medios y poder 19 DE MAYO 2017
La relación entre medio y poder se pervierte, no puede ser de otra manera, cuando media el dinero a través de la relación comercial entre estos dos actores, incluso cuando es transparente, que es la excepción.
No puede haber una relación sana, siempre tiene que ser perversa, cuando uno cobra y el otro paga la cobertura noticiosa que se disfraza a través de la venta-compra de publicidad. En el actual mercado de los medios se vende y se compra todo a nivel nacional, pero sobre todo en los estados. Se pueden vender-comprar las primeras páginas de los periódicos y también los minutos estelares de la radio y la televisión.
Algunos gobiernos, empieza a ser común, en acuerdo con los medios, dan contratos a estos en otra actividad empresarial (constructoras, venta de productos ...), para esconder cuánto es lo que se gasta en publicidad.
La perversidad de la relación crece y no parece tener límites. El periodismo deja de ser tal, para convertirse en
propaganda diseñada por el gobierno y ejecutada por los medios, algunos de manera más burda que otros. En el país, solo existe una forma de romper radicalmente esta lógica perversa. Y es que por ley se prohíba que los tres órdenes de gobierno se puedan anunciar y por lo mismo comprar publicidad.
En las democracias más avanzadas existe esta prohibición. El dinero público no es para que el político o el funcionario se promueva y tampoco para que anuncie las obras de su gobierno sino para que se invierta en las obras y en los servicios que está obligado a prestar.
La prohibición de que los gobiernos compren publicidad y los medios la vendan obliga a los dos a una nueva relación. El gobierno tiene que mejorar de manera radical su comunicación y los medios elevar la calidad de su trabajo, para realmente hacer periodismo.
En el país urge que un grupo de legisladores progresistas y con visión de futuro, pueden ser de derecha e izquierda, aprueben una propuesta de ley que prohíba la compra de publicidad oficial.
El día que pase vamos a ganar todos. La ciudadanía, porque las inmensas cantidades que hoy se destinen a los medios se van a invertir en carreteras, escuelas, hospitales y porque va a disponer de mejor información. El gobierno porque no va estar sujeto a la presión de los medios y va a poder canalizar más recursos a la obra pública. Los medios que desaparecen son los que sólo se sostienen a expensas del gobierno y van a verse obligados a hacer un mejor periodismo.
En 1915, José Dutriz, fundador de la Prensa Gráfica, un diario de El Salvador, que se sigue publicando, escribió: “La principal misión del periodista es decir al pueblo la verdad, y su más imperiosa necesidad es lograr ser independiente. El propietario de un periódico que necesita para sostenerlo de las subvenciones gubernativas o de ayuda de partidos políticos, ha fracasado en su alta misión defender lealmente a los intereses de la comunidad”.
No sé si hoy este periódico, que es muy conservador, reciba o no dinero del gobierno o de alguno de los dos grandes partidos que hay. Coincido con la posición de su fundador. Si para financiar a un medio interviene el dinero del gobierno o un partido político necesariamente se establece una relación perversa entre el poder y los medios.
Es ya histórica aquella frase del presidente José López Portillo (1976-1982): “No pago para que me peguen”. Los políticos pagan a los medios, para que los traten bien. Los medios cobran a los políticos para garantizar ese tratamiento. Siempre habrá excepciones que confirman la regla. En todo caso son contadas.
El periodismo que se hace en México, a nivel nacional y en los estados, en muy buena medida está condicionado por esta relación. Sin nuevos términos de la relación medios y poder, la democracia siempre estará en deuda.
Recomiendo lectura
16 DE MAYO 2017
El Senado una vez más difirió el nombramiento del fiscal anticorrupción. Ya son casi tres años que ha pospuesto esa decisión. Ahora amplía ese tiempo. Todos los partidos demuestran su falta de voluntad política en hacer realidad el compromiso que dicen tener con el combate a la corrupción.
Esto impide que entre en vigor el Título X del Código Penal Federal, que en su artículo transitorio primero señala: “El presente decreto entrará en vigor a partir del nombramiento que el Senado de la República realice del Titular de la Fiscalía Especializada en materia de delitos relacionados con hechos de corrupción”.
Los senadores de los diversos partidos saben bien que la consecuencia de no aprobar al fiscal anticorrupción retrasa la entrada en operación del Sistema Nacional Anticorrupción. En principio, no hay milagros, la situación va a empezar a cambiar cuando el sistema tenga todas sus partes.
“La falta de nombramiento del fiscal anticorrupción manda una mala señal y hace poco creíble el discurso anticorrupción de las fracciones parlamentarias”, plantea María Amparo Casar, presidenta de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad. Coincido con ella.
Los partidos políticos, sobre todo el PAN y el PRI, se culpan de no darse el nombramiento. Los panistas dicen que los priistas quieren un fiscal y una Fiscalía a modo, y éstos que los panistas no quieren votar el nombramiento del fiscal a pesar de que ya están dadas todas las condiciones.
El PT en el Senado, ahora filial de Morena, pide un periodo extraordinario en julio próximo para hacer el nombramiento, pero antes exige que haya una reforma constitucional para dotar a la Fiscalía de verdadera autonomía e independencia. Y también una propuesta de nueva Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República.
En cualquier caso, ante el retraso en el nombramiento de hacerse ahora, el fiscal ya nombrado sólo estará en el cargo un año y meses. Se sabe que los actuales candidatos están cada vez menos interesados en ser nombrados para unos cuantos meses. Uno de ellos ya renunció.
Por lo pronto, el Senado ha violado y sigue violando la Constitución, al no cumplir la fecha que se fijó para el nombramiento del fiscal. Hay políticos y partidos interesados en que en este sexenio no se nombre el fiscal. Hacen todo para que eso ocurra. Conviene a sus intereses.
El PRI, en la imagen pública, es el partido que más pierde al no nombrarse el fiscal. La gran mayoría de los ciudadanos asocia a ese partido con la corrupción y piensa que no quiere que se nombre al fiscal precisamente para que no se investigue y juzgue a los funcionarios púbicos que militan en ese partido.
15 DE MAYO 2017
¿Cuáles serán los datos que maneja el presidente Donald Trump, para articular su visión del TLCAN? ¿Es realmente un tratado injusto para Estados Unidos? ¿Es cierto que ha provocado desempleo en ese país? ¿Se justifica la postura de Trump? ¿Qué datos hay que considerar para tomar una decisión sobre un nuevo tratado?
El PIB sumado de los tres países asciende a 21 billones de dólares. En 2016, el intercambio comercial conjunto ascendió a 1.2 billones de dólares. En 1994, cuando el tratado entró en vigor, era solo de 290,000 millones de dólares. El crecimiento ha sido de más del 400 %.
En 2015, de ese total, el intercambio entre Estados Unidos y Canadá alcanzó los 660,000 millones y el de Estados Unidos y México los 530,000 millones de dólares. Todo indica que muy pronto el segundo será mayor que el primero. El comercio entre Canadá y México es de 30,000 millones de dólares, diez veces más que antes del tratado.
En los 25 años que tiene el TLCAN, la inversión se triplicó. Las empresas de Estados Unidos han invertido 425,000 millones de dólares en México y Canadá. Y estos dos últimos países 240,000 millones de dólares en el primero. Son 140,000 pequeñas y medianas empresas de los tres países que participan en el tratado.
Los puestos de trabajo asociados al tratado que se han perdido en Estados Unidos se estiman en 680,000 y los generados por el mismo en cinco millones de nuevos empleos. La relación es de uno a siete y medio. La pérdida se concentra en los Estados de Michigan, Nueva York, California y Texas.
En Estados Unidos los Estados más beneficiados por el tratado, en su relación con México, son Texas, California, Michigan, Illinois y Arizona. Y en su relación con Canadá, Michigan, Illinois, California, Texas y Ohio. En el caso de México los Estados más beneficiados son los de la franja fronteriza y dentro del territorio donde hay concentración de industria automotriz, aeronáutica y productos agropecuarios para la exportación.
 
Ahora nuestro país es el tercer socio comercial de Estados Unidos después de China y Canadá. Y en dos o tres años más será el segundo. El comercio con el vecino del norte crece a una tasa anual del 8.0 %. México importa de Estados Unidos más que la suma de lo que hacen China, India, Rusia y Brasil.
Para diez estados, México es el primer lugar de sus exportaciones y para 20 el segundo. En suma, para 30 de los 50 estados que integran al país vecino el comercio con México resulta fundamental. Es una intensa relación de doble vía que día a día se hace cada vez más grande.
Desde hace 100 años más del 80% de las exportaciones mexicanas se dirigen al mercado de Estados Unidos. Ha crecido el número absoluto, pero se mantiene el relativo. En los años del tratado el promedio anual del superávit ha sido de 60,000 millones de dólares a favor de nuestro país. En los últimos años, el de China es de 360,000 millones de dólares y el de Alemania de 70,000 millones de dólares.
En estos meses a Trump sus asesores lo deben de haber puesto al tanto de esta información y más. En todo caso su discurso sobre el tratado no se corresponde con la realidad. En días recientes, la Embajada de México en Washington ha enviado a funcionarios de la nueva administración información del tipo de la que aquí se ofrece.
En la Casa Blanca y dentro del Partido Republicano hay posiciones divergentes sobre el futuro del TLCAN y también sobre lo que se debe o no negociar y los tiempos para hacerlo. Ante los resultados de estos 25 años y el positivo proceso de integración de los tres países conviene que se imponga la postura pragmática sobre la ideológica.
Pasajeros
10 DE MAYO 2017
El pasado 28 de abril, la Cámara de Diputados, por una gran mayoría, aprobó la legalización-regulación de la mariguana con fines médicos. Es un paso adelante en la dirección correcta. Es victoria de la sociedad en su conjunto y en particular de los líderes sociales que por años han venido trabajando porque esto se hiciera realidad.
Con esta decisión se modifican la Ley General de Salud y el Código Penal Federal. Ahora se acepta el cultivo en el país con fines de investigación y también para la elaboración de medicamentos derivados de la mariguana. Se contempla también, ya sucedía para casos particulares, la importación de medicamentos.
Con esta aprobación los sectores más conservadores del gobierno y los partidos quedan rebasados. Más de 80% de la sociedad aprueba la legalización de la mariguana médica. El documento surge de una iniciativa que el presidente de la República manda al Congreso en abril del 2016.
El dictamen afirma que “la siembra, cultivo o cosecha de plantas de mariguana no será punible cuando estas actividades se lleven a cabo con fines médicos y científicos, en los términos y condiciones de la autorización que para tal efecto emita el Ejecutivo”. Ahora falta por diseñar y aprobar las leyes reglamentarias.
Toca a la Secretaría de Salud (SS) otorgar la autorización para poner a la venta, en farmacias, los productos medicinales derivados de la mariguana. Toca al Consejo de Salubridad General, a partir de los resultados de la investigación nacional, conocer el valor medicinal que lleve a la producción de los fármacos que se deriven de la mariguana.
Las autoridades, por años renuentes, terminaron por reconocer, a través del Consejo Nacional Contra las Adicciones, cuyo titular se había manifestado abiertamente en contra de la legalización-regulación, que la mariguana tiene claro potencial terapéutico para ayudar a tratar el cáncer, sida, glaucoma, esclerosis y algunas formas de epilepsia.
La decisión de los legisladores termina con años de franco oscurantismo que se negaba a reconocer, aunque estuviera probado por la ciencia, el valor de ciertos derivados de la mariguana para tratar los efectos de determinadas enfermedades. En Estados Unidos, ya la mitad de sus estados tiene legalizada-regulada la mariguana médica.
Esta aprobación va a impedir, para siempre, el calvario que han tenido que vivir familias, para obtener de las autoridades médicas el permiso para importar medicamentos derivados de la mariguana, para que sus familiares disminuyan sus sufrimientos y tengan una mejor calidad de vida.
La medida abre el espacio a la investigación científica, en los hechos estaba prohibida, y a la creación de una industria nacional que desarrolle medicamentos derivados de la mariguana. Genera también la oportunidad para que los agricultores se dediquen a su cultivo en forma legal.
En este caso particular, el diseño de las leyes reglamentarias es muy importante. Se trata no sólo de dar lugar a una nueva actividad médica, científica, industrial y comercial sino cerrar el espacio al abuso y la arbitrariedad de las autoridades, sobre todo de las policiales, que por años han medrado con la prohibición.
En medio del ruido político, de los escándalos de corrupción, de la impunidad de quienes quebrantan la ley, de políticos que huyen y se esconden, para evadir la justicia, pasa casi desapercibido este avance de carácter histórico, que sí contribuye a cambiar al país. Es una lástima, pero la realidad, con todo, se hará valer.
09 DE MAYO 2017
En Venezuela, la mayoría de las muertes en las manifestaciones de la oposición se atribuyen a Los colectivos, grupos parapoliciales creados y armados por el chavismo. Se crearon para apoyar a la revolución de manera pacífica, pero ahora amedrentan y también asesinan a quien no está de acuerdo con el gobierno.
Operan en los barrios y a bordo de motocicletas, llevan las caras cubiertas y están armados. Diversas grabaciones prueban que éstos han disparado sobre las manifestaciones con el propósito de que los asesinatos, a mansalva, desanimen la movilización opositora.
Los integrantes de Los colectivos están protegidos por la policía, son parte informal de la misma, y muy pocos han ido a la cárcel. A pesar de evidencias grabadas ninguno ha ido a presión por los asesinatos cometidos durante las últimas marchas opositoras.
Analistas coinciden que la mayor actividad de Los colectivos se relaciona con el declive de la presidencia de Nicolás Maduro, todo indica que ya no solo operan bajo las órdenes de la policía, sino también actúan por su propia cuenta e intereses.
En un documento de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), hecho público, se dice que “Los colectivos mantienen no solo un control absoluto del territorio de su sector, sino que también poseen el monopolio de los recursos que el Estado entrega a las comunidades, lo cual les da un poder de fluencia que le permite dominar a todos los miembros de la comunidad”.
Investigaciones de prensa señalan que estos grupos actúan de manera concertada con la policía, para reprimir a las manifestaciones opositoras al gobierno. Líderes de organizaciones de la sociedad civil condenan este contubernio entre los parapolicias y las autoridades. Y denuncian que actúan abiertamente al amparo de la policía.
Es evidente que estos grupos tienen cada vez más fuerza y actúan, bajo el terror, de manera impune en sus comunidades. Y al mismo tiempo reciben órdenes de los mandos policiales, para actuar en determinadas ocasiones. Es el caso de las manifestaciones.
El método de Los colectivos es la violencia. Aterrorizan a las comunidades, extorsionan a los comerciantes, atacan y dispersan manifestaciones de la oposición, agreden a periodistas y líderes contrarios al gobierno.
En su accionar cuentan con la protección de los mandos de la policía chavista, para ella trabajan. Su función es el control social mediante la violencia. Son parte del proyecto del Socialismo del Siglo XXI.
08 DE MAYO 2017
El 26 de abril por la mañana, a días de cumplir 100 días en el cargo, el gobierno del presidente Donald Trump hizo público que Estados Unidos se salía del TLCAN. La noticia provocó la reacción inmediata al interior de ese país, sobre todo entre de los agricultores y ganaderos, y en los gobiernos de México y Canadá.
The Washington Post ha hecho un esfuerzo por reconstruir lo que sucedió ese día y lo que provocó que una decisión del presidente Trump, al parecer imprevista y desbocada, horas después fuera la contraria. El jueves 27 entrevistaron a Trump y otros integrantes del gabinete.
Al empezar a correr la noticia, que pronto se hizo mundial, dirigentes de organizaciones estadounidenses de productores de granos y de carne empezaron a llamar a sus contactos en la Casa Blanca manifestándose en contra de la supuesta decisión presidencial.
El tenor de las llamadas es que sus agremiados habían votado por Trump y éste no podía poner en riesgo sus ventas a México, su principal comprador, que en el 2016 importó 18,000 millones de dólares en productos agropecuarios y esa cantidad tiende a crecer.
Los productores de maíz amarillo viven de las ventas a México, en el 2016 exportaron 16 millones de toneladas por un valor de 2,600 millones de dólares. Los productores de carne de puerco 1,400 millones de dólares y los de lácteos 1,200 millones de dólares.
A la llamada de los dirigentes de las grandes organizaciones de productores de granos y carne siguió la de cientos de sus afiliados que hicieron presión directa, en el marco de una estrategia, sobre la Casa Blanca.
El presidente de México y el primer ministro de Canadá, al conocer la noticia, hablaron y acordaron tener una misma posición ante el gobierno de Trump; si se anuncia de manera oficial el abandono de Estados Unidos del TLCAN ambos países no volverían nunca más a la mesa de negociación.
De acuerdo con The Washington Post, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, el de Agricultura, Sonny Perdue, y su yerno y asesor, Jared Kushner, hablaron con Trump, para ponerlo al tanto de la posición de los dirigentes agropecuarios, de los productores y de la postura compartida de México y Canadá.
Trump, dijo el periódico, “ya tenía todo listo para terminar el tratado. Ansiaba terminarlo. Lo iba a hacer”, pero dio marcha atrás ante los argumentos que se le dieron del impacto económico y político que su decisión tendría al interior de Estados Unidos y con sus vecinos.
La reconstrucción de los hechos realizada por The Washington Post plantea que Trump ya había decidido cambiar de opinión cuando el primer ministro de Canadá y el presidente de México lo llamaron, para manifestarle su preocupación y buena voluntad para renegociar el TLCAN.
Trump sostuvo en su retractación que “he decidido que en lugar de cancelar el TLCAN, que sería un gran shock para el sistema, vamos a renegociarlo” y añadió que “si no puedo hacer un acuerdo justo para Estados Unidos, voy a cancelar el TLCAN. Pero vamos a darle a la negociación una buena y fuerte oportunidad”.
Otra versión plantea que la idea de la ruptura del tratado era un proyecto del consejero Steve Bannon, en el entendido de que ésta gustaba a Trump, pero el sector realista, encabezado por Gary Chin, jefe de los asesores económicos, consiguió demostrar lo absurdo de la idea y Trump dio marcha atrás.
Este episodio pone a la vista, una vez más, de un lado las distintas posiciones en pugna que están presentes en la Casa Blanca, los ultraderechistas y los realistas o pragmáticos, y también la personalidad bravucona, veleidosa y contradictoria de Trump. Es cada vez más difícil que los gobiernos y los medios lo puedan tomar en serio.
03 DE MAYO 2017
El domingo 7 de mayo, faltan cuatro días, tiene lugar la segunda vuelta en la elección Presidencial de Francia. Participan el centrista Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen. Los partidos tradicionales y sus candidatos no fueron votados en la primera vuelta. Hay un evidente cambio de preferencias en el electorado.
Hoy en Francia, la elección ya no se da en los términos de la tradicional disputa entre derecha e izquierda. Ahora la contienda es, como bien lo plantea Marc Bassets, entre europeístas y soberanistas, liberales y proteccionistas, reformistas y populistas.
Macron nunca había participado como candidato y la primera vez que lo hace es por la Presidencia; gana la primera vuelta (24.01 por ciento). Plantea que las categorías izquierda y derecha son obsoletas y que ahora la disputa es entre progresistas y conservadores. En la izquierda y la derecha hay de unos y de otros. El domingo llama “a los patriotas a enfrentar la amenaza de los nacionalistas”.
Le Pen quedó en segundo lugar (21.30%) y es la segunda vez que la ultraderecha llega a disputar la segunda vuelta. La anterior fue en el 2002 con Jean-Marie Le Pen, padre de la actual candidata del partido Frente Nacional (FN). El domingo ella convoca al rechazo de los migrantes y plantearse la posibilidad de salir de la Unión Europea.
La votación de la primera vuelta puso en evidencia la existencia de lo que Jacques Attali llama la Francia del interior, más cerrada y pesimista, y la del exterior, más abierta y optimista. Macron gana en las grandes ciudades y Le Pen en los pueblos, en la Francia periférica como la llama el geógrafo Christophe Guilluy.
Los sectores más educados votaron por Macron y los menos por Le Pen. Los jóvenes, la franja entre 25 y 34 años, votó por Macron y la población de mediana edad y mayor por Le Pen. Los trabajadores manuales con bajos ingresos familiares votaron por Le Pen y los trabajadores calificados y con ingresos familiares medios por Macron.
El próximo domingo se enfrentan dos proyectos: el de Macron que es abierto y con el que se identifican las personas que están contentas con su actual situación y abiertas al mundo, que incluye la migración, y el que representa Le Pen antisistema, nacionalista a ultranza y que convoca a quienes no están de acuerdo con su situación y tampoco quieren abrirse al mundo y rechazan la migración.
En la segunda vuelta de la elección del 2002, todos los partidos se unieron contra el ultraderechista Jean-Marie Le Pen. En esa ocasión Jacques Chirac ganó con 82% de los votos. Ahora se espera algo muy semejante. Todos los que no quieren la llegada al poder de la ultraderecha se van a unir. Las últimas encuestas dan a Macron 62% de los votos y a Le Pen 39 por ciento. Ya veremos.
02 DE MAYO 2017
Una vez que han pasado los primeros 100 días del gobierno del presidente Donald Trump conviene recordar quién constituye el electorado que votó por él. Ahora las encuestas dicen que solo entre el 2 y el 3 por ciento de los que votaron por él se arrepienten.
Durante la campaña y después de la elección el consorcio Edison Research Election Pool – conformado por ABC News, The Associated Press, CBSNEWS, CNN, FOX News y NBC News – realizó una investigación sobre el perfil del votante que eligió a Trump.

Que es un hombre (53 %).
Que es de color blanco (58 %).
Que tiene 45 años en delante (53 %).
Que no tiene un grado universitario (67 %).
Que vive en una ciudad rural (62 %).
Que es conservador (81 %).
Que es protestante o cristiano (58 %).
Que es blanco evangélico (81 %).
Que va una vez de la semana a la iglesia (56 %).
Que está casado (53 %).
Que tiene el servicio militar (61 %).
Que en política, los temas que más le interesa son inmigración (64 %) y terrorismo (57 %).
Que considera que hoy día tiene una peor economía (78 %).
Que piensa que los extranjeros le roban el trabajo (65 %).
Que quieren que deporten a los inmigrantes (84 %).
Que desaprueba el trabajo de Obama (90 %).
Que está enojado con el gobierno actual (77 %).
Que cree que debe construirse un muro (86 %).
Que cree que Trump dará un gran cambio (83 %).
Que cree que Trump tiene el temperamento para gobernar Estados Unidos (94 %).

Son cada vez más los estadounidenses que rechazan la gestión de Trump, pero hasta ahora su electorado, el que se define en el perfil, le sigue siendo fiel. ¿Qué va a pasar si no les cumple con la promesa del muro, la deportación masiva de migrantes sin papeles y la renegociación dura del TLCAN?
26 DE ABRIL 2017
Ya nunca más una prueba obtenida bajo tortura será válida en México. En términos legales se pone fin a una acción aberrante, pero muy frecuente en el sistema de impartición de justicia en el país. Una y otra vez los organismos internacionales condenaban a México por esta práctica. Esperamos que de verdad sea erradicada para siempre.
El 19 de abril pasado, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad el dictamen que expide la nueva Ley General para Prevenir, Investigar y Sancionar la Tortura y Otros Tratos y Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes. Es un hecho histórico. Se pone fin a una época vergonzosa del sistema de impartición de justicia.
En el Senado se originó la propuesta a partir de una iniciativa del presidente de la República. En la Cámara de Diputados se hicieron modificaciones muy pertinentes y ahora ha vuelto al Senado para su aprobación definitiva. Se espera que después de haber sido votada por unanimidad, los senadores ya no hagan ninguna modificación y la ley pueda ser publicada lo más pronto posible.
La nueva ley incorpora las recomendaciones hechas por el Alto Comisionado de la Organización de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, y así el país pone fin a un reclamo internacional que desde hace décadas le exigía a México que combatiera en sus leyes la tortura como instrumento de investigación y prueba en los procesos judiciales. Ese día llegó.
“La ley es general e integral, es decir, será de obligatoria observancia para las autoridades de los tres órdenes de gobierno; cubre la prevención, investigación, juzgamiento y sanción de los responsables, así como la reparación de víctimas. Asimismo, prevé que la investigación y persecución de la tortura serán imprescriptibles”, afirma el diputado Armando Luna Canales, presidente de la Comisión de Derechos Humanos.
Ahora hay una ruta para dejar atrás años de violencia sistemática de los derechos humanos por parte de las autoridades. A partir de esta ley los tres órdenes de gobierno reciben un mensaje claro: en México no hay cabida a la tortura. Después de la aprobación del Senado y del diseño y aprobación de las leyes reglamentarias, se requiere que se pongan en operación todos los mecanismos necesarios para poder prevenir, sancionar y eliminar para siempre el delito de la tortura.
La Oficina del Alto Comisionado de la ONU en México felicitó a la Cámara de Diputados por haber sacado adelante la ley y destacó que esta aprobación sitúa a México en la ruta de reconocer, respetar y validar los Derechos Humanos. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) también se unió a las felicitaciones. Hay conciencia de que la ley cumple con los más altos estándares internacionales. ¿La haremos realmente valer?
W Radio
10/03/2017
Net Noticias
10/05/2017
Caricaturas