La última marcha de las FARC 22 DE FEBRERO 2017
El 6 de diciembre del 2016, los 6,500 guerrilleros de las FARC en Colombia se quedaron sin moverse del campamento en el que estaban concentrados como parte de los acuerdos de paz firmados con el gobierno.
Al inicio de febrero del 2017, ya están ubicados en las 26 zonas de transición, repartidas en 14 departamentos, donde vivirán hasta el 1 de junio de este año. La movilización, la última marcha de las FARC, se dio con la supervisión y apoyo de la ONU y la colaboración del gobierno y la propia guerrilla.
La movilización ha sido una enorme odisea. Un ejemplo, que se repite en las diversas regiones del país, es la concentración de los 365 guerrilleros del Bloque Sur. Se necesitaron días de camino que implicó 225 kilómetros de río en 24 lanchas y otros 220 kilómetros por tierra en 13 autobuses, cuatro camiones y una camioneta especial con los enfermos y embarazadas.
Las FARC están obligadas a entregar la lista de todas las y los combatientes de menos de 18 años, que serán ubicados en 10 puntos, para después ser entregados a sus familias e iniciar su proceso de reintegración a la vida civil. Al momento no se ha hecho público el número de estos combatientes.
Los guerrilleros llegan a estas zonas con sus mochilas de no más de 20 kilos, sus uniformes y armas. Ahí se encuentran con los anillos de seguridad de la Fuerza Pública que es ahora la encargada de garantizar sus vidas.
En esas zonas los guerrilleros, los próximos cinco meses, tienen alojamiento, comida, baños, agua potable, luz eléctrica y celulares. Para los enfermos y mujeres embarazadas se ha dispuesto habitaciones temporales. Estos beneficios son parte de los acuerdos de paz.
Las armas en estos lugares, todavía en poder de los guerrilleros, serán identificadas con un código de barras que incluye información sobre su dueño y tipología. Las FARC harán entrega de las mismas a la ONU. Ya se ha entregado el armamento pesado y por razones de seguridad no se ha informado del monto del mismo.
Los guerrilleros en estas zonas de transición van a obtener un documento de identidad. Ellos van a decidir si recuperan su nombre de nacimiento o siguen utilizando el seudónimo que utilizaron durante los años de militancia en las FARC.
El censo de los guerrilleros que se hace con la colaboración de la Universidad Nacional de Colombia sirve para que el Ministerio de Salud garantice la cobertura sanitaria en el régimen de subsidio hasta que empiecen a trabajar y recibir un ingreso.
Si las cosas marchan como se acordó entre el gobierno y las FARC, el 1 de junio habrá terminado la fase de desmantelamiento de las estructuras guerrilleras y sus integrantes se habrán incorporado a la vida civil dando fin a una guerra que se prolongó por más de 50 años.
El éxito de la integración de los guerrilleros a la vida civil y el fin de la guerra depende de todos los colombianos. Son todavía muchos los obstáculos a vencer. Entre ellos, la intransigencia de un sector de la sociedad colombiana que se niega, aunque parezca increíble, a aceptar las bondades de la paz.
Recomiendo Lectura
21 DE FEBRERO 2017
Hoy solo Andrés Manuel López Obrador es candidato seguro a la presidencia de la República en 2018, por Morena. Falta todavía un año para que se conozcan los nombres de los otros candidatos. En ese entendido es relevante los datos que las encuestas arrojan sobre los posibles candidatos de los otros partidos y la intención del voto ciudadano.
En la primera encuesta que se da a conocer al arranque del año (El Financiero, 01.02.17), en términos del voto efectivo, a nivel de los partidos hay un empate entre Morena y el PAN con el 25 % de las preferencias. Hace un año, en marzo de 2016, Morena tenía 11 %. Ha crecido catorce puntos. El PAN obtenía los mismos 25 %. Se mantiene igual.
Le sigue el PRI con 22 % y hace un año traía 36 %. Pierde catorce puntos. Que son los mismos que gana Morena. ¿Morena está recogiendo los votos que pierde el PRI? El PRD tiene 9 % y hace un año 13 %. Pierde cuatro puntos. La posibilidad de votar por un candidato independiente tiene 6 % y hace un año 4 %. Gana dos puntos. Ahora todos los otros partidos (PVEM, MC, PT, PANAL y PES) traen 3 %.
Hoy el candidato mejor posicionado es López Obrador con el 33 % del voto efectivo. En noviembre de 2016 traía el 29 %. En los dos últimos meses ha crecido cuatro puntos. En segundo lugar, está Margarita Zavala del PAN con 27 %, que en la encuesta anterior tenía 29 % empatada con López Obrador. En los dos últimos meses ha perdido dos puntos.
En la tercera posición está Miguel Ángel Osorio Chong del PRI con 20 %. En noviembre de 2016 tenía 26 %. En los últimos dos meses ha perdido seis puntos. En el cuarto lugar está Miguel Ángel Mancera del PRD con 10 %, que en la encuesta anterior tenía 9 %. En los dos últimos meses creció un punto. El candidato independiente Jaime Rodríguez, gobernador de Nuevo León, que trae 10 % y en la anterior encuesta tenía 7 %. En los dos últimos meses ha crecido tres puntos. Empata con Mancera.
La misma encuesta registra que si hoy el candidato del PRI fuera Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores, tendría el 16 % del voto efectivo, José Narro, secretario de Salud, y José Antonio Mead, secretario de Hacienda, alcanzarían 15 % cada uno. Si el candidato del PAN fuera Ricardo Anaya, su actual presidente, obtendría 23 %. Cuatro puntos menos que Zavala. Y si el candidato independiente fuera el empresario Carlos Slim tendría 14 % del voto efectivo. Cuatro puntos más que Rodríguez.
En las próximas semanas se va a conocer el resultado de otras encuestas. Pienso se van a mantener en los mismos niveles que ésta. A lo largo de 2016 el resultado de las cinco o seis más importantes encuestadoras coincidieron. El hecho es que hoy no conocemos, lo sabremos dentro de un año, quien será el candidato del PAN, del PRI y del PRD. Mientras, López Obrador toma ventaja. Lleva ya 11 años de candidato. Eso cuenta. No lo hace invencible, pero le favorece.
20 DE FEBRERO 2017
El 12 y 13 de febrero estuve en Piedras Negras, Coahuila; su lema es “La frontera fuerte de México”, que colinda con Eagle Pass, Texas. La primera ciudad tiene 160,000 habitantes y la segunda, 26,000. Hace años que el desarrollo de la ciudad estadounidense se estancó. Lo que percibí, escuché y vi me sorprendió.
En el primer mes del gobierno de Trump y su política contra México en esta frontera nada ha cambiado. La vida de todos los días sigue su curso sin ninguna alteración. En las fábricas y maquilas de Piedras Negras se ven colgados grandes letreros que solicitan trabajadores. Sigue llegando la inversión extranjera.
El 13 de febrero en las casas de cambio el dólar se vendía a 19.20 pesos. En los últimos años se ha construido una docena de nuevos hoteles, se han abierto plazas comerciales e instalado buenos restaurantes. Cuando la gente de Eagle Pass quiere comer o cenar bien se cruza a Piedras Negras.
Los estadounidenses vienen a la ciudad mexicana a servicios médicos. Hay una conocida clínica, construye nuevas instalaciones, que realiza operaciones para combatir la obesidad. Me llama la atención los más de 300 odontólogos, muchos con especialidad, que atienden a la población local y a la estadounidense. En seis cuadras, cercanas a la línea fronteriza, hay 72 dentistas.
Aquí hace años existe un muro fronterizo. Las autoridades de la ciudad no piensan que se vaya a construir otro, pero si se hace, nada cambia. El año pasado por esta frontera fueron deportados 6,500 mexicanos, que son 18 al día. Fue el año con menores deportaciones en la época del presidente Obama.
En Piedras Negras hay dos o tres buenos colegios que son bilingües, pero hay familias que prefieren que sus hijos aprendan inglés en escuelas de religiosas católicas que están en Eagle Pass. Todos los días en la mañana un grupo de madres cruza la frontera para dejar a sus hijos y en la tarde de nuevo, para recogerlos.
La relación entre el alcalde de Piedras Negras, hablé con él, y el de Eagle Pass son buenas y también con el alcalde del condado. En distintas ceremonias cívicas se acompañan los alcaldes de uno y otro lado de la frontera. Días atrás se encontraron porque el alcalde del condado vino a Piedras Negras, con su hijo, a una pelea de boxeo.
Pude hablar con el gobernador de Coahuila y con empresarios locales. Son conscientes de que puede haber problemas por la nueva política del presidente Trump hacia México, pero hasta el momento ven que la relación, por la vía de los hechos, sigue igual. Uno de los años del presidente Obama por esta frontera fueron deportados 60,000 mexicanos. Ahora no vislumbran esta posibilidad.
Cuando veía la actitud de tranquilidad de las autoridades del estado, de la ciudad y también de los empresarios, bien distinta a la que impera en la Ciudad de México, se me plantearon algunas preguntas: ¿son ingenuos e inconscientes los ciudadanos y las autoridades de Piedras Negras? ¿Su condición de frontera les hace ver las cosas de otra manera? ¿Saben que la dependencia de uno y otro lodo está más allá de cualquier discurso? Ya se verá. Por lo pronto las autoridades de las dos fronteras y también la ciudadanía están tranquilos: son buenos vecinos.
Pasajeros
15 DE FEBRERO 2017
“El clericalismo es el peor mal de la Iglesia”, afirma contundente el papa Francisco, en la entrevista que por más de una hora concedió a Antonio Cañas y Pablo Ordaz en Casa Santa Marta, el lugar donde vive dentro del Vaticano (El País, 22.01.17).
“Dentro de la jerarquía de la Iglesia, o de los agentes pastorales de la Iglesia (obispos, curas, monjas, laicos...), le tengo más miedo que a los dormidos, a los anestesiados. Aquellos que se anestesian con la mundanidad. Entonces tranzan con la mundanidad”, asegura el papa.
“Y me preocupa”, añade, que en la Iglesia “todo está quieto, está tranquilo, sí, que todas las cosas están bien... Demasiado orden”. Agrega que “cuando uno lee los Hechos de los Apóstoles, las Epístolas de San Pablo, ahí había lío, había problemas, la gente se movía. Había movimiento y había contacto con la gente”.
Avanza en su reflexión y plantea que “el anestesiado no tiene contacto con la gente. Está defendido de la realidad. Está anestesiado. Y hoy día hay tantas maneras de anestesiarse de la vida cotidiana, ¿no?”.
Para el papa, “quizás la enfermedad más peligrosa que puede tener un pastor proviene de la anestesia y del clericalismo. Yo acá y la gente allá” y con firmeza plantea: “¡Vos sos pastor de esa gente! Si vos no cuidas de esa gente y te dejas cuidar de esa gente, cerrá la puerta y jubílate”.
Reconoce que para muchos integrantes de la jerarquía, el anestesiarse es “una tentación seria” y que “es más fácil estar anestesiado”. Lo que anestesia “es el espíritu del mundo. Y entonces el pastor se convierte en un funcionario”.
Sigue su reflexión: “Eso es el clericalismo, que a mi juicio es el peor mal que puede tener hoy la Iglesia”; completa con: “una Iglesia que no es cercana no es Iglesia. Es una buena ONG o una buena organización piadosa de gente buena que hace beneficencia, se reúne para tomar té y hacer beneficencia”.
En su versión, lo que identifica a la Iglesia “es la cercanía: ser hermanos cercanos, porque la Iglesia somos todos. Y cercanía es tocar, tocar en el prójimo la carne de Cristo”. ¿Cuántos de los integrantes de la jerarquía piensan así?
El papa abunda en su posición cuando plantea que Jesús establece “el protocolo con el cual vamos a ser juzgados, que es el capítulo 25 de Mateo, es siempre tocar al prójimo: tuve hambre, estuve preso, estuve enfermo...”.
Y termina su reflexión-propuesta sobre la misión de la Iglesia que es: “Siempre la cercanía a la necesidad del prójimo. Que no es sólo la beneficencia. Es mucho más”. El papa está empeñado en transformar a la Iglesia y a la jerarquía. ¿La Iglesia está en proceso de cambio? ¿Qué tanto ha logrado?
14 DE FEBRERO 2017
El filósofo búlgaro, nacionalizado francés, Tzvetan Todorov (Sofía, 1939-París, 2017) falleció el pasado siete de febrero a los 77 años. Padecía una enfermedad neurodegenerativa. Fue uno de los pensadores más agudos e inteligentes de las últimas décadas. Su trabajo lo realizó desde un intenso enfoque multidisciplinar. A más de filósofo fue lingüista, historiador, crítico de arte y teórico de la literatura. En síntesis, un gran humanista.
En 1963, 25 años antes de la caída del muro de Berlín, dejó la Bulgaria comunista para estudiar y radicarse en Francia. Fue discípulo predilecto de Roland Barthes. En 1973 obtuvo la nacionalidad francesa. Sus primeros escritos están dedicados a la crítica literaria, de manera particular a la poética de los formalistas rusos. De esa época son Gramática del Decamerón (1969), Introducción a la literatura fantástica (1970), Poética de la prosa (1971). De ahí pasa a sus estudios de la filosofía del lenguaje. Publica Teoría de los símbolo (1977) y Simbolismo e interpretación (1978)
Abandona esa línea de pensamiento y gira hacia la reflexión propia de las ciencias sociales en su sentido más amplio. En particular la historia de las ideas. Utiliza el ensayo como medio para expresarse. Estudia a profundidad la filosofía de la Ilustración. Dedica trabajos a Rousseau, Voltaire y Diderot. Escribe El espíritu de la Ilustración. En 1981, con La conquista de América, se introduce a la cuestión del otro. Al tema de la alteridad en las sociedades coloniales. Se centra en el ser humano y su relación con la historia y la inserción en la comunidad en la que vive.
En 2010 planteó, en una entrevista con El País y adelantándose a lo que ya se veía iba a pasar, que “el miedo a los inmigrantes, al otro, a los bárbaros, será nuestro gran primer conflicto del siglo XXI”. Ese miedo es el que convoca a la derecha europea y también a personajes como Donald Trump y quienes lo siguen. Es el miedo que despierta los sentimientos más básicos y primitivos que se traducen en xenofobia y racismo.
Él vivió en carne propia los efectos del totalitarismo en la Bulgaria del socialismo real sujeta a la Unión Soviética (URSS). De ella huye. En sus trabajos disecciona el funcionamiento de los totalitarismos y los populismos del siglo XX, que lo llevan al estudio de la relación del individuo con el poder político e ideológico. En Memoria del mal, tentación del bien expone que el acontecimiento más decisivo del siglo XX es el conflicto entre el totalitarismo y la democracia. En el plantea que las causas nobles no disculpan los actos innobles y que comprender al enemigo significa descubrir en qué nos parecemos a él, para luchar contra eso.
Los rebeldes, los que no se conforman con el estado de las cosas, fue un tema que ocupó su reflexión en los último años. En 2015 publicó Insumisos. Ofrece una galería de retratos con la vida de luchadores en los más distintos frentes que van de Pasternak, pasando por Solyenitzin y Malcom X, a Snowden. Antes de morir deja terminado El triunfo del artista, su último libro, que será publicado el próximo marzo. Trata de la relación de los creadores y los artistas con la Revolución Rusa. Plantea que para enfrentar a quienes quieren convertir al ser humano en una máquina que se reproduce en cadena y está sometido a reglas y normas que lo manipulan, hay que revivir los valores estéticos, éticos y espirituales de los artistas que trata en su obra.
Él se definía a sí mismo como un “hombre desplazado”. Expresaba su condición de una persona que había tenido que emigrar, desplazarse, de su país de origen, donde se vivía el totalitarismo, a una nueva realidad donde pudo desarrollar todas sus posibilidades. Su condición de exiliado lo hizo crítico acérrimo de todas las atrocidades cometidas en nombre de la utopía revolucionaria en cualquier lugar del mundo. De eso trata La experiencia totalitaria (2010).
Todorov fue profesor y director del Centro de Investigaciones sobre las Artes y el Lenguaje, en el Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS), en París. También dio clases en Yale, Harvard y Berkeley. En 2008 le fue concedido el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales por representar “el espíritu de la unidad de Europa, del Este y del Oeste, y el compromiso con los ideales de libertad, igualdad, integración y justicia”. Entre 1981 y 2014 estuvo casado con la escritora canadiense Nancy Huston, formaron una pareja que fue una institución en la vida cultural francesa.
13 DE FEBRERO 2017
Andrés Manuel López Obrador, de Morena, ahora el único candidato oficial, en febrero del 2017 ganaría la elección por la Presidencia de la República en el 2018, según los cuatro escenarios que plantea la encuesta El Economista-Consulta Mitofsky (El Economista, 09.02.17). Ser candidato oficial de su partido y llevar 17 años en campaña le da ventaja sobre los otros posibles competidores.
No se sabe todavía quiénes serán los candidatos presidenciales del PAN, PRI, PRD y el que pudiera ser independiente. La encuesta, en los escenarios considerados, contempla del PAN a Margarita Zavala y Ricardo Anaya y del PRI a Miguel Ángel Osorio Chong, Luis Videgaray y Eruviel Ávila. Del PRD, a Miguel Ángel Mancera y como independiente a Jaime Rodríguez.
Primer escenario: López Obrador (Morena) tendría 25.8% de la intención del voto; Zavala (PAN), 23.7%; Osorio Chong (PRI) 14.7%; Mancera (PRD), 6.9%, y Rodríguez (independiente) 4.4 por ciento. En este escenario, López Obrador y Zavala se ubican en un empate técnico con diferencia de solo dos puntos. Cualquiera de los dos puede ganar. Los demás están muy lejos de éstos.
Segundo escenario: López Obrador (Morena) tendría 27.1% de la intención del voto; Anaya (PAN), 19.8%; Osorio Chong (PRI), 15.1%; Mancera (PRD), 6.8%, y Rodríguez (independiente), 5.3 por ciento. En este escenario López Obrador gana con clara ventaja sobre los demás. El PAN con Anaya pierde cuatro puntos. Los demás se mantienen prácticamente iguales.
Tercer escenario: López Obrador (Morena) tendría 27.2% de la intención del voto; Anaya (PAN), 19.9%; Ávila (PRI), 13.3%; Mancera (PRD), 7.4%, y Rodríguez (independiente) 4.4 por ciento. En este escenario, López Obrador gana con clara ventaja sobre los demás. El PRI con Ávila pierde dos puntos. Los demás se mantienen prácticamente iguales.
Cuarto escenario: López Obrador (Morena) tendría 27.1% de la intención del voto; Zavala (PAN), 23.5%; Videgaray (PRI), 12.8%; Mancera (PRD), 6.6%, y Rodríguez (independiente), 3.4 por ciento. En este escenario, se establece de nuevo el empate técnico entre López Obrador y Zavala. La diferencia es de tres y medio puntos. Los demás se mantienen prácticamente iguales.
En esta encuesta, López Obrador (Morena) y Zavala (PAN) están en el rango del empate técnico. Cualquiera puede ganar. Los otros posibles candidatos están lejos de estos dos primeros. Ahora no se sabe si Zavala será la candidata oficial del PAN. En los próximos días se va a conocer el resultado de otras encuestas, que pienso se mantendrán en los mismos niveles que ésta.
Faltan 15 meses para la elección presidencial del 2108. Hay quienes sostienen que es todavía mucho tiempo y otros que piensan que ya está en puerta. Ahora sólo en el caso del PRI es posible considerar el surgimiento de nuevos candidatos. Se habla del doctor José Narro, actual secretario de Salud. El PRI en las encuestas está en un lejano tercer lugar. El tiempo corre.
08 DE FEBRERO 2017
La caída en picada de la producción petrolera en México se podrá revertir en el 2020 y hasta el 2040 regresar a los niveles de la mitad de la década pasada, cuando se volverán a producir 3.4 millones de barriles diarios, según la Agencia Internacional de Energía (IEA, por su sigla en inglés).
En los próximos tres años, la producción seguirá cayendo para llegar a sólo 1.9 o 1.8 millones de barriles diarios. En versión de la IEA, la recuperación vendrá principalmente del esfuerzo de las empresas privadas que van a explotar nuevos campos que se incorporan a la producción por las posibilidades que abre la reforma energética.
Para el 2020, 1.6 millones de barriles vendrán de los campos existentes y 300,000 barriles de los nuevos campos, pero para el 2040, 2.1 millones serán de los nuevos campos y 300,000 barriles de los campos existentes. Implica un cambio total del actual mapa productivo del país.
En el 2004, dentro de 23 años, 29% de la producción será de aguas profundas, 24% de aguas someras, 21% de terrestre convencional, 15% de los campos actuales y 12% de terrestre no convencional, según la IEA.
Ésta sostiene en sus proyecciones que en el 2017, los precios del petróleo se van a estabilizar en 50 dólares por barril y en el 2030, dentro de 13 años, en 75 dólares por barril, y que sin la actual reforma energética en el 2040, México sólo estaría produciendo 2.3 millón de barriles diarios y no 3.4, como se estima.
El documento Mexican Energy Outlook 2016, publicado por la IEA, asegura que México, del 2016 al 2040, requiere una inversión de 640,000 millones de dólares para exploración y explotación petrolera, 240,000 millones de dólares para el sector eléctrico y 130,000 millones de dólares en eficiencia energética.
En el 2040, México producirá 43% de su energía de fuentes limpias, según esta publicación. Esto porque la participación del carbón baja de 11 a 1% y la del combustóleo de 11 a 0%, y crecer la generada por el gas natural de 56 a 57%, la hidroeléctrica de 11 a 13%, la eólica de 2 a 14% y la fotovoltaica de 1 a 10 por ciento.
La Secretaría de Energía sostiene que la inversión en el sector energético es rentable en México aun con el precio de 35 dólares por barril. Esto porque el costo promedio de producción por barril es de 16 dólares. Así, el margen de utilidad es de 19 dólares por barril. Esto es lo que explica el éxito de las distintas licitaciones.
Los efectos positivos de la reforma energética sólo se van a ver en el mediano y largo plazo. Así, por ejemplo, el primer barril extraído de aguas profundas va a estar en el 2028, dentro de 11 años. A partir del 2020, en tres años, la capacidad productiva del petróleo crudo se empezará a recuperar lentamente, para llegar a sus máximos históricos en el 2040. En los próximos años, la industria petrolera será muy distinta de la que conocimos en los últimos 80 años.
07 DE FEBRERO 2017
En la percepción de los mexicanos la corrupción en el país ha crecido. En 2015 México ocupaba el lugar 95 en el índice mundial elaborado por Transparencia Internacional (TI) y en 2016 ocupa el sitio 123, de 176 países considerados. Se desploman 28 posiciones.
“La falta de contrapesos reales entre los poderes, el número y la gravedad de los casos de corrupción expuestos a la opinión pública y los niveles de impunidad, fueron determinantes en esta nueva evaluación del país”, según Transparencia Mexicana (TM) filial de la primera.
Todos los años TI publica el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC). Registra la sensación de la gente y no necesariamente la realidad de un país, pero la experiencia demuestra que existe una relación clara entre realidad y percepción.
En versión de TM las reformas en materia de corrupción y la creación del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), que todavía no opera, no lograron reducir el impacto que causa en la gente los continuos casos de corrupción que conoce y afectan a las instituciones públicas.
La percepción no va a cambiar, incluso se puede hacer más negativa de no darse la transformación institucional y acciones sistemáticas y contundentes, para desmantelar las redes de corrupción que golpean a las instituciones públicas, según TM.
De los 35 países que integran la OCDE, Dinamarca y Nueva Zelanda son los países vistos como menos corruptos. Chile, ocupa la posición 21. De los socios de México en el TLCAN, Canadá tiene la posición ocho y Estados Unidos la 16. Nuestro país ocupa la última.
TI y TM en este informe, para combatir la corrupción, hacen al Estado mexicano estas recomendaciones:

Ver la corrupción y la impunidad como una excepción y no como una regla. Las redes de corrupción de empresas y funcionarios públicos deben ser investigadas, perseguidas y desmanteladas.
Crear una Fiscalía General de la República autónoma, independiente y capaz, para asegurar que la lucha anticorrupción no dependa de la política y los políticos.
Que el Congreso Federal y los Congresos Locales actúen como un real contrapeso del Poder Ejecutivo.
Acelerar la creación de Sistemas Locales Anticorrupción. Hay 19 estados que todavía no lo han hecho.
Garantizar la apertura gubernamental, la integridad y la apropiada fiscalización del erario público.

Elemento central que explica el ánimo social de enojo y desaprobación de la política, los partidos y los políticos está relacionada de manera directa con la percepción de que en estos años ha crecido la corrupción en el gobierno federal y en los estados y municipios. Sea cierta o no, en todos los sectores sociales, gana camino la idea de que éste es el gobierno más corrupto en la historia del país.
06 DE FEBRERO 2017
Después de la crisis de 1930, “Alemania destrozada, busca levantarse, busca identidad, busca un líder, alguien que le devuelva la identidad y hay un muchachito que se llama Adolfo Hitler y dice ‘yo puedo, yo puedo’. Y toda Alemania vota por Hitler”, afirma el papa Francisco.
El 20 de enero Antonio Caño, director de El País, y Pablo Ordaz, su corresponsal en Roma, entrevistan al papa por más de una hora en Casa de Santa Marta, el sitio donde vive dentro del Vaticano. Uno de los temas es el de los “salvadores” de los pueblos en época de crisis. Los hay de derecha e izquierda y siempre son un fraude.
“Hitler no robó el poder, continúa el papa, fue votado por su pueblo, y después destruyó a su pueblo. Ese es el peligro. En momentos de crisis, no funciona el discernimiento y para mí es una referencia continua”. (El País, 22.01.17).
El papa caracteriza una situación en la historia de los países, pero no hace referencia a alguno de esos personajes en la actualidad. Al lector queda el poner los nombres. Son líderes como Trump, de la derecha conservadora, o lo fue Hugo Chávez, de una pseudoizquierda. Los dos elegidos por el voto.
En esa situación, los pueblos dicen “busquemos un salvador que nos devuelva la identidad y defendámonos con muros, con alambres, con lo que sea, de los otros pueblos que nos puedan quitar la identidad. Y eso es muy grave”, afirma el papa.
El caso de Alemania en 1933 “es típico, un pueblo que estaba en crisis, que buscó una identidad y apareció ese líder carismático que prometió darles una identidad, y les dio una identidad distorsionada y ya sabemos lo que pasó”, concluye el papa.
En la actual situación los lectores de la entrevista, yo entre ellos, no pueden dejar de pensar que el papa, sin decirlo o incluso sin proponérselo, está haciendo referencia a Donald Trump, de la derecha, o a Nicolás Maduro, el presidente de Venezuela, de la pseudoizquierda.
La historia ha demostrado una y otra vez que cuando los pueblos eligen a un redentor, a un salvador, no a un jefe del Estado o del gobierno, siempre se equivocan y terminan por pagar muy caro su error.
No pienso que Donald Trump va a hacer la excepción. El que se ofreció como salvador de un país en decadencia y profunda crisis y como el único capaz de devolverle su grandeza va a terminar en un gran fracaso y hacer un daño incalculable a su país y a quienes votaron por él.
En México, para la elección presidencial del 2018 necesitamos políticos, hombres y mujeres, con propuestas atractivas y razonables. El país no requiere redentores. Hay que cuidarse de ellos. Los salvadores de izquierda o de derecha conducen siempre al desastre. No hay excepciones.
W Radio
10/02/2017
Net Noticias
01/02/2017
Diplomado
Caricaturas