierto y que sabe dialogar.
En el 2016, el papa Francisco nombra cardenal a don Carlos, como se le dice en el medio eclesial. En el 2001, los dos se conocieron en un sínodo episcopal en Roma. Desde entonces mantienen una relación como obispos y han coincidido en muchas reuniones, pero se sabe que más allá de eso son reales amigos.
Ambos participaron en los trabajos de redacción del Documento de Aparecida, durante la V Conferencia General de la Celam que tuvo lugar en Brasil durante el 2007. La elaboración del texto fue coordinada por el entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires. Documento clave para entender buena parte de las directrices del actual papado.
Al cardenal Aguiar, en el mundo eclesial, se le ubica como hombre de centro. En sus primeros años de sacerdote se le relaciona cercano al cardenal Adolfo Suárez Rivera (1927-2008), que se desempeñó como obispo de Tepic (1971-1980) y luego arzobispo de Monterrey (1983-2003). Él siempre mantuvo una actitud abierta y defendió las posiciones de centro.
Los retos y las tareas del nuevo arzobispo son enormes. Sobre la gestión del cardenal Aguiar hay muchas expectativas en la Iglesia mexicana, pero también en el Vaticano. México, por el número de los creyentes es la segunda cristiandad a nivel mundial sólo superada por Brasil.
El arzobispo va a ejercer su función en una ciudad con 8 millones de católicos y con una estructura eclesial ahora dividida en ocho vicarias episcopales, cada una presidida por un obispo auxiliar, organizadas en 52 decantados y 650 parroquias. En la Iglesia del país el peso de la arquidiócesis es importante.
Recomiendo cine
10 DE ENERO 2018
En este año habrá elecciones presidenciales en siete países de América Latina: Costa Rica, Paraguay, Cuba, Colombia, México, Brasil y Venezuela. En los últimos procesos electorales han ganado las plataformas de centro y centro derecha cuando años atrás lo hacían las de izquierda o centro izquierda.
En febrero son las elecciones en Costa Rica. Hay 13  candidatos que disputan la Presidencia. Los que ahora tienen mayores posibilidades son: Antonio Álvarez Desanti, del Partido Liberación Nacional; Juan Diego Castro, del Partido Integración Nacional; Rodolfo Piza, del Partido Unidad Social Cristiana, y el oficialista Carlos Alvarado, del Partido Acción Ciudadana. Todo apunta a que habrá segunda vuelta en abril.
Los comicios en Paraguay son en abril. El actual presidente, Horacio Cartes, fracasó en el intento de que hubiera reelección. La disputa es entre Mario Abdo Benítez, del sector más derechista del Partido Colorado, y Efraín Alegre, de la Gran Alianza Nacional Renovada (GANAR), integrada por el Partido Liberal y el Movimiento Guasú del expresidente Fernando Lugo. Hay posibilidades de segunda vuelta en mayo.
Colombia celebra elecciones en mayo. Todavía no es clara la intención del voto. Es la primera vez, después de la firma de la paz, que participan la guerrilla con el nombre de Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) y su candidato es Rodrigo Londoño, mejor conocido como Timochenko. Tiene muy pocas posibilidades de ganar. Los otros candidatos son el uribista Iván Duque, la conservadora Marta Lucía Ramírez, críticos al proceso de paz, y también Germán Vargas Lleras, que mantiene una posición ambigua. A favor del acuerdo de paz están: quien fuera su negociador principal, Humberto de la Calle; el exalcalde de Bogotá, Gustavo Petro, y el exgobernador de Antioquía, Sergio Fajardo. Este último encabeza los sondeos. Hay probabilidades de una segunda vuelta en junio.
La elección en Brasil es en octubre. Encabeza las encuestas el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva acusado de corrupción. En las próximas semanas, la justicia dirá si es o no culpable y por lo mismo si participa o no en la contienda. Se mencionan como candidatos a Gerardo Alckmim, gobernador del estado de São Paulo, por el Partido de la Social Democracia Brasileña, y al general retirado Jair Bolsonaro, de la extrema derecha. Ahora el panorama electoral está muy fragmentado. Hay espacio para que surjan nuevos liderazgos. Existe rechazo de la sociedad a los políticos por eventos de corrupción. Es probable una segunda vuelta en el mismo octubre.
En diciembre deben ser la elecciones presidenciales en Venezuela. El presidente Maduro asegura que se habrán de celebrar, pero hay dudas de si se van a celebrar y cuál sería la manera de hacerlo. El gobierno hace todo lo posible para que no participe la oposición y ha iniciado un proceso de purga al interior del mismo. Se da por hecho que Maduro buscará la reelección. En Cuba, Raúl Castro deja la Presidencia en abril. Las elecciones, de sólo un partido, son para reiterar lo que ya decidió la cúpula del poder. Todavía no es público el nombre de quien será el sucesor de los hermanos Castro. En un próximo artículo analizo la elección del 1 de julio en México.
09 DE ENERO 2018
Al inicio del 2018, las cabezas de los nueve grandes cárteles que operan en el país, según una investigación reciente de la PGR, con información también de la DEA, son los siguientes:
Cártel del Pacífico. Iván y Alfredo Guzmán, hijos de Joaquín Guzmán, ‘El Chapo’, junto con Ismael Zambada, ‘El Mayo’. Ha habido fraccionamientos, pero son menores.
Cártel del Golfo. José Antonio Romo López, ‘Don Chucho’, y José Alfredo Cárdenas Martínez.
Cártel Jalisco Nueva Generación. Nemesio Oseguera Cervantes, ‘El Mencho’, y José Luis Mendoza, ‘La Garra’.
Cártel Los Zetas. Maixiley Barahona Nadales, ‘El Contador’, y Juan Gerardo Treviño Chávez, ‘El Huevo’, sobrino de los hermanos Treviño Morales, el ‘Z-40’ y el ‘Z-42’, los fundadores de la organización ya fallecidos. Hay fraccionamientos relevantes.
Cártel La Familia Michoacana. Ahora no están identificados.
Cártel Caballeros Templarios. Fernando Cruz Mendoza, ‘El Tena’, y Homero González Rodríguez, ‘El Gallito’.
Cártel Arellano Félix. Ahora no están identificados.
Cártel Beltrán Leyva. Fausto Isidro Meza Flores, ‘El Chapito Isidro’, y José Luis Ruelas Torres.
Cártel de Juárez. Carlos Arturo Quintana, ‘El 80’, y Julio César Olivas Torres, ‘El Sexto’.
La dirección de los cárteles está siempre en continuo cambio por la muerte de sus dirigentes, por encarcelamiento de los mismos y también por divisiones al interior de éstos. Así ha sido en los últimos 60 años.
En 2018, de seguir con la actual estrategia contra el crimen organizado, es muy probable que caigan abatidos algunos de los actuales dirigentes, para pronto ser sustituidos por otros. Habrá nuevos nombres, pero el problema seguirá igual.
La estrategia punitiva y prohibicionista contra las drogas produce un círculo perverso que no tiene solución. Si se continúa haciendo lo mismo se van a obtener los resultados de siempre. Será la continua repetición de lo que se ha vivido desde hace décadas. Es la víbora que se devora así misma.
Urge cambiar de estrategia y explorar nuevas posibilidades. Lo único que no se debe repetir es lo que ahora se hace. Aferrarse al fracaso es no querer solucionar el problema. Si se quiere resolver hay que diseñar nuevas alternativas.
08 DE ENERO 2018
Ya arrancó la elección más grande que haya tenido lugar en el país. El proceso, de manera oficial, dio comienzo el 8 de septiembre del 2017 y va a terminar con la jornada electoral del 1 de julio del 2018. Las diversas etapas del proceso contemplan nueve largos meses.
En 30 estados tendrán lugar elecciones concurrentes con el federal y sólo en Baja California y en Nayarit no habrá tales. En total se disputan 16,000 puestos de elección y los más importantes suman 3,416. Va a ser también la elección más cara y el costo total de la elección federal asciende a 25,000 millones de pesos sin contar las estatales.
El padrón electoral, al cierre de septiembre del 2017, era de 88 millones de personas. Hasta febrero, que es cuando termina el periodo en el que se puede obtener la credencial de elector, es posible que llegue a 90 millones.
Los cargos en juego de la elección federal son 629: el presidente de la República, 500 diputados y 128 senadores. Y los de las elecciones locales 2,787: ocho gobernadores, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, 928 diputados en 27 congresos locales, 1,596 presidentes municipales en 24 estados, 16 alcaldes y 160 concejales en la Ciudad de México y 24 juntas municipales en Campeche.
Se van a instalar 156,099 casillas en todo el país, de las cuales 149,859 van a ser únicas en las 30 entidades donde hay elecciones locales. Se van a insacular a 11 millones 426,000 de ciudadanos, de los cuales se elegirán a 1 millón 392,000 funcionarios de casilla, titulares y suplentes.
El número total de las boletas a imprimir es de 279 millones 576,000. Su distribución en el territorio implica una muy compleja logística y también estructuras de seguridad en el traslado y en los lugares de acopio.
El número de las credenciales expedidas para votar en el extranjero son 470,000; muy pocas, para los millones de mexicanos que viven en Estados Unidos. Ellos van a poder elegir en la elección federal al presidente de la República, a los senadores y las locales a los gobernadores y al jefe de Gobierno de la Ciudad de México.
En los lugares donde habrá elección de gobernador, diputados y alcaldes son: Ciudad de México, Jalisco, Guanajuato, Puebla, Morelos, Chiapas, Tabasco y Yucatán. Sólo gobernador y diputados en el caso de Veracruz. Sólo alcaldes: Coahuila, Quintana Roo y Tamaulipas. Sólo diputados: Aguascalientes, Durango, Hidalgo y Tlaxcala. Diputados y alcaldes: Baja California Sur, Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Nuevo León, Zacatecas, San Luis Potosí, Querétaro, Michoacán, Colima, Estado de México, Guerrero y Campeche.
En razón de la actuación histórica del órgano electoral, ahora Instituto Nacional Electoral (INE), no hay duda de que la elección estará bien organizada a pesar de su extraordinaria complejidad. Tampoco está en duda que habrá muchos vicios de todos los partidos que resulta imposible controlar por parte del INE. De manera particular, las masas de dinero que éstos gastan, que son montos mucho más allá de lo que la ley admite.
02 DE ENERO 2018
En 2016, el número de los refugiados en el mundo sumaron 22.5 millones, según ACNUR, la agencia de la ONU para apoyar a los refugiados.
Casi la mitad de los refugiados que huyen de la guerra o la persecución provienen de Siria (5.5 millones), Afganistán (2.5 millones), Sudán del Sur (1.4 millones) y Somalia (1 millón).
El número que registra ACNUR hace relación a los refugiados en sentido estricto, es decir, los que tienen un status que los reconoce legalmente. Así, el número de los refugiados es todavía mayor, pero no hay una cifra de los mismos.
Los países que más refugiados acogen son Turquía (2.9 millones), Pakistán (1.4 millones), Líbano (1 millón), Irán (980,000) y Uganda (940,000).
En 2016, el mayor éxodo fueron los 800,000 refugiados que salieron de Sudán del Sur. Este país, el más joven reconocido por la ONU, se independizó en 2011 de Sudán.
Vive una guerra civil que ha expulsado a la quinta parte de su población. Los países fronterizos de Uganda y Etiopía albergan al 99 % de estos refugiados. La mitad de ellos menores de edad.
En 2017, después de siete años, en Siria terminó la guerra. En 2016, 650,000 sirios recibieron protección internacional. Es una cifra menor a la de los tres años anteriores. Los sirios se refugian en Turquía, Líbano y Jordania.
El 99 % de los refugiados en Turquía son sirios. En el Líbano éstos representan uno de cada seis con relación a su población y en Jordania una décima parte de sus habitantes está bajo la protección de la ONU.
El 65 % de la población siria se ha movido de su lugar de origen por la guerra. A más de los refugiados al interior del país se han desplazado seis millones de personas a zonas bajo el control del gobierno.
Los talibanes en Afganistán han vuelto a controlar el 40 % del territorio. En 2016, en este horizonte, regresaron al país 400,000 refugiados, 625 % más que el año anterior, a pesar de que éste fue el más sangriento para la población civil desde la invasión de Estados Unidos en 2001.
La sociedad mexicana permanece ajena a esta realidad y es muy poco lo que los medios del país publican sobre la tragedia en la que viven los millones de refugiados que hay en el mundo que huyen de la guerra, la persecución y el hambre producto de las sequías.
02 DE ENERO 2018
En el 2018, la Conferencia del Episcopado Mexicano va a promover talleres de construcción de ciudadanía en todas las diócesis del país a partir del texto Transformemos nuestro entorno: Manual de construcción ciudadana, publicado por la Comisión Episcopal de Pastoral Social (CEPS) y el Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana.
Los objetivos del taller son la formación de una ciudadanía que promueva una democracia participativa y que fortalezca las capacidades ciudadanas en el ejercicio y defensa de sus derechos. Se propone también que quienes asistan a los talleres entiendan la necesidad de participar en la política en su sentido más amplio.
La política entendida como construcción del bien común y, por lo mismo, de la responsabilidad que tiene el ciudadano de involucrarse, de participar de manera activa, en la construcción de lo público a través de las diversas instancias que ya existen (juntas de vecinos, asambleas de padres de familia...) o de otras que ellos mismos puedan crear.
El presidente de la CEPS, José Leopoldo González, obispo de Nogales, Sonora, sostiene que la “construcción de una ciudadanía activa y participativa requiere procesos de formación para que las personas desarrollen las competencias que les permitan conocer y defender sus derechos y obligaciones, ejercerlos y rechazar todo acto de ilegalidad, corrupción, impunidad, violencia e injusticia”.
Uno de los grandes déficits que tiene el país es la carencia de una ciudadanía participativa y de una sociedad civil organizada. Un ciudadano medio de la Unión Europea participa en entre cuatro y seis organizaciones a la vez y una sociedad como la de Estados Unidos cuenta con 2.5 millones de organizaciones ciudadanas contra sólo 40,000 en el caso de México.
Desde el 2007 doy un curso de Sociedad Civil y Grupos de Interés, en el Departamento de Ciencia Política de la Universidad Iberoamericana, Campus Santa Fe. Estoy convencido de que el gobierno, las universidades, los partidos, las iglesias, los sindicatos y las empresas privadas deberían formar y promover la organización de la sociedad civil en la ciudadanía.
La ciudadanía en nuestro país participa poco, muy poco, en la construcción de lo público. Hasta ahora esta tarea sólo ha sido patrimonio exclusivo, real monopolio, de los gobiernos y los partidos. La gobernanza exige la acción concertada del gobierno, el mercado y la sociedad civil organizada.
Celebro esta iniciativa de los obispos mexicanos y les deseo el mayor de los éxitos. Debería ser ejemplo para otros actores sociales. En la medida en que crezca la participación ciudadana y aumente el número de las organizaciones de la sociedad civil, el país será mejor. De eso no tengo duda.
27 DE DICIEMBRE 2017








Es una tragedia nacional constatar que el 2017 es el año más violento de los últimos 20 años. En esa materia caminamos en sentido contrario. El 2006 y 2007 fueron los años menos violentos en la historia moderna del país. A partir de ahí empezó la regresión. Ese momento inicia con la decisión del presidente Felipe Calderón (2006-2012) de ir a la “guerra” en contra del narcotráfico.
El presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) ha seguido al pie de la letra la estrategia iniciada por su antecesor. Si se hace lo mismo no se pueden obtener otros resultados. A los 100,000 homicidios dolosos en el gobierno del presidente Calderón ahora se suman los 100,000 en los primeros cinco años del presidente Peña Nieto.
Los homicidios dolosos al terminar el 2017 son 23,101 que es una cifra superior a los 22,855 del 2011, que antes era el número más alto desde 1997, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. En violencia el gobierno de Peña Nieto supera con creces al de Calderón.
En los últimos 20 años, el mes con la mayor cantidad de homicidios dolosos ha sido el pasado octubre cuando ocurrieron 2,372. Mes a mes, los estados más violentos son cinco: Baja California, Guerrero, Estado de México, Veracruz y Chihuahua. Aquí se concentra una tercera parte de todos los casos.
A la tragedia de estas cifras, cada número representa un ser humano que pierde la vida con las secuelas de dolor familiar que esto implica, se añade una que considero es todavía más grave y es la irresponsabilidad de las autoridades federales de no cambiar la estrategia de lucha contra el crimen después del evidente fracaso de la misma.
Son ya 11 años, que la estrategia no ha dado resultado. Y a pesar de eso se insiste en ella. ¿Es insensibilidad ante la muerte? ¿Es incapacidad? ¿Qué se quiere demostrar? Todo señala que no sólo no se está dispuesto a cambiar de estrategia sino se radicaliza la decisión de seguir con la misma. Eso es la Ley de Seguridad Interior.
Los gobiernos de los presidentes Calderón y Peña Nieto, uno inicia la estrategia y el otro la continua, han fracasado de manera rotunda en su “guerra” contra el narcotráfico, han fracasado en reducir los homicidios dolosos y han fracasado en traer la paz a las distintas regiones del país.
¿Cuál es la estrategia que sí resuelve el problema de la violencia en el país? Eso es lo que la ciudadanía quiere oír de los candidatos a la Presidencia de la República. Hasta ahora sólo López Obrador ha hablado de manera abierta sobre el tema. Propone el diálogo y la amnistía a los narcotraficantes. ¿Es la estrategia adecuada? No sé.
Lo que es evidente es que los candidatos Anaya y Meade no pueden proponer a la ciudadanía seguir con la “guerra” de los gobiernos anteriores. El fracaso nunca es la opción. ¿Cuál es su propuesta? La sociedad la está esperando y cuando la den a conocer podrá reaccionar ante la misma.







W Radio
10/03/2017
Net Noticias
27/12/2017
Casa de las Humanidades
Caricaturas