Los negociadores del TLCAN 11 DE ENERO 2017
El presidente Donald Trump nombró a Robert Lighthizer (69) como representante Comercial de Estados Unidos. Es un paso más hacia la implementación de su ya anunciada política comercial proteccionista. No hay ninguna duda de que va en serio y esa será una parte medular de su gobierno.
Lighthizer, acérrimo promotor del proteccionismo como lo define Financial Times, fue el segundo en ese cargo durante el gobierno del presidente Ronald Reagan en los ochenta. En estos últimos años como socio de la firma de abogados Skadden Arps ha representado los intereses de la industria siderúrgica estadounidense.
Se espera que el Senado apruebe esta nominación y así Lighthizer va a trabajar de manera coordinada con el ya nombrado secretario de Comercio, el multimillonario Wilbur Ross y con el economista Peter Navarro, cabeza del recién creado Consejo de Política Comercial e Industrial de la Casa Blanca.
Ellos tres serán los que van a diseñar la nueva política comercial de Estados Unidos y renegociar los tratados comerciales que tienen. Cada uno por separado se ha manifestado en contra del libre comercio y a favor del proteccionismo. México, Canadá y China, para comenzar, ya conocen quiénes serán los negociadores estadounidenses.
Trump al anunciar el nombramiento dijo que “Lighthizer realizará un trabajo sobresaliente como representante de Estados Unidos en nuestra lucha por obtener acuerdos comerciales que den primacía al trabajador estadounidense” y añadió que “él ha luchado reiteradamente desde el sector privado para impedir que malos acuerdos perjudiquen a los estadounidenses”.
La posición de Lighthizer es clara: “hay una gran diferencia entre el impacto de los acuerdos comerciales para las empresas de Estados Unidos y los trabajadores. Las empresas se han adaptado invirtiendo capital en el exterior, lo que supone que estamos exportando trabajos e importando productos, en lugar de hacerlo al revés”.
Para conocer mejor lo que piensa este texto escrito en The New York Times (2008): Los promotores estadounidenses del libre comercio lo abrazan de manera desenfrenada “incluso mientras ayudan a China a convertirse en una superpotencia. Ellos sólo ven líneas brillantes incluso cuando significa rendirse ante los caprichos de los burócratas antiestadounidenses de la OMC (...) No ven nada más que un dogma, no importa cuántos empleos se pierdan, cuánto suba el déficit comercial o cuan bajo caiga el dólar”.
El gobierno de Trump ya nombró a su equipo y planteado de manera general las líneas que seguir en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Esto obliga a preguntar: ¿Cuál es en la posición del gobierno de México? ¿Cuál es la estrategia de negociación? ¿Quiénes son los negociadores? ¿Hasta dónde se está dispuesto a llegar? ¿Cuáles son los escenarios alternativos? ¿Cómo va a comunicarse en el marco de la negociación? Son preguntas que ya deberían tener respuesta.
Recomiendo Lectura
10 DE ENERO 2017
En 2016, en el mundo viajaron al extranjero 1,240 millones de personas, que supone un crecimiento del 3.5 % con relación al año anterior. La actividad representa el 10 % de la economía mundial, según la Organización Mundial del Turismo (OMT).
De cada once empleos que se crean a nivel mundial uno lo genera la actividad turística. En 2015, 284 millones de personas se dedicaban a esta actividad. En el continente Americano el turismo en ese mismo año generó 16 millones 859 mil empleos directos.
En 2016 el turismo superó el porcentaje del crecimiento de la economía mundial, según el Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC, en inglés). Un estudio realizado por esta organización, que comprende 184 países, en 127 de ellos el porcentaje del PIB que genera esta actividad creció por arriba de otras actividades.
El turismo en el mundo crece por el aumento mundial de las familias con ingresos de clase media, el envejecimiento de la población, que es un sector que tiende a viajar más y el aumento de la conectividad entre destinos, que permite viajar con mayor facilidad, de acuerdo a la WTTC.
La actividad turística aumenta a pesar de los ataques terroristas, los brotes de enfermedades, la fluctuación de las divisas y diversos tipos de problemas geopolíticos que tienen lugar en diferentes partes del mundo. Esto muestra, dice la WTTC, la fortaleza del sector a nivel mundial.
En 2015, los diez países con el mayor número de visitantes son: Francia con 84.5 millones, Estados Unidos con 77.5 millones, España con 68.2 millones, China con 56.9 millones, Italia con 50.7 millones, Turquía con 39.5 millones, Alemania con 35 millones, Reino Unido con 34.4 millones, México con 32.1 millones y Rusia con 31.3 millones.
Del 2016, todavía no se conocen las cifras precisas. Se puede adelantar que los primeros sitios se mantendrán igual. Y que Turquía tendrá una caída relevante y México un aumento que lo pueden colocar una o dos posiciones arriba, para pasar del lugar nueve al ocho o al siete.
Los diez países que más ingreso generan por esa actividad son: Estados Unidos, 204,500 millones de dólares; China, 114,100 millones de dólares; España, 56,500 millones de dólares; Francia, 45,900 millones de dólares; Reino Unido, 45,500 millones de dólares; Tailandia, 44,600 millones de dólares; Italia, 39,400 millones de dólares; Alemania, 36.9 millones e dólares; Hong Kong, 36.2 millones de dólares; Macao; 31,3 millones de dólares.
En 2015, en términos de ingreso México ocupó la posición 16 con 17,700 millones de dólares. En 2014 estaba en el lugar 22 y el ingreso fue 16,200 millones de dólares. De un año a otro avanza siete posiciones y el flujo aumenta en 1,500 millones de dólares. Todo indica que en los próximos años la posición de México en estos dos rubros va a mejorar.
09 DE ENERO 2017
El aumento de los precios a todos nos molesta, pero es necesario valorar si esa alza está o no justificada. Y también tratar de comprender qué ocurriría si éstos se mantienen y no se elevan. En el caso particular del precio de la gasolina hay mucha confusión y una mala estrategia de comunicación del gobierno.
El país importa entre 70 y 80% de la gasolina y el diesel. Por muchos años el gobierno subsidió su precio en beneficio de los que tenemos auto y en perjuicio de los que no lo tienen. Esa política de subsidio, que nunca debió haber existido, se eliminó.
Ahora, la gasolina se vende a lo que cuesta en los mercados internacionales. El aumento era algo que ya se preveía. En el 2016, los precios de la gasolina que importa México de Estados Unidos se elevaron en 18.2% en dólares y al arranque del 2017 tuvo un aumento adicional de 8.9 por ciento.
El 24 de octubre del 2016, publiqué en estas mismas páginas que “el aumento va a afectar a los consumidores estadounidenses, pero también a los mexicanos. Los especialistas calculan que el próximo año el litro cueste entre los 15.00 y 16.00 pesos. En el corto y mediano plazo no hay posibilidad de incrementar la producción nacional de gasolina. Se va a incrementar la dependencia del mercado de Estados Unidos”.
Hay que asumir, es una nueva realidad, para los consumidores, que en adelante el precio de la gasolina va a subir y bajar, unas veces va a estar más barata y otras más cara, dependiendo de la evolución de los mercados mundiales. A eso hay que añadir que, en el mercado interno, una vez que surja la competencia entre vendedores de ese producto habrá variaciones menores en los precios.
En el 2017 el IVA y el Impuesto Especial a Producción y Servicios (IEPS) a gasolinas no aumentó como lo han dicho algunos. En el 2016, por este concepto, el gobierno obtuvo 263,000 millones de pesos y en este año se estima que será 255,466 millones, que es menor a la del 2016. Ahora, en el incremento del precio de la gasolina no implica mayores ingresos fiscales para el gobierno.
Hay consenso entre los analistas al estimar que el aumento de la gasolina va a impactar en 0.6 puntos porcentuales de manera directa el índice de los precios al consumidor. Así, el aumento de la inflación sería de 1.0%, para que la general en el año se establezca entre 4.5 y 5.0%, que es 1.5% mayor a la del año pasado e igual a la del 2013.
Son muchas las experiencias que demuestran que la venta de gasolina barata es un error que tiene dos implicaciones: subsidiar a las clases medias e invitarlas a que usen más el transporte privado y elevar los niveles de contaminación. Los impuestos del gobierno deben canalizarse a actividades que beneficien al conjunto, a los más necesitados y no sólo a unos pocos.
Los que queremos utilizar el transporte privado debemos pagar lo que cuesta la gasolina y el IEPS. Los que no usan este tipo de transporte no tienen por qué subsidiarnos al renunciar a recibir mejores servicios del gobierno producto de una inversión adecuada y efectiva de los impuestos. La gasolina barata estimula su consumo y aumenta las importaciones subsidiadas. Eso ya nunca más debe ocurrir.
Las fabulosas
04 DE ENERO 2017
Los días finales del año la pasamos en la casa familiar que tenemos en Tepoztlán, Morelos. Una herencia de nuestros padres. Invitamos a algunos amigos y cuando estábamos juntos me percaté, de una manera muy viva, de la realidad contundente de la migración y la globalización. Hay gente que sigue negando, que no acepta, esta realidad que resulta enriquecedora y vital.
Estuvieron Alberto y María Elena. Él, guatemalteco, fue comandante en los años de la guerra civil en El Salvador y ahora viceministro en ese país. Ella, mexicana, participó en la revolución salvadoreña. Su hija Patricia, con pasaporte mexicano y guatemalteco, es médico. Vive en Suecia junto con Antonio, su esposo, también médico, que tiene pasaporte salvadoreño y español.
Los dos estudiaron medicina en El Salvador y antes de llegar a Suecia trabajaron como médicos en España. Su hijo tiene pasaporte salvadoreño y sus dos pequeñas hijas pasaporte español. María Elena, hermana de Patricia, tiene pasaporte mexicano y guatemalteco. Ahora vive y trabaja en El Salvador. En los años de la guerra las dos hermanas vivieron y estudiaron en México y Guatemala, para finalmente volver a El Salvador.
Nos acompañaron también Víctor, que es un periodista salvadoreño que ha vivido en El Salvador, México, Inglaterra, Uruguay y Venezuela. Es corresponsal de la agencia de prensa rusa Novosti. Ahora radica en Puebla con Sandra su esposa, periodista alemana, que es una freelance de medios en Austria y Alemania. En razón de su trabajo todo el año viaja por América Latina. Su hija mayor tiene pasaporte mexicano y alemán y el menor venezolano y alemán.
Estuvo mi sobrina Yolanda, hija de mi hermano Octavio, casada con Luis, un catalán que trabaja en México como director de una trasnacional española. Su hija tiene pasaporte mexicano y español. Ellos invitaron a César, un amigo español, que hace 12 años trabaja en México como representante de una trasnacional alemana y antes lo hizo en media docena de países. También estuvo Anne, periodista alemana de Berlín, que trabaja por un mes en México y habla un estupendo español.
También convivieron César y su esposa. Son mexicanos y hace 26 años viven en Estados Unidos. Ellos y sus dos hijos, tienen pasaporte mexicano y estadounidense. La pareja ahora viven una parte del año en la Ciudad de México y otra en Los Ángeles. Sus hijos hacen la universidad en esa ciudad. Él es un consultor en campañas políticas y realiza su trabajo en Estados Unidos y países de América Latina.
Yo estoy casado con Sybille, una periodista alemana que trabaja en México. Nuestros tres hijos tiene pasaporte mexicano y alemán. La convivencia y la plática fueron divertidas e interesantes y nos abrieron el horizonte. Hablamos de costumbres, de gastronomía, de lugares hermosos y por visitar, de las cosas positivas y negativas que desde nuestra perspectiva tiene el país donde vivimos. Nuestro encuentro es prueba palpable de la positiva y vibrante realidad de la migración y la globalización. Viva la diversidad. Les deseo un año lleno de buenas cosas.
03 DE ENERO 2017
El nombramiento de los integrantes del gabinete del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, echa por tierra un elemento central de la modernidad: la separación entre la política y la empresa, entre los gobernantes y los dueños de los negocios. Ahora van a hacer los mismos.
Los empresarios en directo se hacen del poder. El presidente es un cuestionado empresario, pero también lo es el secretario de Estado, Rex Tillerson, CEO de la petrolera Exxon Mobile, una de las empresas más grandes del mundo.
Lo es también el ministro de Comercio, Wilbur Ross, que se ha dado a conocer en el mundo de los negocios por comprar empresas en quiebra, que luego reestructura. Se le conoce como el “rey de la bancarrota”. En su condición de empresario tiene problemas pendientes con la SEC.
El secretario del Trabajo, el multimillonario Andrew Puzder, es el dueño de cadenas de comida rápida como Carl’s Jr. Está en contra de aumentar el salario mínimo, el pago de horas extras y otorgar seguridad social.
Betsy Devos, la secretaria de Educación, es la heredera del sistema de multinivel Amway. Se ha pronunciado en contra de la Educación pública. Su fortuna se calcula en cinco mil millones de dólares.
Trump celebra su elección y dice que “quiere a gente que ya ha acumulado una fortuna porque ahora negocian, pero junto conmigo” y en su versión es como “haber contratado a un gran jugador de béisbol o a un gran golfista”.
Con los equipos de estos secretarios vendrán otros cuadros de la empresa privada. Ya se han filtrado algunos nombres. ¿Cómo podrá este grupo comprometido con el sector empresarial no caer en un permanente conflicto de intereses? Lo que se debe de esperar es que gobiernen precisamente para los suyos.
La sociedad de Estados Unidos nos sorprende todos los días. Lo ha hecho con la elección de Trump. Habrá que ver cómo se desempeña este gobierno de empresarios. La historia demuestra que, en lo general, siempre hay excepciones, éstos no son buenos para la política y el ejercicio del servicio público.
02 DE ENERO 2017
La reforma energética no se hizo para bajar los precios de los combustibles sino para elevar la producción que desde hace años venía en picada por falta de inversión y tecnología. Y también, para elevar las exportaciones de crudo que se derrumbaron 50%, y con ello los ingresos fiscales derivados de estas ventas.
El especialista en el tema petrolero, Víctor Flores García, colaborador del reconocido portal PetroleumWord, me hace llegar su análisis prospectivo sobre el tiempo en el que en México estarán a la venta los primeros barriles de petróleo de las distintas licitaciones, producto de la reforma energética. Se los comparto.
En el mejor caso, el primer barril de crudo para comercialización de los campos asignados en aguas profundas del Golfo de México saldrá en el 2028. Faltan todavía 12 años. Habrán de pasar los dos años que le quedan a este sexenio (2012-2018), un sexenio más (2018-2024) y al cuarto año del siguiente sexenio (2024-2030), es cuando van estar a la venta los primeros barriles de esos campos.
La comercialización de petróleo de aguas someras empieza en diez años que nos lleva al 2026. También dentro de tres sexenios. En su proyección la venta más temprana será la de los crudos no convencionales de la zona de Chihuahua-Coahuila que podría empezar en el 2019. Esto depende si mejoran los actuales precios del petróleo. En el mejor de los casos faltan tres años. Las licitaciones en campos terrestres comienzan a producir los primeros barriles en el 2020. En el siguiente sexenio.
Para que se haga realidad la producción de 900,000 barriles más, que es la meta propuesta por el gobierno, que equivale a 43% de la producción actual, van a pasar 12 años. Y los 260,000 barriles, 12.5% de la producción actual, producto de las tres primeras convocatorias va a tardar todavía más. Flores en sus proyecciones utiliza información de la Secretaría de Energía.
Las inversiones petroleras son de muy largo plazo. Todos los que trabajan en ese sector lo saben. Son apuestas, es una industria audaz, de alto riesgo. El tiempo en ese sector económico tiene su propio ritmo. Son años de inversiones cuantiosas sistemáticas sin ver retorno. Un día llegará, y en abundancia. Es una exigencia del producto con el que se trabaja.
La realidad es la que plantea Flores y en consecuencia los ingresos fiscales, que pueden y seguramente serán muy atractivos, se van a dar sólo después de que inicie la producción de petróleo. La de mayor envergadura y la que puede ofrecer mejores ingresos al fisco es la de aguas profundas que no se van a dar sino hasta dentro de 12 años.
Lo que sí es una realidad del corto y mediano plazo, resultado de las licitaciones, es la lenta generación de empleos que seguirán el comportamiento que tengan las inversiones. En el caso de aguas profundas va impactar los estados de Tamaulipas y Veracruz. En aguas someras Campeche y Veracruz. En tierra Chiapas y Tabasco. En crudos no convencionales Chihuahua y Coahuila.
La decisión de la reforma energética es correcta y plausible. Debió haberse hecho 25 años atrás. La estrategia de comunicación del gobierno tuvo que preparar a la ciudadanía, de manera pedagógica, para que entendiera los tiempos y las complicaciones de una acción de esta envergadura. Se requería creatividad. El gobierno optó por el triunfalismo y ahora está en medio de una crítica que deslegitima su acertada decisión.
28 DE DICIEMBRE 2016
En cualquier actividad humana el que alguien se sienta moralmente superior a los otros es un peligro. Éste se acrecienta en dos tipos de espacios: el religioso y el político. En la historia mundial y nacional hay muchos casos que manifiestan las consecuencias graves que tiene para la sociedad este tipo de sujetos.
Quien se asume como moralmente superior se siente con derecho de juzgar y condenar a los otros. Él se convierte en el juez justiciero que descalifica y desprecia al que no se sujeta a sus valores y mandatos. Su accionar lo justifica en el principio falso de que él vive en la gracia y los otros en el pecado.
Él es el representante del bien, el emisario de la verdadera doctrina, y los otros, los que no están con él ni le rinden pleitesía, son los representantes del mal y los emisarios de la falsa doctrina. Él dice siempre la verdad y no está obligado a probar sus dichos. Goza de la ciencia infusa.
Desde ese pedestal, endiosado por sí mismo, puede y de hecho hace lo que se le venga en gana. Manda a los suyos y los utiliza a su conveniencia. Éstos se someten a los designios de su pequeño dios. Se establece una relación perversa de mutua dependencia: el que manda y el que obedece. Es la eterna dialéctica del amo y el esclavo.
La vocación del que se siente moralmente superior es la destrucción. A la manera de un profeta bíblico, señala los defectos, los males y con ellos a los responsables de los mismos. En esa acción se crea y legitima. Esa es su misión delante de los suyos y de la historia.
Lo suyo no es la construcción de lo nuevo, de la alternativa, que pasa a un segundo plano. Elaborar propuestas es complejo y compromete y, por lo mismo, acota el espacio de acción del moralmente superior, por eso la evade siempre. Él no está obligado a presentar planes de lo que hará en el futuro. Los suyos no se lo piden. Confían a ciegas en su pequeño dios.
Los seguidores de los moralmente superiores, ya sea en el ámbito religioso o político, son personas que se sienten seguras con las certezas y dogmas que aquellos les ofrecen. Les cuesta, tienen miedo, a la incertidumbre, al cambio permanente y la búsqueda de lo nuevo, para hacer frente a una realidad siempre en transformación.
Cuando los que se asumen como moralmente superiores permanecen lejos del poder, no son un peligro. El campo de acción se limita a su pequeña iglesia en la que pontifican. Los suyos se sienten reconfortados con el discurso, siempre lleno de adjetivos calificativos en contra de los malvados, pero no más.
El problema es cuando esos personajes se hacen del poder.
El daño que éstos pueden ejercer en una sociedad es enorme. En el caso de los políticos la destrucción de la economía y de la política es el resultado. En el caso de los religiosos, el oscurantismo y la vuelta al pasado ya superado es el resultado. La sociedad debe impedir que estos sujetos se hagan del poder. Lo debe hacer por la vía democrática y en el marco del Estado de Derecho. Nunca fuera de él.
27 DE DICIEMBRE 2016
La población mundial es de poco más de 7,000 millones de personas y de ésta 760 millones, el 10.8 %, son adultos mayores de 60 años. En el caso de México en esa condición hay 13 millones de personas, un porcentaje semejante al mundial, según el CONAPO.
En 2030, los adultos mayores en el país van a ser 20.4 millones, en tono al 15 % de la población total. Esa es la tendencia a nivel mundial. La esperanza de vida ha crecido y lo seguirá haciendo en todo el mundo. Es, sobre todo, una conquista de la medicina.
La expectativa de vida en México en la década de los treinta y cuarenta era de entre 40 y 45 años. Ahora es de 75 años, que son entre 30 y 35 años más en un periodo de 70 años. Al final del siglo XXI podrá andar en torno a los 90 años. En los países más desarrollados en los 100 años.
Hoy en México una persona de 60 años se espera que viva por lo menos 22 años más. Para 2050, el promedio de vida será de 80 años. Ahora, por primera vez en la historia, en el país hay más personas mayores de 60 años que niños de menos de cinco años.
En todo el mundo, en algunos países más que otros, la calidad de vida de las personas mayores de 60 años ha mejorado de manera notable y es muy distinta a la del pasado. En un porcentaje importante muchos de esos adultos, me incluyo, viven su etapa más creativa y productiva.
Las primeras generaciones de los médicos especializados en geriatría empezaron a graduarse hace 30 años. En los últimos cinco años ese grupo ha crecido de manera relevante. En el país hay unos 600. Su número es muy menor a las necesidades y en los hechos nunca habrá los especialistas que se necesitan. Los médicos generales tienen que incorporar el enfoque de atención al adulto mayor.
El proceso de envejecimiento es desigual en el país. Los estados con una población de adultos mayores más grandes son la Ciudad de México, el Estado de México y Veracruz. Los que tienen población más joven son Baja California Sur, Colima y Campeche.
Los países en el marco de las políticas públicas deben asumir esta realidad. Está la problemática de las pensiones y la salud, pero también la posibilidad de incorporar a ese sector, en la lógica de ganar-ganar, al trabajo voluntario en campos muy distintos.
26 DE DICIEMBRE 2016
El pasado 24 de octubre, el italiano Franco Coppola, el nuevo nuncio, entregó sus cartas credenciales como representante diplomático del Vaticano en México. Como todos los integrantes de la Secretaría de Estado, es un funcionario con larga experiencia en el cargo. El oficio de la Iglesia católica en este campo es reconocido internacionalmente. Han creado un estilo y una escuela en esa materia.
A su llegada, de manera accidental, se enfrenta al tema del derecho al matrimonio igualitario que se niega reconocer un sector muy conservador de la Iglesia católica, jerarcas y fieles, que se sabe impulsa el cardenal de la Ciudad de México, el duranguense Norberto Rivera, que pronto cumple 75 años y por ley de la Iglesia tendrá que dejar su cargo como obispo y pasar a retiro.
La posición del nuncio, en línea con la del papa, plantea que todas las personas deben gozar de los mismos derechos. Y que los obispos y sacerdotes que quieran pronunciarse sobre el tema deben tener experiencia directa en el acompañamiento de homosexuales y lesbianas. Sostuvo también que es necesario dialogar y comprender al otro, para responder a sus problemas.
El nuncio señala a la jerarquía de la Iglesia mexicana y también a los fieles, que el papa ha dado ya ejemplo de cómo tratar a los homosexuales y lesbianas. Es un ejemplo a seguir. Y añade que debe quedar atrás el repetir mecánicamente, dogmáticamente, lo “que está escrito en los libros”, ése no es el camino “para ofrecer a las personas”. El mundo cambia y la Iglesia también, para acompañarlo.
Es clara la diferencia entre el representante del Vaticano y el cardenal Rivera. La primera habla de apertura y disposición a escuchar y la segunda de cerrazón y dogmatismo. Esta intervención del nuncio, forzada por los acontecimientos, señala cómo piensa y cuál va a ser su actitud. De entrada, no se puede negar, existen posiciones encontradas entre quien llega, Coppola, y el que se va, Rivera.
La labor del nuncio Coppola, por encargo del papa, se sintetiza en una gran tarea; hacer avanzar el proyecto de cambio que propone el sucesor de San Pedro. Se sabe, es público, que no existe una buena relación entre el papa y el cardenal Rivera. Éste, en su conservadurismo, ha sido refractario a las nuevas ideas y prácticas que impulsa Francisco. Ellos se sentían identificados con el proyecto conservador de Juan Pablo II y Benedicto XVI.
Una tarea coyuntural, pero de gran repercusión, es que toca al nuevo nuncio proponer a Roma la terna con los nombres de quien debe sustituir a Rivera en el arzobispado de la Ciudad de México. Éste, por sus actitudes, ha quedado al margen de proponer a su sucesor. La lista va a expresar de manera clara hasta dónde puede avanzar la Iglesia mexicana en el proceso de cambio, de ponerse al día, y de cuál es la verdadera correlación de fuerza del papa en México y Roma.
No es un dato menor, por el peso que el arzobispo de la ciudad, que después será nombrado cardenal, tiene en la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM). La arquidiócesis de México, por el número de sus fieles, es la más grande del mundo.
W Radio
06/01/2017
Net Noticias
11/01/2017
360 grados, una visión global de Iberoamérica
Caricaturas